publicidad

Ecuador se moviliza por inundaciones

Ecuador se moviliza por inundaciones

El Gobierno de Ecuador, el sector privado del país y varios países amigos se han movilizado por las inundaciones.

La costa es la más afectada por el temporal que ha azotado a esa zona desde finales de enero y que amenaza con extenderse hasta marzo, según dijo el presidente del país, Rafael Correa, que hoy visitó varias zonas inundadas.El jefe del Estado, en un balance preliminar, indicó que 16 personas fallecieron, 265 mil fueron evacuadas a albergues temporales por las inundaciones y el desbordamiento de varios ríos costeros como el Jubones, el Chan-Chán y el Bulu-Bulu."Se han inundado 105 mil hectáreas de cultivos, entre ellas, 16 mil hectáreas solo de arroz", agregó el jefe del Estado.Y es que solo en la localidad de San Carlos, en la provincia costera de Guayas, en los últimos días se ha registrado un volumen de lluvias de 1.200 litros por metro cuadrado, que equivale a lo que llueve durante todo un año en la ciudad de Guayaquil, la capital de esa jurisdicción.Es por ello que el Gobierno pidió ayuda a la comunidad internacional en este momento que soporta el peor temporal en décadas.Correa agradeció la solidaridad de varios países y recordó que el Gobierno de Argentina le envió un avión con un cargamento de 17 toneladas de ayuda humanitaria, y prepara otro envío similar en los próximos días.También agradeció al Gobierno de Venezuela por autorizar la ayuda humanitaria a Ecuador por un monto de $3 millones, que se sumará al apoyo que han ofrecido España, Japón, Perú y Estados Unidos, entre otros.

publicidad

De su lado, Lorena Cajas, asesora del Ministerio Coordinador de Seguridad Interna y Externa, dijo que 3.5 millones de personas, la tercera parte de la población de Ecuador, resultaron afectados por las inundaciones y riadas.Cajas confirmó que las decenas de miles de personas evacuadas de zonas inundadas fueron alojadas en 173 albergues instalados en las provincias de Guayas, Los Ríos, El Oro y Manabí, las más afectadas.Algunas áreas urbanas en ciudades importantes como Chone, en Manabí, o la capital de El Oro, Babahoyo, están anegadas en la mayor parte de su extensión.Por su parte, la Defensa Civil, organismo integrado en su mayor parte por personal voluntario, informó que el Ministerio de Economía le entregó unos 503.000 dólares para uso inmediato y que en los próximas días le dará otros 500.000 con el mismo fin.No obstante, el Gobierno ratificó que se destinaron, inicialmente, 25 millones de dólares para atender la emergencia, pero remarcó que dispondrá de todos los recursos que sean necesarios para asistir a los afectados.La situación obligó al propio presidente Correa a acudir hoy a la zona afectada y tuvo que meterse en el agua para poder constatar el efecto de las lluvias, según informaron varios medios que acompañaron su recorrido.Con el agua hasta la cintura, algunos habitantes de la provincia de Los Ríos exigían, ante las cámaras de los canales de televisión, la inmediata asistencia del Gobierno, pese a que el Ejecutivo desplegó su cobertura por casi todas las zonas afectadas.

publicidad

La ministra de Salud, Caroline Chang, admitió que, pese al despliegue

reforzado de las unidades de atención, la situación desbordó la

capacidad de asistencia, aunque ofreció redoblar el esfuerzo para

cubrir todas las necesidades de la población afectada.Pese a la tragedia que causó el temporal en Ecuador, los organismos especializados en temas atmosféricos, auguraron hoy una reducción de la intensidad de las lluvias.Aunque el denominado "invierno ecuatorial" se extiende hasta marzo, el Instituto Oceanográfico de la Armada (INOCAR) y el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI) coincidieron en que el tiempo mejorará en los próximos días.Según los expertos, dos sistemas de altas presiones que subían, cada cual, paralelos a las costas sudamericanas de los océanos Pacífico y Atlántico, sumada a un sistema de baja presión en la Amazonía, formaron una perturbación atmosférica que afectó la parte noroeste de la región.El INOCAR y el INAMHI advirtieron de un debilitamiento de esos fenómenos y, aunque no esperan que las lluvias cesen, pronostican que el tiempo mejorará en los próximos días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad