publicidad

Diputado brasileño le dijo a colega que no la violaría porque "no se lo merecía"

Diputado brasileño le dijo a colega que no la violaría porque "no se lo merecía"

Buscan destituir a diputado brasileño que le dijo a una colega que no la violaba porque no se lo merecía.

Un diputado de ultraderecha en Brasil insultó a una colega diciéndole que no la violaría "porque no lo merecía". Ahora agrupaciones feministas y varios representantes de partidos en Brasil ya piden su destitución.

El señalado es Jair Bolsonaro, del Partido Progressista, quien ofendió a la exministra de Derechos Humanos Maria do Rosario Nunes.

"No te vayas, no te vayas, Maria do Rosario, quédate. Hace pocos días me llamaste violador (...) y dije que no te violaba porque no te lo mereces. Quédate aquí a oír", zanjó el diputado el martes pasado desde la tribuna del plenario luego que la exministra terminara su intervención.

No es la primera vez que Bolsonaro se dirige en esos términos a Nunes. En 2011, durante un debate sobre la reducción de la mayoría penal, el congresista llamó a su colega "vagabunda" (puta) junto al mismo comentario sobre la "falta de méritos para ser violada".

Bolsonaro, que fue el diputado más votado del estado de Rio de Janeiro y cumple su sexto mandato, es conocido por sus posiciones conservadoras en temas como la homosexualidad y por ofrecer argumentos en defensa de la violencia policial y de la dictadura militar en Brasil.

El incidente se registró en una sesión de la Cámara de Diputados después de que Nunes, del gubernamental Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), aprovechara el día internacional de los Derechos Humanos para pedir castigo a los torturadores de la dictadura militar (1964-1985).

publicidad

"Que aquellos que torturaron sean responsabilizados por sus crímenes contra la humanidad", dijo.

"Los derechos humanos en Brasil sólo defienden a bandidos, violadores, marginales, secuestradores y hasta corruptos", respondió Bolsonaro.

Bolsonaro no fue sancionado hasta ahora en el Congreso por estas ofensas pese a que en esta segunda ocasión, el diputado Amauri Teixeira, quien presidía la sesión, dijo que solicitará la grabación de la sesión para pedir que el caso sea visto por el Consejo de Ética.

A pedido de cuatro partidos del Congreso, el Consejo de Ética de la Cámara baja examinará la solicitud de apertura de un proceso de anulación del mandato al legislador por quebrar el decoro parlamentario.

Pese a que el pedido de dichos partidos consiste en la aplicación de la pena máxima para los casos de ofensa al decoro, que es la anulación del mandato, el artículo 10 del Código de Ética Parlamentaria admite también penalidades más blandas, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Una parte de los legisladores defiende un castigo más leve, como la suspensión del mandato por seis meses.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad