publicidad

Diputados argentinos aprobaron proyecto de ley que permite los matrimonios de homosexuales

Diputados argentinos aprobaron proyecto de ley que permite los matrimonios de homosexuales

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó un proyecto de ley para autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Diputados argentinos aprobaron proyecto de ley que permite los matrimoni...

"Contrayentes"

BUENOS AIRES - La Cámara de Diputados de Argentina aprobó la madrugada del un proyecto de ley para autorizar el casamiento entre personas del mismo sexo, que convertiría al país en el primero de América Latina en permitir estas uniones, si la norma es votada por el Senado.La norma fue aprobada con 126 votos a favor, 109 en contra y cinco abstenciones tras una maratónica sesión especial de la Cámara de Diputados que se extendió por 12 horas, en un país donde la mayoría profesa la religión católica, cuya Iglesia se opone a la iniciativa.

La coautora del proyecto, la diputada aliada al oficialismo Vilma Ibarra, dijo en la sesión que el proyecto reemplaza en el Código Civil la definición de "hombre y mujer" por el de "contrayentes" como actores del casamiento y que "no agravia derechos de terceros".

publicidad

Adopción de niños

Estas parejas podrían adoptar niños porque la legilación actual no lo impide expresamente.

Ibarra sostuvo que "hay cientos de niños que son criados por parejas homosexuales, pero sólo uno figura como adoptante" y explicó que la ley "dará más protección" a esos menores.

Diputada denunció amenaza

Entre los diputados que se opusieron a la iniciativa, la opositora Cynthia Hotton aseguró en la sesión que recibió "amenazas de muerte" por su militancia en rechazo a la ley.

"Tengo la convicción de defender el matrimonio entre hombres y mujeres y estoy segura de que represento a millones y millones de personas", afirmó la legisladora, de confesión evangelista.

"Fue un avance histórico porque por primera vez se debaten nuestros derechos en el Congreso. Esta media sanción (aprobación en la Cámara baja) le está cambiando la vida a la gente, no sólo por los efectos juridicos, sino culturales", dijo María Rachid, titular de una organización gay que impulsó el proyecto.

Se turnó al Senado

El proyecto todavía debe ser votado por el Senado para que se convierta en ley, aunque aún no se fijó una fecha para el debate.

"Los principales referentes (titulares de los bloques) del Senado se han comprometido con el proyecto. Es posible que la semana próxima se discuta en las comisiones y a finales de mayo o en junio se discuta en el recinto (pleno)", señaló la dirigente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGBT).

publicidad

Desde diciembre pasado, cinco parejas del mismo sexo obtuvieron permisos judiciales para contraer enlace por registro civil en Argentina.

Algunas de esas uniones fueron anuladas por otros jueces, aunque sin efecto alguno, porque los mismos magistrados que habían autorizado las bodas gay declararon nulos los fallos de sus colegas.

"Son anulaciones anuladas por los mismos jueces que autorizaron los matrimonios", graficó la dirigente social.

Primera boda gay

La primera boda gay de América latina se celebró a finales de diciembre en la austral ciudad argentina de Ushuaia tras la presentación de un amparo judicial impulsado por LGTB, que luego se multiplicaron y dieron lugar a otras cuatro bodas, una de ellas entre lesbianas.

Si el Senado aprueba la norma, Argentina sería el primer país de América Latina en contar con una ley que autorice matrimonios entre personas del mismo sexo, luego de que en diciembre del 2009 la Ciudad de México legalizó las bodas gay, convirtiéndose en la primera urbe de la región en legalizar esos enlaces.

Iglesia se opone

La Conferencia Episcopal Argentina consideró "muy grave" el avance parlamentario del proyecto de ley que permitirá los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Jorge Oesterheld, portavoz del Episcopado, reiteró en declaraciones a la prensa que la Iglesia católica "no está de acuerdo" con esta iniciativa "ya que no provee al bien común ni favorece el fortalecimiento de la familia argentina".

publicidad

El obispo Antonio Marino, responsable del Episcopado en el seguimiento de asuntos legislativos, tachó de "muy grave" la decisión de la cámara baja y señaló que "no supone ningún progreso" porque "cambiará de manera revolucionaria el concepto de familia".

"Se trata de una revolución conceptual y cultural sobre la cual la Iglesia no está de acuerdo", dijo el prelado.

El proyecto comenzó a discutirse en comisiones parlamentarias el año pasado ante el rechazo de la Iglesia y de grupos de abogados católicos e iba a ser analizado por la cámara baja el miércoles último, aunque finalmente la sesión se frustró por falta de quórum.

Desde diciembre pasado cinco parejas homosexuales, una de ellas de mujeres, se casaron en Argentina en medio de una polémica judicial, en tanto que más de 60 han presentado recursos de amparo para lograr este mismo objetivo.

En Argentina sólo está permitida la unión civil entre personas del mismo sexo en cuatro ciudades, entre ellas Buenos Aires.

La Ley de Unión Civil de la capital, aprobada a finales de 2002, supuso el primer antecedente en el país y el primer reconocimiento de las parejas homosexuales en Latinoamérica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad