publicidad

Dilma Rousseff es reelegida presidenta de Brasil por estrecho margen

Dilma Rousseff es reelegida presidenta de Brasil por estrecho margen

La presidenta Rousseff fue elegida para un segundo mandato. Buscará un Brasil “más inclusivo y más moderno”.

Rousseff logra victoria en reñida contienda /Univision

La presidenta brasileña Dilma Rousseff fue reelegida para dirigir en un segundo mandato al quinto país más grande del mundo, después de convencer al electorado de que los logros de su partido en materia de pobreza y en programas de bienestar pesaban más que la desaceleración de la economía.

"Quiero ser una presidenta mucho mejor de lo que he sido hasta ahora", dijo la mandataria ante sus seguidores durante un discurso en Brasilia , luego que el Tribunal Superior Electoral anunciara su triunfo.

Interrumpida varias veces por los gritos de sus militantes, la presidenta reelegida Dilma Rousseff hizo un llamado a la unión de los brasileños, aclaró que está dispuesta a mejorar el diálogo en su segundo mandato y extender las reformas sociales.

"Vamos a continuar construyendo un mejor Brasil, un Brasil más inclusivo, más moderno, más productivo. Un país de solidaridad y de oportunidades", expresó Rousseff.

Con el 99.59 por ciento de los votos escrutados, Rousseff derrotó con 51.64% a Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que sumó un 48.36% de los sufragios.

El resultado confirmó que, como pronosticaban todos los sondeos, la segunda vuelta de los comicios se definió por un ajustadísimo margen y que Brasil sale dividido de las que han sido las elecciones más reñidas de su historia. Hace tres semanas, los dos resultaron en primero y segundo lugar en los comicios de primera vuelta.

publicidad

La actual mandataria apostó a que la gratitud de los brasileños por un decenio de progreso podría más que sus temores ante un escenario económico incierto. Neves aseguró que de ganar las elecciones presidenciales mantendría todos los programas sociales. 

Ambos llegaron casi empatados al final de una campaña enconada y llena de altibajos. 

Los que apoyaron a Rousseff afirmaron que sólo ella continuaría con los compromisos sociales que beneficiaron a los pobres. Los seguidores del adversario, quien unió a la oposición, dicen que solo un cambio profundo puede reactivar la economía, aunque sin olvidar los programas sociales que ayudaron a los más pobres.

Montan carnaval por triunfo de Rousseff

Cuando la noticia de la reelección de Rousseff se volvió oficial, la militancia del Partido de los Trabajadores (PT) estalló de alegría y montó su propio "carnaval" callejero para celebrar.

Unas 3,000 personas portando banderas con la imagen de Dilma Rousseff de joven, cuando fue presa política de la dictadura militar, colmaron la Avenida Paulista, el corazón financiero de Sao Paulo, capital del estado homónimo que es gobernado desde 1995 por la oposición.

Dilma Rousseff, reelegida como presidenta de Brasil /Univision

"Un, dos, tres, Dilma otra vez", cantaban los militantes, que llevaban también carteles pidiendo una reforma política, una de las propuestas que la mandataria mencionó en su discurso de victoria ofrecido en Brasilia, la capital brasileña.

Bocinazos desde los automóviles, pasajeros asomados por las ventanillas de los autobuses se sumaron al carnaval fuera de época de los militantes del partido de la estrella roja, que entonaban el estribillo de campaña "Corazón valiente", una referencia al pasado como presa política de Rousseff.

También hubo provocaciones hacia el derrotado Neves, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), al que enviaban a "llorar a la Cantareira", el reservorio de agua que opera con un 3 % de capacidad y que es el eje de la crisis hídrica en el estado de Sao Paulo, la más grave en los últimos 84 años.

publicidad

Neves reconoce derrota y felicita a Dilma

En un hotel en Brasilia, donde se esperaba que Rousseff hablara, seguidores del Partido de los Trabajadores (PT) portaban banderas rojas y saltaban dando gritos de celebración, pero en Sao Paulo, un bastión del PSDB, reflejaba un humor más apagado que era interrumpido por gritos de algunos partidarios.

El candidato del Partido Socialdemócrta de Brasil (PSDB), Acécio Neves, perdedor de la segunda vuelta electoral, reconoció su derrota este domingo y agradeció a los que votaron por su propuesta.

"Un agradecimiento especial a los más de 50 millones de brasileños que apostaron al cambio, que me ha permitido volver a soñar y creer en un nuevo proyecto"

Destacó que luego de conocer los resultados, felicitó por teléfono a la presidenta electa "considero que la mayor de todas prioridades debe ser unir a Brasil", dijo Neves.

"Más soñador que nunca dejo esta campaña", agregó el candidato opositor.

También publicó algunos mensajes en su cuenta de Twitter:

"Siempre estaré agradecido a los brasileños que me recibió tan bien".

"Muito obrigado. Eu serei eternamente grato aos brasileiros que me receberam tão bem." #EquipeAN " Aécio Neves (@AecioNeves) octubre 26, 2014

Horas antes, la mayoría de los colegios electorales brasileños cerró sus puertas a las 17:00 hora local (19.00 GMT), tras unos comicios para los que estaban convocados 142.8 millones de votantes para elegir en segunda vuelta al presidente para los próximos cuatro años y 14 de los 27 gobernadores.

publicidad

Los brasileños regresaron a las urnas para elegir en segunda vuelta al presidente del país entre la actual mandataria, Dilma Rousseff, y el líder opositor Aécio Neves, así como a 14 de los 27 gobernadores regionales.

Elecciones en Brasil: una segunda vuelta muy reñida /Univision

Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT), ganó la primera vuelta con el 41.5 %, frente al 33.5 % del abanderado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Desde 2003, el PT prácticamente ha transformado a Brasil, sacando a 40 millones de personas de la pobreza, reduciendo el desempleo hasta mínimos históricos y con grandes avances contra el hambre en el que sigue siendo uno de los países con mayor desigualdad del mundo.

Pero en los últimos tiempos la imagen del partido había cambiado. La economía se desaceleró bajo la dirección de Rousseff por sus políticas duras y a menudo impredecibles que, combinadas con un entorno global menos favorable, hicieron ver a los días de robusto crecimiento de la década pasada como un recuerdo distante.

publicidad

Numerosos escándalos de corrupción, una inflación elevada y la frustración por lo precario de los servicios públicos llevaron a muchos a considerar a Neves, cuya agenda era más amigable con el sector privado.

La campaña de Rousseff respondió con advertencias a los votantes, principalmente a los más pobres, de que un voto por el PSDB implicaría volver al Brasil más desigual y menos compasivo de los noventas  argumento que Neves negó, pero que terminó por prevalecer.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad