publicidad

Disidente cubano Fariñas fue hospitalizado tras sufrir un nuevo desmayo

Disidente cubano Fariñas fue hospitalizado tras sufrir un nuevo desmayo

El disidente cubano, en huelga de hambre hace 16 días, se desmayó tras haberse negado a recluirse en el sanatorio.

Disidente cubano Fariñas fue hospitalizado tras sufrir un nuevo desmayo...

Se desmayó

LA HABANA - El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 16 días, fue hospitalizado tras sufrir un nuevo desmayo, una semana después de haber sido llevado al hospital por primera vez en estado inconsciente y deshidratado.

Fariñas perdió el conocimiento alrededor de las 13.45 (18.45 GMT) en su casa de Santa Clara, ciudad del centro de la isla, y fue trasladado al hospital provincial Arnaldo Milian Castro por familiares y periodistas que se encontraban visitándolo.El médico personal del opositor, Ismel Iglesias, dijo a Efe que Fariñas amaneció "totalmente deteriorado", con presión baja, taquicardias y síntomas visibles de deshidratación.

Poco antes del desmayo, el director de un policlínico del sistema de Salud pública lo visitó con otros médicos y le pidió que lo acompañara en una ambulancia a una institución médica para hacerle un chequeo profesional, dado su deterioro.

publicidad

El psicólogo y periodista, de 48 años, agradeció la "profesionalidad y humanidad" con la que los médicos lo trataron, pero insistió en que le tomaran las muestras en su casa Santa Clara, 280 kilómetros al este de La Habana.

Le recomendaron hospitalizarse

El miércoles, dos médicos del Gobierno cubano, que examinaron al disidente  recomendaron hospitalizarlo pues estaba "deshidratado" y perdió "28 libras" (13kg) de peso, pero el opositor se negó, dijo su galeno personal.

Tras un examen físico ellos le propusieron que ingresara en una sala de terapia, pero Fariñas insistió en que sólo lo haría cuando cayera inconsciente", dijo telefónicamente a la AFP Ismel Iglesias, médico opositor que asiste a Fariñas en su casa de Santa Clara (280 km al este de La Habana).

"Se siente muy delicado, la deshidratación es bastante marcada, tiene la piel seca, escamosa, pliegue cutáneo, los ojos están muy hundidos. Presenta los labios cuarteados, la lengua untosa", añadió Iglesias.

Desde que inició la protesta el 24 de febrero, en reclamo de la libertad de 26 presos políticos cubanos que asegura están muy enfermos, Fariñas, un sicólogo de 48 años, "ha perdido 28 libras de peso" (ahora pesa 128 libras, 58kg, y mide 1.83 m)" y "podría volver a caer en shock en 48 horas", apuntó.

publicidad

Los médicos oficiales declinaron hacer declaraciones a la AFP sobre el opositor, que sufrió el pasado miércoles un shock hipoglucémico y fue hidratado y alimentado por vía intravenosa en dos hospitales de Santa Clara.

Tampoco aceptó asilo

Fariñas, quien comenzó la protesta poco después de la muerte del preso político Orlando Zapata tras dos meses y medio de huelga de hambre, rechazó el lunes una propuesta de asilo en España, que le hizo un diplomático español.

También, según Iglesias, pedidos de "diplomáticos europeos, opositores cubanos e incluso de sus familiares" para que deponga la huelga, que dice llevará hasta "las últimas consecuencias". Sostiene además que, en caso de muerte, "sus hermanos disidentes" la continuarán.

En ese sentido, el ingeniero opositor Félix Bonne, de 70 años, declaró a la AFP estar dispuesto a reemplazar a Fariñas en la huelga si este fallece. "Todos mis compañeros de lucha, sin excepción, han tratado de disuadirme (...), pero eso es una decisión mía que pienso llevarla hasta las últimas consecuencias", dijo Bonne.

"Es lo único que da resultado contra un gobierno totalitario comunista", añadió.

Lula desata polémica

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva enfrentó una oleada de críticas de simpatizantes y opositores por sus declaraciones en las que defendió el derecho de Cuba de detener disidentes políticos y criticó a los que realizan huelga de hambre.

publicidad

Las manifestaciones de Lula en ese sentido repercutieron en el Congreso, generaron discusión en los medios de comunicación, que lo discutieron el miércoles en los noticieros matinales de radio y televisión, y fue la principal noticia de algunos medios escritos, como los diarios O Estado de S. Paulo y Folha de S. Paulo.

"El presidente se expresó mal o fue mal interpretado", comentó el diputado Mauricio Rands, del Partido de los Trabajadores (PT), de Lula. "Nosotros no aceptamos que alguien sea detenido solo por tener divergencias con el gobierno", agregó en declaraciones a la red de televisión Globo.

Pidió respetar el gobierno

El tema surgió semanas después de que el disidente cubano Orlando Zapata murió mientras estaba en huelga de hambre y otro opositor al gobierno de Raúl Castro, Guillermo Fariña, se encuentra en condiciones graves por dejar de alimentarse.

Lula declaró el martes en una entrevista con la AP que "la huelga de hambre no puede ser usada como un pretexto de derechos humanos para liberar las personas. Imagine si todos los bandidos que están presos en Sao Paulo entran en huelga de hambre y piden libertad".

Tenemos que respetar la determinación de la justicia y el gobierno cubano de detener a las personas en función de la legislación de Cuba, como quiero que respeten a Brasil", agregó Lula en la entrevista.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad