publicidad
Fariñas

El disidente cubano Guillermo Fariñas depone su huelga de hambre

El disidente cubano Guillermo Fariñas depone su huelga de hambre

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace 135 días, dejó este jueves su protesta en Cuba.

Fariñas
Fariñas

Por liberaciones

LA HABANA - El disidente cubano Guillermo Fariñas puso fin a la huelga de hambre que comenzó hace más de cuatro meses para pedir la libertad de los presos políticos enfermos.

La decisión de Fariñas se produce tras el anuncio del Gobierno de Cuba de liberar en un plazo máximo de cuatro meses a 52 presos políticos, de los que cinco serán excarcelados en breve y se trasladarán a España.

"Fariñas declinó la huelga de hambre y sed desde este momento", declaró a la AFP la opositora Gisela Delgado tras visitarlo en el hospital de la central ciudad de Santa Clara, donde está internado desde marzo.

Fariñas, un periodista y sicólogo de 48 años, inició su ayuno el 24 de febrero -un día después de la muerte del preso opositor Orlando Zapata tras 85 días de huelga de hambre- para exigir la liberación de 25 presos políticos enfermos, por lo que el compromiso del Gobierno supera su demanda.

publicidad

Encabezado por familiares de presos políticos, una treintena de opositores viajó este jueves a Santa Clara, 280 km al este de La Habana, para convencerlo de levantar el ayuno, tras el compromiso del Gobierno anunciado por la Iglesia.

En un encuentro el miércoles, el presidente Raúl Castro comunicó al cardenal Jaime Ortega y al canciller español, Miguel Angel Moratinos, que cinco presos serán liberados "en las próximas horas" y viajarán "en breve" a España y otros 47 en un plazo máximo de cuatro meses, quienes también podrán salir del país.

Frutos del diálogo

Los 52 opositores son los que quedaban presos de un grupo de 75 condenados en 2003, y su futura excarcelación -la mayor en una década- es fruto del diálogo instalado por Raúl Castro y Ortega el 19 de mayo, que como primer resultado dejó en junio la liberación de un preso muy enfermo y el traslado de otros 12 a cárceles en sus provincias.

Con el inicio de la mediación de la Iglesia, Fariñas, quien rechazó varias ofertas de un avión ambulancia de España, aceptó bajar su exigencia de 25 a por lo menos 10 excarcelaciones, y el miércoles había dicho que comenzaría a beber agua una vez fueran liberados los primeros cinco prisioneros.

Mulato y extremadamente delgado, 'Coco', como se apoda, es uno de los más beligerantes activistas de la oposición cubana, conocido por sus huelgas de hambre, 23 desde 1995, según datos de la oposición.

publicidad

Ex militar de tropas de élite, herido en la guerra de Angola en los años 80 y militante de la Unión de Jóvenes Comunistas, Fariñas fue un partidario radical de Castro hasta los 90, cuando se distanció hasta llegar a la disidencia.

Enfrentó acusaciones

Durante su huelga de hambre, en la que tuvo varias crisis de salud, el opositor fue acusado públicamente por las autoridades cubanas de ser un "agente de Estados Unidos", "contrarrevolucionario" y antisocial "violento".

El 4 de abril, Raúl Castro acusó a Estados Unidos y Europa de una campaña para descreditar a la revolución, de manipular "con cinismo y desfachatez" la muerte de Zapata, y los responsabilizó de lo que pasara con Fariñas. "No cederemos jamás al chantaje", expresó el mandatario en ese momento.

La huelga de Fariñas acrecentó las demandas de excarcelaciones y las críticas en la Unión Europea y Estados Unidos por la situación de derechos humanos en la isla de gobierno comunista.

El Gobierno considera a los opositores "mercenarios" de Estados Unidos y no reconoce la existencia de presos políticos en la isla, unos 200 según la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDHRN).

Sus padecimientos

Mulato, alto y de extrema delgadez, sufrió shocks hipoglucémicos, afecciones hepáticas y renales e infecciones durante su huelga de hambre, que desde el 11 de marzo lo mantiene en el hospital de Santa Clara, donde es hidratado y alimentado por vía intravenosa.

publicidad

De formación militar y ex revolucionario, Fariñas, quien asegura tener "vocación de mártir", exigía la liberación de 26 presos enfermos, asunto de negociación en un inédito diálogo entre la Iglesia Católica y el Gobierno.

Al advertir en abril que no cedería "al chantaje", Raúl Castro responsabilizó de una eventual muerte de Fariñas a una campaña de Estados Unidos y sus aliados de Europa para "desestabilizar" a la revolución.

El disidente rechazó ofertas de asilo de España y en mayo, al comenzar la mediación del clero, anunció que levantaría el ayuno si eran liberados de 10 a 12 reos políticos.

Oriundo de la central provincia de Villa Clara, Fariñas fue custodio de embajadas, integró las Tropas Especiales y en los años 80 estuvo 11 meses de misión en Angola. Enviado a la ex Unión Soviética a aprender paracaidismo, sufrió un accidente y fue licenciado del Ejército, tras lo cual estudió sicología.

La historia de Fariñas

Se distanció del Gobierno en 1989, cuando se opuso al polémico fusilamiento del general Arnaldo Ochoa. Estuvo preso en tres ocasiones por su actividad opositora.

Premiado en 2006 por Reporteros sin Fronteras (RSF) y considerado por el Gobierno un "mercenario" de Washington, fue acusado en el diario Granma de transitar "de una posición afín a la revolución a una conducta antisocial".

publicidad

Casado con la periodista opositora Clara Pérez, con quien tiene una niña de ocho años, 'Coco' dirige la agencia de prensa en internet Cubanacán -crítica al Gobierno- y asesora a una ilegal coalición opositora.

De la veintena de huelgas de hambre que realizó desde 1995, la más sonada había sido la que realizó para exigir acceso a internet durante siete meses en 2006, con periodos en el hospital, donde fue alimentado por vía intravenosa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad