publicidad

El depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya se reunirá con Hillary Clinton en EU

El depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya se reunirá con Hillary Clinton en EU

Mientras el depuesto Zelaya llega a Washington DC para reunirse con Clinton, desde Rusia Obama le refrendó su apoyo.

Se reunirá con Clinton

WASHINGTON - El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llegó el martes a la capital estadounidense -dos días después del fallido intento por regresar a su país- donde tiene previsto reunirse con la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Poco antes del arribo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró desde Moscú -donde realiza una visita oficial- su apoyo a los esfuerzos por el retorno de Zelaya a la presidencia de Honduras, aunque señaló que el depuesto mandatario centroamericano se opone a muchas de las políticas estadounidenses.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

Charla en vivo con otros hondureños

Fuentes diplomáticas cercanas a Zelaya, que pidieron no ser identificadas, confirmaron a la Agencia Mexicana de Noticias ( Notimex) que el mandatario destituido llegó al aeropuerto internacional de Dulles, en Virginia, "muy tempranito".

"No ha dormido (Zelaya), pero se encuentra muy activo", indicaron.

Se espera que Clinton se reúna en Washington con Zelaya, quien llegó a la ciudad procedente de Managua, Nicaragua.

La reunión con Clinton marcará el encuentro de más alto nivel entre Zelaya y funcionarios del gobierno del presidente Obama.

Hasta ahora Zelaya se había reunido en Washington con el secretario de Estado Adjunto, Thomas Shannon, y con el director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, Dan Restrepo.

publicidad

Delegación hondureña

El regreso de Zelaya a Washington se da dos días después de su frustrado intento por aterrizar en Tegucigalpa y en medio de una intensa actividad diplomática en la capital estadounidense en torno a la crisis en su país iniciada el 28 de junio con un golpe de Estado que lo envió al exilio.

Simultáneamente al arribo de Zelaya, una delegación de legisladores y líderes del sector privado de Honduras se trasladó también a Washington DC y convocó a la prensa para ofrecer su posición frente a la crisis institucional derivada del golpe militar.

El Consejo Permanente de la OEA también celebrará esta tarde una reunión a puerta cerrada con la participación del secretario general, José Miguel Insulza, para abordar la crisis, 72 horas después de que el organismo suspendió a Honduras del sistema interamericano.

Apoyo de Obama

Por su parte, el presidente Barack Obama refrendó su respaldo al depuesto mandatario hondureño Zelaya, porque apoya el principio de que los pueblos deben de elegir a sus gobernantes.

El mandatario estadounidense habló en la Nueva Escuela de Economía de Moscú en el segundo día de su gira de trabajo a Rusia.

Acompañado por su esposa Michelle, explicó que el respaldo a Zelaya no es porque esté de acuerdo con él, "sino porque estamos de acuerdo con el principio de que los pueblos deben de elegir a sus líderes políticos".

publicidad

Luego de perder el respaldo de la ONU, la OEA y Estados Unidos, ¿debería el gobierno de Roberto Micheletti regresar el poder a Manuel Zelaya? Comente aquí.

Micheletti confía en Clinton

En tanto, el presidente de facto Honduras, Roberto Micheletti, espera que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, le diga al depuesto gobernante del país que debe rendir cuentas por sus "actos ilegales".

"Confío en que la secretaria Clinton reconocerá que el imperio de la ley es la razón por la cual estamos hoy aquí y que el señor Zelaya debe rendir cuentas por su inconstitucionalidad y otros actos ilegales a través del ejercicio del debido proceso", indicó Micheletti en un mensaje a la nación.

El presidente interino, que detenta el poder en Honduras desde el 28 de junio cuando los militares expulsaron del país a Zelaya, dijo que apoya el intento de la Secretaria de Estado norteamericana "de avanzar en el diálogo en esta situación", en alusión a la reunión que mantendrá con el depuesto gobernanteen Washington DC este martes.

"Espero que la secretaria Clinton le confirme al señor Zelaya que la democracia y la seguridad son tan importantes para nosotros como lo es para Estados Unidos", agregó en su mensaje a la nación.

Zelaya explicó que en la reunión con Clinton hablará del cumplimiento de los preceptos de la Carta Democrática para el Sistema Interamericano referidos al respeto a los gobiernos surgidos de la voluntad popular.

publicidad

Micheletti envió comisión

También, dijo, conversará sobre las "sanciones que estos regímenes tienen que sentir a nivel internacional, con el fin de que estos eventos que se han dado, como el caso de Honduras, no se vuelvan a repetir en sus países y en ninguna parte del mundo".

Desde Washington se informó de que la reunión está prevista para las 17:00 GMT del martes.

Al mismo tiempo, el nuevo Gobierno envió una delegación a Washington para iniciar un diálogo en la OEA y "aclarar cualquier equívoco sobre el proceso constitucional en Honduras", pero el Departamento de Estado advirtió que ésta no se reunirá con ningún funcionario de ningún nivel de la Administración del Presidente Obama.

Disminuyó la tensión

Mientras, en Honduras la tensión bajó después de que el domingo un joven y una segunda persona, aún no identificada, murieron tras graves incidentes registrados en el Aeropuerto de Tegucigalpa cuando seguidores de Zelaya intentaron ingresar a las instalaciones tomadas por los militares.

Reportes de prensa indican que la capital recobró el martes una aparente tranquilidad tras la tensión vivida el domingo, cuando Zelaya hizo un intento fallido por aterrizar en el aeropuerto de la ciudad, a bordo de un avión privado cedido por el gobierno de Venezuela.

En los enfrentamientos, el joven Isy Obed Murillo, de 16 años, murió de un balazo en la cabeza cuya autoría no ha sido establecida por las autoridades policiales, que han anunciado una investigación, pero a la fecha no han dado detalles del incidente.

publicidad

El padre del joven, José Murillo, un pastor evangélico de 57 años, aseguró que a su hijo lo mató "un francotirador" desde la pista del aeropuerto de Tegucigalpa, y que él vio cómo disparaba.

Aeropuerto cerrado

El nuevo canciller hondureño, Enrique Ortez, declaró a los medios extranjeros que hubo dos muertos en los incidentes y negó que la Policía o los militares hubiesen disparado contra los manifestantes.

"No hay ninguna responsabilidad de las fuerzas de seguridad" en los hechos, enfatizó Ortez.

A pesar de lo dicho por el canciller, la fiscal de Derechos Humanos del Ministerio Público, Sandra Ponce, declaró a la prensa que "no está confirmado en forma absoluta" que haya muerto una segunda persona.

Tanto seguidores de Zelaya como quienes apoyan a Michelleti han dicho que continuarán organizando marchas de apoyo para uno y otro mandatario.

"Lo que se vivió el domingo sólo me hace seguir en la lucha hasta que bajemos a los golpistas", dijo Reinaldo García, un comerciante de 34 años. "Vamos a seguir así porque no queremos que esto vuelva a suceder", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad