publicidad
.

"Dormí entre cadáveres", relató una sobreviviente del terremoto en Haití...

"Dormí entre cadáveres", relató una sobreviviente del terremoto en Haití

"Dormí entre cadáveres", relató una sobreviviente del terremoto en Haití

Dormí con cadáveres y caminé entre charcos de sangre", aseguró el viernes en Paris una sobreviviente del terremoto en Haití.

"Gente aplastada"

PARIS, Francia - "Dormí con cadáveres y caminé entre charcos de sangre", aseguró el viernes en el aeropuerto parisino de Orly una sobreviviente del potente terremoto en Haití que el martes devastó Puerto Príncipe, repatriada junto a otras 150 personas, entre éstas muchos franceses.

Si quieres obtener información sobre cómo  ayudar a las víctimas del terremoto en Haití, envía la palabra HAITI como mensaje de texto al 88688. Recibirás en tu celular información sobre ayuda y donativos dirigidos a los afectados por la tragedia.

Si tienes video del terremoto envíalo aquí"La gente fue aplastada e inclusive si es alguno de nuestra familia, no lo sabemos porque estaban desfigurados", dijo Michele Marie, al regresar de unas vacaciones en Haití que se convirtieron en pesadilla."Dormí con cadáveres y caminé entre charcos de sangre", recordó esta mujer que no volvió a tener noticias de sus padres.

Vestidos de verano, con el rostro agotado, unos 150 sobrevivientes del terremoto del martes en Haití, entre ellos numerosos franceses, llegaron el viernes a París, donde fueron recibidos por el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner.Varios de los supervivientes repatriados a Francia confiaron su sentimiento de haberse salvado de milagro.

publicidad

"Agradezco a Dios porque todavía estoy vivo pero lloro por quienes aún están allí pues es realmente duro", comenzó Jerome Wilfried, con lágrimas en los ojos.Cargando un niño en brazos o arrastrando una maleta, los sobrevivientes llegados al aeropuerto parisino de Orly (sur) recibían una manta para protegerse del frío en la capital francesa y luego se hacía cargo de ellos personal de la Cruz Roja.

"Allí todo está derrumbado: el palacio presidencial, el palacio de justicia. Pueden contarse los edificios en pie, pero no los que se derrumbaron, comentó Jean Axera.

"La situación es catastrófica, pero los haitianos han reaccionado con fuerza. Hay una enorme solidaridad", confirmó Louis Boutot de la Combe, que se salvó junto a su mujer embarazada y su niña.

Empleado del Banco Mundial en Haití, donde según la Cruz Roja el terremoto causó entre 40 mil y 50 mil muertos, Boutot confiesa: "Tuvimos suerte".

"Mucho peor y triste"

Ciudadanos españoles que permanecen en Puerto Príncipe describen la situación que vive hoy la capital de Haití después del terremoto como la más grave que han visto nunca y afirman que es "aún mucho peor y triste" de lo que reflejan las imágenes difundidas.

Todo se derrumbó

Así lo han expresado en sendos correos electrónicos el director de la ONG Plan en Haití, Rezene Tesfamariam, y la agente de la Guardia Civil española Consuelo López, que salvó su vida al saltar desde el segundo piso de un edificio de siete plantas antes de que la estructura se desplomara. "Todavía se oyen voces de niños atrapados entre los escombros de sus escuelas", narra Tesfamariam, quien asegura que ha trabajado con refugiados de diferentes conflictos, en lugares arrasados por riadas, pero afirma que "nunca" ha visto lo que en estos días ha podido contemplar en las calles de Puerto Príncipe.Desde Santo Domingo, el portavoz de la ONG Intermón Oxfam, Iván Muñoz, asegura también que la situación es "una pesadilla".

publicidad

La guardia civil Consuelo López, que forma parte de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah), resalta en un correo electrónico cómo logró sobrevivir al sismo saltando por una ventana desde un segundo piso y con un hombro roto."No ha quedado nada en pie", dice la agente, en su mensaje, al que ha tenido acceso Efe.

No se refleja la realidad

Cuenta también que cuando comenzó el terremoto estaba en compañía de la policía española Rosa Crespo, también integrante de la Minustah y de quien no se tienen noticias desde entonces.

La guardia civil asegura que "las imágenes no reflejan la realidad de lo que esta ocurriendo: es aún mucho peor y triste (...) Hay miles de muertos, en las calles, bajo los escombros y los heridos se cuentan por millares".

Cuando sucedió el terremoto, de 7 grados en la escala de Richter, Consuelo estaba en un edificio de siete plantas que "se vino abajo por completo".

Mala suerte

"Yo pude saltar por una ventana desde la segunda planta, pero algunos de mis compañeros no han tenido la misma suerte".

"No ha quedado nada en pie... nada. Mi casa también se derrumbó, así que no tengo nada, sólo lo puesto... y lo mas importante, la vida (...) Yo no tengo ropa, pero eso es lo de menos, porque tenemos comida y agua. En la calle, no tienen nada, ni comida ni agua...", añade la agente.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
publicidad