publicidad

El derrocado presidente Manuel Zelaya regresó a Honduras

El derrocado presidente Manuel Zelaya regresó a Honduras

El derrocado presidente se refugió en la Embajada de Brasil en Tegicigalpa, pidió cautela al Ejército y dijo que busca clima de diálogo.

Iniciarán diálogo

TEGUCIGALPA - El derrocado presidente Manuel Zelaya regresó a Honduras, y dijo que volvió para "dialogar" y "diseñar un camino para retornar a la paz y la tranquilidad", tras su derrocamiento el 28 de junio pasado.

La noticia fue confirmada a Univision.com por la embajada de Brasil vía telefónica, tras versiones encontradas sobre la presencia del líder en Tegucigalpa.

En sus primeras declaraciones a los periodistas en la embajada de Brasil, donde se encuentra, manifestó que el pueblo hondureño debe venir a la capital para protegerlo, y pidió a las Fuerzas Armadas que no intervengan para impedir su presencia en busca del diálogo.

El gobierno de facto de Roberto Micheletti reaccionó decretando el inmediato toque de queda en el país.

El depuesto mandatario anunció asimismo que posiblemente mañana (martes) llegará a Tegucigalpa el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y, posteriormente, comisiones de las Naciones Unidas (ONU) "para iniciar el diálogo".La Agencia Mexicana de Noticias, Notimex, dijo que  dice los 'cascos azules' de la ONU protegieron a Zelaya y que apoyarían su reinstalacíón en el poder.

Zelaya agradeció a la Embajada de Brasil, "que me ha dado el apoyo de una manera tan honesta, tan sincera", así como al presidente de ese país, Luis Inácio Lula da Silva, y al canciller brasileño, Celso Amorim.

publicidad

"Soy un hombre pacífico, dialogo, practico la no violencia", proclamó. Y añadió: "he venido a dialogar de frente".

"Pacíficamente vamos a buscar un diálogo" con todos los sectores, "ese es mi plan, iniciar internamente el diálogo" que le permita retomar el poder de la nación, dijo Zelaya, cuyo sustituto, Roberto Micheletti, fue designado el 28 de junio por el Parlamento.

Pidió protección

Zelaya pidió a sus simpatizantes "que se vengan aquí a los alrededores" de la embajada brasileña para organizarse, "protegernos, cubrirnos para evitar cualquier malentendido", y también porque "reconstruiremos la democracia".

"El poder del pueblo sirve para hacer las grandes transformaciones", enfatizó el depuesto presidente, quien, sobre cómo regresó a Honduras, se limitó a comentar que hizo "mil proezas" y un periplo de unas quince horas.

Indicó que hoy mismo (lunes) abrirá contactos con representantes de sectores organizados para iniciar el diálogo.

Noticia "increíble"

Al mediodía circularon versiones contradictorias del arribo secreto de Zelaya a Tegucigalpa. Primero Eduardo Reina, un asesor cercano al líder político dijo a la cadena Telesur: "Podemos confirmar que el presidente Manuel Zelaya está aquí en Tegucigalpa".

publicidad

La noticia fue luego confirmada por el mandatario venezolano Hugo Chávez, quien dijo haber hablado telefónicamente con el depuesto mandatario, pero el presidente de facto Roberto Micheletti negó enfáticamente la veracidad de la información.

Una fuente de la embajada de Brasil en Tegucigalpa, que dijo no estar autorizada para identifcarse, dijo a Univision.com, que Manuel Zelaya se encontraba en esa sede diplomática. "El señor Zelaya hablará con los periodistas dentro de dos horas", aseguró.

Primeras confirmaciones

La funcionaria explicó que por instrucciones del gobierno de Brasilia, y del propio Zelaya, "es todo cuanto estoy autorizada a decir".

La esposa de Zelaya aseguró a la AFP: "El presidente ha entrado al país para iniciar el diálogo. Se encuentra en la embajada de Brasil, gracias a Dios está muy bien. Él está dispuesto a iniciar un diálogo de paz".

Tras confirmarse la noticia, el Departamento de Estado de los Estados Unidos ratificó la presencia de Zelaya en Honduras y de inmediato hizo un llamado "para abstenerse de cualquier acción que tenga algún desenlace violento". Según el portavoz Ian Kelly, están "tratando de recabar más detalles" sobre el ingreso de Zelaya, lo que él espera lograr y cuáles son sus próximos pasos.

Habló con Chávez

publicidad

Aunque la oficina de las Naciones Unidas en Tegucigalpa negó a Univision.com que el depuesto presidente hondureño estuviese en sus instalaciones, como aseguraron en un comienzo sus seguidores reunidos en los alrededores del edificio en la capital hondureña, el mandatario venezolano dijo que habló con Zelaya.

"¡Hola Mel! Sí, es Hugo, un abrazo. ¿Cómo estás Zelaya?", habría dicho sopresivamente Chávez en un acto escolar transmitido en directo por la televisión estatal, de acuerdo con reporte de la agencia de noticias Reuters.

"Estoy aquí en Tegucigalpa, estoy para ir hacia la restitución de la democracia, para llamar al diálogo", dijo Zelaya al Canal 36 de televisión local. "En unos minutos daré una conferencia de prensa y allí hablaré de cómo ingresé al territorio nacional", añadió.

Convocó de inmediato a sus simpatizantes al edificio que aloja en Tegucigalpa a las Naciones Unidas en la zona norte de la capital. Pero el ministro de Información, René Zepeda, calificó de "mentira" la versión de Chávez.

"Zelaya no está en Honduras, ya nos habríamos enterado de tal situación, la que es falsa", dijo Zepeda a la AP.

¿Pasó por tierra?

De acuerdo con información del diario El Heraldo de Honduras, Zelaya habría informado a una televisora local que llegó a Tegucigalpa y dará declaraciones en los próximos minutos desde la sede de la Organización de Naciones Unidas, en la colonia Palmira de Tegucigalpa.

publicidad

El ex mandatario habría ingresado el país bajo la protección de la ONU, luego de partir ayer desde la Embajada de Honduras en Managua, Nicaragua, rumbo al Salvador, según un periodista.

El Heraldo reportó que según el ex ministro de la Presidencia, Enrique Flores Lanza,  el ingreso de Zelaya se debe a un operativo planificado desde hace tiempo; mientras el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que Zelaya logró ingresar a territorio hondureño por tierra, tras un viaje de dos días.

Por su parte, Micheletti desmintió que haya salido del país y afirmó que todo se trata de una estrategia mediática.

¿Lo espera la cárcel?

Al depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya lo espera la cárcel, afirmó el domingo el mandatario de facto, Roberto Micheletti, quien además pidió respetar la "libre autodeterminación" de los pueblos cuando el mediador Oscar Arias se reúna con Hillary Clinton.

"Lo estamos esperando, un juzgado está listo para proceder judicialmente en su contra y una cárcel también esta lista" para Zelaya, afirmó Micheletti en rueda de prensa en la Casa Presidencial.

Zelaya ha intentado al menos dos veces desde su derrocamiento, el 28 de junio, ingresar a Honduras, pero se lo han impedido los militares y el gobierno de facto dirigido desde entonces por Micheletti.

publicidad

El depuesto mandatario está acusado de 18 delitos, incluida traición a la patria por pretender convocar a una encuesta sobre una asamblea constituyente para reformar la carta magna en favor de la reelección presidencial.

La actual constitución, vigente desde 1982, prohíbe la simple insinuación a reformar siete artículos llamados pétreos, incluidos para evitar los golpes de Estado que antes de la década de 1980 eran tradición en Honduras.

Piden respeto

Por otra parte, Micheletti pidió que en el encuentro que sostendrán el lunes el mediador en el conflicto hondureño y presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, "se respete la autodeterminación" de los pueblos.

El derrocamiento de Zelaya "es una determinación hecha por el pueblo hondureño y, simple y sencillamente, hay un establecimiento claro, legal (...) que hay una sucesión constitucional", subrayó.

El gobierno de facto ha sido sometido a una serie de presiones de la comunidad internacional, como la suspensión de todo tipo de ayuda y, particularmente, Estados Unidos ha suspendido la visa a Micheletti y a decenas de sus colaboradores.

Estados Unidos y la comunidad internacional en general presionan para que Micheletti acceda a firmar el pacto de San José propuesto por Arias, cuyo principal punto es el reintegro de Zelaya al poder.

publicidad

Nicaragua lo confirmó

Inicialmente la embajada hondureña en Managua confirmó a través de un comunicado que Zelaya se encontraba en la sede de las Naciones Unidas en Tegucigalpa.

"Confirmado: El Presidente Manuel Zelaya Rosales ha retornado a su país, en estos momentos se encuentra en la sede de las Naciones Unidas en Tegucigalpa", decía el mensaje difundido a través de un correo electrónico por la primera secretaria de la misión diplomática, Elizabeth Sierra.

La nota agregaba que "el Pueblo Hondureño en resistencia se está movilizando hacia ese lugar (sede de Naciones Unidas) en la capital de Honduras para darle la bienvenida al mandatario de todos los hondureños y al mismo tiempo, protegerle la vida".

El comunicado no brindaba detalles sobre cómo Zelaya regresó a su país ni procedente de qué otra nación.

La ONU lo negó

"Desconocemos de dónde provino esta información, pero sí puedo decir con toda certeza que no es cierta", declaró a la radio HRN la portavoz del Sistema de las Naciones Unidas, Ana Elsy Mendoza.

"Zelaya no se encuentra aquí en la Casa de las Naciones Unidas", insistió Mendoza, al manifestar su esperanza de que "todo vuelva a la normalidad" en las cercanías del edificio, donde se han reunido miles de seguidores del depuesto presidente.

Dirigentes del movimiento popular de resistencia que exige la restitución de Zelaya llamaron a sus seguidores a reunirse frente a las oficinas de las Naciones Unidas, porque él se encuentra en su interior, según medios locales afines al depuesto gobernante.

publicidad

Mendoza dijo que algunos dirigentes de la resistencia pidieron acceso a las instalaciones y se les estaba facilitando, al igual que en ocasiones anteriores, cuando llegaron a plantear su posición ante la crisis política que vive Honduras por el derrocamiento del presidente.

Zelaya fue derrocado el 28 de junio y el Parlamento nombró en la Presidencia a Micheletti, hasta ese momento, líder del Legislativo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad