publicidad
Wellington Menezes se suicidó después de matar a 12 niños en la escuela primaria de Brasil.

Dos confiesan venta de arma usada en tiroteo de Rio de Janeiro

Dos confiesan venta de arma usada en tiroteo de Rio de Janeiro

Dos hombres confesaron haber suministrado ilegalmente una pistola al hombre que mató a 12 niños en una escuela primaria de Rio de Janeiro.

Wellington Menezes se suicidó después de matar a 12 niños en la escuela...
Wellington Menezes se suicidó después de matar a 12 niños en la escuela primaria de Brasil.

Hombres no han sido acusados

RIO DE JANEIRO - Dos hombres confesaron haber suministrado ilegalmente una pistola al hombre que mató a 12 niños en una escuela primaria de Río de Janeiro y luego se suicidó, informó un funcionario policial.

Charleston Souza de Lucena, de 38 años, e Isaías de Souza, de 48, admitieron que le vendieron la pistola al agresor y que lamentaban haberlo hecho, dijo el funcionario Altamir Ribeiro, sin más detalles, aunque aclaró que esos dos hombres no eran parientes.

No estaba claro por el momento si la policía creía que los mismos hombres le suministraron al atacante la segunda pistola que usó en la matanza.

Los dos hombres no han sido acusados. De acuerdo con la ley brasileña, los fiscales presentan la acusación solamente después que la policía ha concluido la investigación.

publicidad

Así mismo  se realizó una ceremonia privada para la duodécima víctima de matanza del jueves, Ana Carolina da Silva, de 13 años. Unos 15 familiares que vestían camisetas con una foto de la niña asistieron a la casa de pompas fúnebres donde fue incinerada. No quisieron hablar con la prensa.

Diez niñas y dos niños de 12 a 15 años fueron muertos a balazos en la escuela pública Tasso da Silveira, la mayoría alineados contra una pared donde Wellington Oliveira, de 23 años, les disparó en la cabeza desde corta distancia.

"Musulmán" le decían al asesino

El asesino de la escuela de Realengo, en Rio de Janeiro, Wellington Menezes de Oliveira, se decía "musulmán", pero las autoridades religiosas islámicas negaron cualquier vínculo con el hombre de 23 años.

Wellington Menezes, educado desde su infancia en la religión de su madre adoptiva, allegada a los Testigos de Jehová, había marcado en su ficha escolar en 2006 que era "musulmán", informó el semanario Veja.

Veja, que obtuvo las copias de los formularios de inscripción en la escuela pública Madre Teresa de Calcuta, constató que en 2004 Wellington Menezes había declarado como religión "testigo de Jehová", pero que en 2006 dijo ser "musulmán".

En un bolso encontrado por policías en la escuela había una carta en la que el asesino daba instrucciones sobre su inhumación. Según Veja, la Policía también encontró textos en los que Menezes de Oliveira decía que pasaba "cuatro horas diarias leyendo el Corán".

publicidad

"A veces medito sobre el 11/9", el atentado terrorista del 11 de setiembre de 2001 en Nueva York en el que perecieron cerca de 3 mil personas, según señala otro pasaje de la carta.

El presidente de la Unión Nacional de Organizaciones Islámicas, Jamel El Bacha, afirmó en un comunicado que Wellington Menezes "no es musulmán y no tiene ningún vínculo con las mezquitas y organizaciones de beneficencia mantenidas por la comunidad en Brasil".

La Policía Federal investigó eventuales vínculos con grupos terroristas islámicos, pero descartó esa hipótesis, afirma Veja.

Otros 12 quedaron heridos

Oliveira, identificado como ex alumno de la escuela, se mató con una de las pistolas al ser confrontado por la policía. Al menos otros 12 estudiantes fueron lesionados.

Se temía que pudiera aumentar la cifra de víctimas. La secretaría de salud del estado de Río reportó que otros tres niños estaban muy graves y conectados a un respirador artificial.

Algunos familiares y vecinos de Oliveira dijeron que fue buen estudiante, pero que tenía antecedentes de problemas sicológicos. Era introvertido y pasaba la mayor parte del tiempo en su computadora, en la que _según uno de sus hermanos_ miraba videos donde se enseñaba a disparar armas.

Rinden honor a las víctimas

Unas 300 personas hicieron una valla en torno a la escuela en un abrazo simbólico en memoria de los estudiantes muertos. Por varios minutos, oraron y entonaron salmos.

publicidad

"Tenemos que volver a poner en función a la escuela, por los muchachos", dijo Marcos Gerbatim, un abogado que estudió en la escuela. "No podemos permitir que una persona destruya a nuestra comunidad".

La policía dijo que encontraron al menos 60 casquillos en el lugar de la masacre.

Las autoridades que inspeccionaron la vivienda de Oliveira dijeron que el pistolero había quemado su computadora, en un intento aparente por obstaculizar la investigación.

Se desconoce el motivo de la matanza. Oliveira dejó una carta en el lugar del ataque, con temas religiosos. Su cadáver permanece en el depósito de cadáveres de Río y las autoridades dijeron que ningún miembro de su familia ha ido a reclamarlo.

El ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, dijo que el gobierno tiene la intención de tomar medidas para desarmar a la población. No ofreció detalles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad