publicidad
Cristina Kirchner, su hijo Máximo, y Lázaro Báez detrás, salen del mausoleo donde descansan los restos del expresidente argentino.

El extraño caso de Lázaro Báez

El extraño caso de Lázaro Báez

El periodista Douglas Farah reconstruye el caso de uno de los hombres más cercanos al matrimonio Kirchner.

Cristina Kirchner, su hijo Máximo, y Lázaro Báez detrás, salen del mauso...
Cristina Kirchner, su hijo Máximo, y Lázaro Báez detrás, salen del mausoleo donde descansan los restos del expresidente argentino.

Por Douglas Farah

En los últimos años la administración de Cristina Fernández de Kirchner ha enfrentado numerosos escándalos y crisis que se han acercado a las esferas más altas del gobierno.  

A nivel personal, los bienes personales declarados públicamente de la presidenta han incrementado de $1.6 millones en 2003, cuando fue elegido a la presidencia su esposo, Néstor Kirchner, a $18 millones para fines de 2012, finalizando el primer año de la segunda gestión presidencial de Cristina; el incremento es de más de 1,000 por ciento. Y, como demuestra el presente caso, habían varios bienes no declarados.

La gran mayoría del declarado incremento en bienes, que se basa en valuaciones de propiedad muy por debajo del valor en el mercado, apareció en 2008, poco después de que tomara Cristina el mandato.  En ese año, su patrimonio subió de $5.2 millones a $12.7 millones, y luego siguió creciendo en los años subsiguientes.  Los salarios de la presidenta y de su finado esposo Néstor, quien le precediera como presidente, representan menos del 4 por ciento de sus bienes. La explicación de la presidenta es sencilla ¬" fue buen abogada antes de entrar en la vida pública y ha sabido invertir sus ganancias.

publicidad

El vicepresidente Amado Boudou se encuentra bajo investigación judicial por varios casos. El grupo de jóvenes liderado por Máximo Kirchner, hijo de la presidenta, ya controla la política economía, grandes industrias nacionales y el banco central, con resultados catastróficos.

Conocido como “La Cámpora,” el grupo incluye Axel Kicillof, el ministro de economía, y el principal arquitecto de los restrictivos controles sobre la moneda y de políticas sobre exportación e importación. Fue figura clave en la expropiación de la empresa española de petróleo, Repsol.  Fue un alto ejecutivo de Aerolíneas Argentinas, la línea aérea nacional que perdió casi $2 millones al día bajo su liderazgo.

Los casos en contra de Boudou están avanzando lentamente y han dañado al gobierno.  Hay muchas dudas sobre sus bienes personales. Pero ahora Fernández de Kirchner encara dolores de cabeza mucho más grandes.  

En los últimos meses, la presidenta y su círculo más cercano han sido impactados por una serie de informes de investigación por el presentador de televisión Jorge Lanata sobre la inexplicable fortuna amasada por Lázaro Báez. Báez es uno de los asociados de negocios más cercanos a Fernández de Kirchner y un amigo íntimo de su difunto esposo Néstor Kirchner, quien le precediera en la presidencia (2003-2007).

publicidad

El largo y complejo caso ha resultado en serios alegatos de que Báez hubiera movido por lo menos $65 millones a cuentas extranjeras de parte de la familia Kirchner en un periódo de solo seis meses y mucho mas en otros momentos. También que Báez hubiera ayudado a los Kirchner a ganar millones de dólares en la compra y venta de propiedades inmobiliarias, y pagándoles alquileres exorbitantes por otras propiedades. Parece a veces una telenovela, con historias de bóvedas clandestinas llenas de billetes y oro, cuentas millionarias “off-shore” en paraísos fiscales como Panama, Suiza y Seychelles, y el saqueo multimillonario de las arcas del estado.

Los profundos vínculos políticos y comerciales de Báez con Néstor Kirchner quedaron en claro con la muerte de Kirchner en 2010, cuando Báez reveló que había financiado la construcción de una masiva cripta para Kirchner,  de la altura de una casa de tres pisos y construido en Rio Gallegos, el pueblo donde se conocieron por primera vez.

El proyecto de construcción atrajo bastante atención en 2011, cuando la presidenta, su hijo Máximo, y varios ministros de gabinete que habían servido bajo Néstor, dedicaron la cripta, hecha de piedra y mármol,  en un evento televisado.  Báez reconoció ante la prensa el haber financiado el proyecto, pero no quiso decir cuánto había costado.

publicidad

Algunas investigaciones periodísiticas empezaron a armar las piezas de la historia  de la relación Báez-Kirchner que había disparado a Báez  a los más altos niveles de la élite comercial en la Argentina.  Descubrieron que Báez, antes de trabajar en la campaña de Néstor para gobernador de Santa Cruz en 1991, había sido un oficinista en un banco perteneciente al estado.  Su principal activo parece haber sido un automóvil Ford Falcon de 17 años de edad.

Su increíble asenso de empleado bancario a presidente del banco luego de la elección de Néstor, y de ahí a magnate de la construcción que manejaba millones de dólares en proyectos del gobierno luego de la sorprendente y exitosa campaña de Néstor para la presidencia en 2003, rastreó muy estrechamente las fortunas políticas de los Kirchner.

Báez ahora enfrenta investigaciones penales en cuanto a actividades financieras probablemente ilícitas, extorción, y corrupción política, las cuales han afectado negativamente la imagen política de Fernández de Kirchner. Niega todo los cargos, ha demandado a sus exsocios que han hablado con la prensa y desapareció del escenario público.

Pero no fue siempre así. Luego de la elección de Néstor, Báez estableció una nueva empresa de construcción, de nombre Austral Construcciones, y pronto se había convertido en un importante contratista con el gobierno nacional, trabajando en muchas de las obras públicas masivas favorecidas por Kirchner.

publicidad

Investigadores descubrieron además de que Báez había pagado millones de dólares en alquileres a la familia Kirchner Fernández por propiedades que secretamente le pertenecían a él; ingresos que nunca fueron declarados por la primera familia en sus formularios de declaración de información financiera*.  

Esta situación tal vez ayude a elucidar el incremento sustancial en la riqueza declarada de la presidenta, impresionante aún sin incluir algunos de los tratos relacionados a Báez.

Cuando Cristina sucedió a Néstor en 2007 los bienes de Báez continuaron creciendo  sin tregua, y cuando murió Néstor en 2010, la presidenta viuda  demostró el mismo apoyo a Báez que su esposo.

Un periódico argentino calculó recientemente que entre 2009 y 2013, empresas pertenecientes  a Báez, Austral en particular, habían recibido 70-75 por ciento de todo lo gastado en obras públicas en su región natal, por total de alrededor de $100 millones por año.

En abril 2013, el popular presentador de televisión, Jorge Lanata, presentó un informe basado en entrevistas grabadas en video con subalternos de Báez.  Alegaban que Báez había transportado en secreto bolsas de euros fuera del país de parte de los Kirchner.  La noticia salió en el momento en que el gobierno de Fernández de Kirchner  imponía normas más estrictas sobre el movimiento de moneda extranjera, haciendo ilegal el almacenamiento de fondos en otros países.  A raíz del programa de denuncia, fue iniciada una investigación penal por parte de fiscales argentinos, alegando en documentos judiciales que Báez había empezado a mover fondos alrededor de 2006, y que en 2011 había sacado del país  billetes de 500 euros por valor de más de $65 millones.

publicidad

La exposición de Lanata duró varias semanas en su programa “Periodismo para todos,” con astronómica popularidad.  En un esfuerzo por reducir su público, el gobierno cambió la difusión de un importante partido de fútbol argentino a la hora de su programa" sin embargo, el programa de Lanata ganó la tasación del público en un país de fanáticos del fútbol.

En sus programas, Lanata mostró documentos y declaraciones en video por dos supuestos subalternos de Báez, quienes contaron cómo habían sacado saquillos de dinero en aviones corporativos para abrir cuentas en paraísos fiscales alrededor del mundo a nombre de empresas difíciles de rastrear.

Los alegatos se convirtieron en una telenovela nacional ya que uno de los asociados, Leonardo Fariña, es el estrafalario esposo, muy visible en la sociedad, de una de las más conocidas modelos de belleza, Karina Jelinek.  A pesar de no contar con fuentes visibles de ingresos, Fariña manejaba automóviles Ferrari y BMW, alquilaba una casa por $30,000 mensuales y le compró a su esposa un anillo de Tiffany por valor de 40,500 euros.

Investigaciones periodísticas  lo vincularon con lavado de activos en Panamá varios años antes de que surgiera el escándalo de Báez.

El fiscal José María Campagnoli actuó rápidamente, produciendo grandes cantidades de datos sobre transacciones incriminatorias, registros de migración y de vuelos, operaciones con valores, y copias de cheques cobrados.

publicidad

En junio de 2013 Campagnoli, a pesar de presiones de la presidencia de dejar la investigación, presentó la más completa investigación judicial, alegando que las transferencias de fondos habían empezado en 2006 y se habían movido atreves de una compleja red de empresas fantasmas en múltiples jurisdicciones, incluyendo Panamá, Nevada (EE.UU.), Suiza, y las islas Seychelles. La telearaña de cientos de empresas " mas de 100 solo en el estado de Nevada " parecen estar construidas inicialmente en Panama, controlado desde Suiza, y con cuentas secretas, a nombre de empresas anónimas, en Seychelles.

Para sustentar su tésis presentó cheques, registros de empresas de fachada, cada una la propiedad de otra empresa fantasma, y otro documentación, lo que dice él representa menos de 10 porciento de las evidencias agarradas. El gobierno, según Campagnoli, lo apartó del caso, alegando que era un caso para fiscales nacionales, y no locales. Pero Camapgnoli pronto se topó con otro caso de lavado de dinero, que también implicó a Baéz, además de otros oficiales del gobierno. El gobierno, como en el caso anterior, le quitó el segundo caso también.

Esa última jurisdicción de las islas Seychelles llamó la atención de los investigadores porque del 21 al 23 de enero de 2013 Fernández de Kirchner había hecho una visita oficial, aunque no publicitada,  a Victoria, la capital de Seychelles, al regresar de una gira oficial por la Asia.  Las islas tienen algunas de las leyes de secreto bancario mas estrictas en el mundo. Su vocero describió la visita como impulso del momento para responder a la necesidad de los pilotos de descansar, pero el gobierno de Seychelles tuvo suficiente preaviso como para reunir una guardia de honor para recibirla a ella y a su pequeña comitiva en el aeropuerto. Además, los pilotos tuvieron que volar mas, no menos, para llegar.

publicidad

Luego de varias explicaciones incoherentes de la visita-- un destino muy alejado de la ruta que hubiera tomado para regresar a casa--  en marzo de 2013, el gobierno finalmente reconoció por medio de la gaceta oficial del gobierno, que había ocurrido la visita.  El gobierno se ha negado a proporcionar mayores detalles del viaje.

La investigación de las actividades de Báez parece haberse estancado.  El  fiscal Campagnoli, quien publicara un largo informe en mayo de 2013 detallando cómo $65 millones habían pasado de la empresa Helvetic Services Group por medio de un banco europeo para llegar a la cuenta bancaria de la empresa más importante de Báez,  de repente se encuentra él mismo bajo investigación  por parte de jueces progubernamentales.

En octubre el fiscal Jorge di Lello confirmó que Campagnoli estaba bajo investigación por tener contacto impropio con el grupo periodístico Clarín, con quien trabaja Lanata. En diciembre 2013, Campagnoli fue suspendido de su puesto a pedido de la Fiscal General Alejandra Gils Carbó, y fue sustituido por Cristina Camaño, anteriormente la segunda en el Ministerio de Seguridad de Fernández de Kirchner y conocida “kirchnerista.” La investigación se esfumó.

Mientras tanto, las nuevas revelaciones periodísticas no han encontrado eco en las investigaciones. Varios exfuncionarios del gobierno han revelado que la casa de campo de los Kirchner en Calafate, en Patagonia, estaba dotado con una bóveda de seguridad. El arquitecto Antonio Cañas, quien diseño la casa, describió como se construyó, y algunos testigos decían que fueron testigos de las bolsas de dinero que se movían en el local.

publicidad

El precio de la cascada de revelaciones ha sido alto para la presidenta. Su nivel de aprobación en las encuestas ha bajado a menos de 30 porciento, y sigue abajo, según ecuestadores. Poco a poco las autoridades suizas y estadoundenses han logrado decifrar partes de la vasta red de Baéz, pero sin la cooperación del gobierno Argentino no ha sido fácil. Al final de cuentas, solo Lázaro Báez sabe cuanto dinero movió a traves de su compleja operación, de donde vino, y donde se esconde.

*Se publicaron docenas de artículos en los medio argentinos con detalles de las múltiples operaciones can sido descubiertas por medio del uso de registros públicos.  Entre los más completos están:  Mariela Arias, “ La Presidenta comparte con Lázaro Báez la propiedad de un terreno”, La Nación; Hugo Alconada Mon, “Báez pagó a los Kirchner un millionario ‘alquiler’ en el sur”, La Nación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad