publicidad

Dominicanos protestan por apagones

Dominicanos protestan por apagones

Un grupo de sindicalistas, integrados en la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), protestaron contra los "tediosos" apagones.

Los manifestantes entregaron un comunicado en la sede de las distribuidoras de energía Edenorte y Edesur, en el que denuncian que debido a la crisis energética "cientos de pequeños negocios y microempresas han ido a la quiebra", lo que también ha provocado "miles de desempleos".

Desde hace años, los apagones se consideran normales en República Dominicana, aunque algunos críticos opinan que la actual es una de las peores crisis que sufre este sector eléctrico.

Los sindicalistas también criticaron los constantes aumentos en la tarifa eléctrica, que calificaron de "caprichosa" y "abusiva", en medio de prolongados cortes que en ocasiones se extienden hasta por quince horas consecutivas y afectan, incluso, a las labores de los hospitales.

El secretario de la CNTU, Ramón Pérez, dijo que tras entregar el comunicado los ejecutivos de Edesur y Edenorte, se comprometieron a "tomar en cuenta" las quejas de los manifestantes.

La crisis energética, agravada tras la derrota electoral del presidente Hipólito Mejía en los comicios de mayo, se produce porque varias generadoras están apagadas alegando deudas con el Gobierno.

El superintendente de Electricidad, George Reynoso, dijo que la solución del problema de la luz pasa por eliminar los subsidios a los barrios pobres, ya que su nivel es "excesivo" y por "tener más generadoras hidroeléctricas y de combustible sólido como el carbón".

publicidad

Tras el piquete en las distribuidoras de energía, los protestantes partieron a la sede del Ministerio de Industria y Comercio, en Santo Domingo, para protestar contra la escasez del Gas Licuado de Petróleo.

La CNTU, uno de los principales sindicatos dominicanos, denuncia que buena parte de los alrededor de 35,000 vehículos afiliados a esta organización que usan gas como combustible no puede circular.

Aunque la semana pasada llegó un cargamento que permitió aliviar la escasez, Pérez aseguró que persiste la falta de combustible, y esto impide el normal desenvolvimiento del trabajo de sus unidades.

En las estaciones de gas de la capital se observan en estos días largas filas de personas que buscan abastecerse del combustible.

La crisis en el sector eléctrico y la falta de gas se dan en momentos de deterioro económico, con altas tasas de inflación y una fuerte depreciación del peso frente al dólar estadounidense que merman el poder adquisitivo de la población.

Mientras tanto, los médicos del Instituto Dominicano del Seguro Social (IDSS) cumplen su sexto día en huelga indefinida en reclamo del pago de sueldos atrasados y mejora de sus condiciones de trabajo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad