publicidad

Dos años de cárcel por romper

Dos años de cárcel por romper

Un tribunal municipal de La Habana condenó a dos años de prisión a un joven por romper una ventanilla de bus.

Multa de $90

LA HABANA, Cuba - Un tribunal municipal de La Habana condenó a dos años de prisión a un joven por romper con una piedra la ventanilla de un autobús de transporte urbano, informa el diario oficial Granma.

El rotativo, órgano de prensa del Partido Comunista de Cuba, indicó que la sanción fue impuesta por un tribunal del municipio habanero de Marianao, por un incidente registrado el 1 de septiembre y en base a un delito de daños "causando con el hecho un grave perjuicio".

El tribunal impuso además una multa de unos  $90 al infractor.

En un artículo en el que informa de la toma de medidas para evitar el vandalismo contra los vehículos del transporte de pasajeros, Granma señala que los nuevos autobuses puestos en circulación son víctimas de pedradas e indisciplinas que obligan a sacarlos de circulación.

Pedro Castiñeiras, director de la empresa Metrobus, encargada del transporte en el área metropolitana de La Habana y sus alrededores, indicó al diario que se han tomado medidas como el "reforzamiento del orden y la disciplina en las cabeceras de las paradas con la presencia de funcionarios e inspectores".

Además, se ha establecido un sistema de pago "vinculado a la transportación, a la calidad del servicio y el cuidado del ómnibus", así como las visitas a centros de enseñanza secundaria y politécnica para conversar con los estudiantes sobre estos temas.

publicidad

Mayor seguridad

Granma, que reporta la detención de otro joven "asegurado con una medida cautelar y en espera de juicio" por un incidente similar a finales de octubre, señala que los 50 ómnibus adquiridos para el transporte de Alamar, en el municipio de La Habana, "son los que más han sufrido las consecuencias de las indisciplinas", con catorce incidentes.

Según datos de la Dirección Provincial de Transportes de Ciudad de La Habana, hasta septiembre se registraron 184 actos vandálicos contra autobuses públicos, en su mayoría robo de piezas, lanzamiento de objetos y riñas en el interior de los vehículos.

El 75 por ciento de estos incidentes se produce en horario nocturno y es más frecuentes en barrios populosos de la ciudad como Centro Habana, San Miguel del Padrón y Habana del Este, informó a finales de septiembre el diario "Juventud Rebelde".

Según estimaciones oficiales, unos 570 mil pasajeros se trasladan a diario en ómnibus en la ciudad de La Habana y el objetivo es superar el próximo año el millón de pasajeros por día, de acuerdo a un plan para la recuperación del transporte público, uno de los principales problemas del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad