publicidad

El complicado legado de Álvaro Uribe

El complicado legado de Álvaro Uribe

El colombiano Álvaro Uribe termina sus ocho años en el poder con alta popularidad, pero un legado en entredicho.

Colombia se alista para el cambio de poder

El presidente Álvaro Uribe termina el sábado sus ocho años en el poder con una sorprendente alta popularidad, pero su legado podría estar en entredicho por las investigaciones que afectan a sus más cercanos colaboradores en un sonado caso de espionaje.

El espionaje

En sus dos cuatrienios, al gobernante de Colombia pareció inmune a escándalos como que una ex congresista esté condenada luego de confesar que en 2004 le fue "comprado" su voto para avalar en el Congreso una ley que le permitía a Uribe una reelección inmediata.

Tampoco la detención en febrero último de su primo segundo Mario Uribe por sus presuntos nexos con paramilitares o un escándalo por ejecuciones extrajudiciales a manos del ejército.

Pero desde febrero de 2009, tras denuncias periodísticas, la Fiscalía investiga hasta dónde llegaron los tentáculos de un aparente espionaje a magistrados, periodistas, opositores y activistas de derechos humanos.

Hasta ahora las investigaciones apuntan a que funcionarios cercanos a Uribe, de 58 años, habrían ordenado ese espionaje. La Presidencia lo niega.

El secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, fue citado en el caso a fines de julio ante la Fiscalía porque un ex jefe de inteligencia de la policía secreta, Fernando Tabares, aseguró que a finales de 2007 se reunió con él y la entonces directora de la policía secreta, María del Pilar Hurtado, para recibir órdenes de obtener información de la Corte Suprema, dos políticos de la oposición y un periodista.

publicidad

El uso de DAS

En esa cita, de acuerdo con el testimonio de Tabares al que la AP tuvo acceso, Moreno le manifestó a Hurtado "que el interés del señor presidente de la república era que el DAS (policía secreta) lo mantuviera informado" sobre la Corte Suprema, dos senadores opositores y un periodista.

Moreno, cuyo interrogatorio no significa que se le hayan formulado cargos, ha desmentido a Tabares.

Medios locales divulgaron el lunes partes de una grabación que correspondería a una sesión privada de los magistrados de la Corte Suprema en julio de 2008.

La AP pudo confirmar con la Fiscalía que el audio existe y que le fue entregado a esa entidad por un ex funcionario del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la policía secreta, el organismo autor del presunto espionaje y que depende directamente de la Presidencia.

En el caso del espionaje "había un concierto (para delinquir), sólo nos falta el director de la orquesta", observó en abril pasado el magistrado Jaime Arrubla, presidente encargado de la Corte Suprema.

Alta aprobación

En medio de la polémica, un reciente sondeo de la firma Invamer Gallup indicó que Uribe sale del gobierno con un 75 por ciento de imagen favorable. Uribe entrega el cargo a Juan Manuel Santos para el cuatrienio 2010-2014

Recientemente la Fiscalía también dispuso interrogar a los secretarios jurídico y de prensa, Edmundo Del Castillo y César Mauricio Velásquez, respectivamente; el actual viceministro de Defensa, Jorge Mario Eastman, y el ex asesor presidencial José Obdulio Gaviria.

publicidad

Sobre esos funcionarios, la Fiscalía trata de establecer su eventual responsabilidad "en una campaña de desprestigio" contra jueces de la Corte porque, según testimonios de algunos ex detectives del DAS, habrían buscado información que relacionaba a algunos magistrados con un empresario cuestionado por nexos con la mafia. Los funcionarios lo niegan.

Velásquez dijo en la jornada, al asegurar que asistirá al interrogatorio en la Fiscalía previsto para el 12 de agosto, que "mi conducta siempre ha...estado del lado de la ley, de la ética, de la moral". El testimonio que dará, dijo el portavoz a reporteros en la casa de gobierno, "será una buena oportunidad también para desmentir, para tumbar tanta mentira que se ha dicho sobre este caso".

Su hijo, Tomás Uribe

La semana pasada además la Corte pidió a la Fiscalía determinar si hay o no mérito para investigar formalmente al mayor de los dos hijos del gobernante, Tomás Uribe, de 29 años, porque presuntamente habría recomendado entre 2005 a 2006, usando su influyente condición de hijo del jefe de Estado, la designación de una persona para encargarse de una notaria, organismos que generan ingresos millonarios.

Uribe reaccionó de inmediato al pedido de la Corte afirmando el jueves pasado que jueces fallaban "con odio" y mencionó directamente como responsable de la decisión contra su hijo al magistrado Yesid Ramírez, con quien ha mantenido frecuentes impasses.

publicidad

En un breve comunicado difundido en la jornada, la Corte Suprema salió en defensa de Ramírez y dijo que "deploraba enfáticamente las descalificaciones" por parte de Uribe.

"Reto a cualquiera", dijo Tomás Uribe en diálogo telefónico con la AP, "a que me demuestre si en estos ocho años yo lo llamé para 'intrigar' un puesto" o para pedirle un favor.

Uribe, con arrugas y canas

Con arrugas y canas evidentes, resultado de su vocación incansable por el trabajo, Álvaro Uribe dice adiós a la Presidencia de Colombia después de ocho años empeñado en hacer de su país un lugar seguro y a la cabeza de un Gobierno personalista.

Sus detractores coinciden con sus fieles en que a su sucesor, Juan Manuel Santos, le será difícil superar los logros de Uribe en materia de seguridad, así como su capacidad de trabajo y su conocimiento profundo de cada rincón y cada problema de Colombia.

Se va dispuesto a ser, en su faceta de "simple ciudadano", un "colaborador" más en la lucha contra las guerrillas y el narcotráfico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad