publicidad
.

Dilma Rouseff recibió a Barack Obama logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c27...

Ambos mandatarios abogaron por unirse más.

Dilma Rouseff recibió a Barack Obama

Dilma Rouseff recibió a Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue recibido por la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, en el palacio de gobierno, para una reunión bilateral.

Ambos mandatarios abogaron por unirse más.
Ambos mandatarios abogaron por unirse más.

EU y Brasil van por la integración

 

BRASILIA, Brasil - Los presidentes de Estados Unidos y Brasil, Barack Obama y Dilma Rousseff, se comprometieron el sábado a profundizar las relaciones entre sus dos países y la anfitriona pidió la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU, que su país aspira a integrar.

Barack Obama de visita en Brasil. Mira las fotos

Obama y Rousseff dieron una declaración a la prensa tras su encuentro en el palacio presidencial, en la que el norteamericano advirtió al régimen de Muamar Gadafi que la coalición encabezada por la OTAN "está lista para actuar (en Libia) con urgencia" si no cesa las operaciones militares contra los rebeldes.

Las declaraciones de Obama se produjeron en momentos en que aviones franceses efectuaron disparos para detener la ofensiva contra los rebeldes en Bengasi, al este de Libia.

publicidad

Obama destacó que Brasil como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU "se unió a Estados Unidos en la condena a los abusos de los derechos humanos en Libia".

Sin embargo, Brasil, que es miembro temporario del Consejo de Seguridad de la ONU y actualmente preside sus sesiones, se abstuvo el jueves en la votación de la resolución impulsada por Washington, Paris y Londres, que autorizó el uso de la fuerza en Libia.

Rousseff aprovechó la visita de Obama a su país para reiterar la principal reivindicación brasileña en el plano internacional: integrar un Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ampliado.

"Defendemos una reforma fundamental en el diseño de la gobernanza global, y la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU", con la "seguridad de que un mundo multilateral producirá beneficios a la paz de los pueblos", le dijo Rousseff a Obama, que evitó expresar un apoyo explícito a Brasil, como lo hizo con India.

Lazos bilaterales

Obama se limitó a indicar que "Estados Unidos seguirá trabajando con Brasil y otras naciones en reformas que hagan del Consejo de Seguridad (un organismo) más efectivo, más eficiente, y más representativo".

La presidenta brasileña expresó su "preocupación" con la "lentitud de las reformas en instituciones multilaterales que aún reflejan un mundo antiguo".

publicidad

"Fue preciso una gravísima crisis económica para remover el conservadurismo que norteaba la reforma de las instituciones financieras. En el caso de la reforma de la ONU, tenemos la oportunidad de anticiparnos", dijo.

El mandatario saludó "el extraordinario ascenso de Brasil" que "ha llamado la atención del mundo".

Recordó que Brasil es "una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo" y que ha "sacado a decenas de millones de la pobreza".

Reiteró su voluntad de profundizar los lazos bilaterales "en base en el interés mutuo y el respeto".

Los reclamos de Rousseff

Rousseff, que también se declaró a favor de un fortalecimiento de las relaciones bilaterales, reclamó a Obama sobre la depreciación del dólar y otras medidas proteccionistas que afectan en particular a las exportaciones brasileñas hacia Estados Unidos de alcohol, jugo de naranja y acero.

Obama llegó a Brasil para una visita de dos días, primera etapa de una gira que lo llevará también a Chile y El Salvador.

Se trata de la primera gira latinoamericana de Obama desde que se reunió por primera vez con los presidentes de la región hace dos años en Trinidad y Tobago, durante la Cumbre de las Américas.

Allí prometió una nueva relación con la región, después de que hubiera quedado relegada durante el gobierno de su predecesor, George W. Bush.

publicidad

Se reúnen en el Palacio de Gobierno

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue recibido por la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, en el palacio de gobierno, para una reunión bilateral que deberá marcar el relanzamiento de las relaciones entre los dos países.

Obama llegó a Brasil en una visita de dos días, que marca el inicio de una gira latinoamericana que lo llevará también a Chile y El Salvador con el objetivo de reforzar los lazos políticos y comerciales con la región.

La del sábado es la primera reunión entre Obama y Rousseff, que asumió el primero de enero, luego de un período de enfriamiento de las relaciones bilaterales durante los últimos dos años del mandato de Luiz Inacio Lula da Silva.

Obama llegó al Palacio do Planalto acompañado de su esposa Michelle en una limusina blindada, pasó revista a la guardia de honor y asistió a la ejecución de los himnos nacionales de ambos países junto a Rousseff, mientras retumbaba una salva de 21 cañonazos.

Los mandatarios tienen previsto formular una declaración a la prensa al término de su reunión. Seguidamente, participarán de un encuentro con dirigentes empresariales en la cancillería y compartirán un almuerzo.

La primera gira de Obama a Latinoamerica

Se trata de la primera gira latinoamericana de Obama desde que se reunió por primera vez con los presidentes de la región hace dos años en Trinidad y Tobago, durante la Cumbre de las Américas.

publicidad

Allí prometió una nueva relación con la región, después de que hubiera quedado relegada durante el gobierno de su predecesor, George W. Bush.

"Siempre hemos tenido un vínculo especial con nuestros vecinos del sur. Es un vínculo que nace de una historia y valores comunes, y que refuerzan millones de estadounidenses con raíces en América Latina", señaló Obama en su discurso semanal radial grabado, divulgado en Estados Unidos la mañana de este sábado.

"Pero lo que está claro es que en una economía cada vez más internacional, nuestra alianza con estos países va a ser cada vez más vital, pues es una fuente de crecimiento y prosperidad", señaló.  

El ascenso de Brasil

La gira se desarrolla cuando dos crisis mayores concentran los esfuerzos de Estados Unidos: una inminente intervención de la OTAN en Libia para detener la ofensiva militar de Muamar Gadafi contra los bastiones de la oposición y el accidente nuclear provocado por el tsunami de la semana pasada en Japón.

"Algunos cuestionan cómo es que el presidente puede ir en este largo viaje a América Latina cuando hay tantas cosas sucediendo", pero "existen muchas razones por las que este viaje es tan importante en este momento", explicó el viernes la secretaria de Estado Hillary Clinton.

El propio mandatario resaltó en un editorial en el diario USA Today  "el crecimiento impresionante" de América Latina y el potencial que esto significa para la economía estadounidense, que lucha por reponerse de la peor crisis en décadas.

publicidad

Para Brasil, es la ocasión para reaproximarse a la primera potencia mundial.

Rousseff muestra una posición más pragmática que su predecesor en política exterior, con una agenda que apunta a priorizar a Suramérica y a los grandes socios comerciales, China y Estados Unidos, y que toma distancia de Irán.

"La visita de Obama consagra una reaproximación entre los dos países", cuyas diferencias "se habían ampliado en los dos últimos años" por desacuerdos sobre la presencia militar de Estados Unidos en Colombia, el golpe de Estado en Honduras y por los buenos oficios de Brasil con Turquía en el diferendo en torno a las actividades nucleares de Irán, dijo a la AFP Marcelo Coutinho, coordinador del Laboratorio de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Federal de Rio.

En Brasil, Obama tendrá "una muy buena oportunidad para empezar una nueva relación" con Rousseff, señaló por su lado su asesor para América Latina, Dan Restrepo.

"Brasil importa más productos de Estados Unidos que de ningún otro país", Chile tiene "una economía cuyo crecimiento genera mayor demanda de productos estadounidenses" y El Salvador -última etapa de su gira regional-, "promete crecer mucho, con el potencial de beneficiar a ambos países", explicó Obama en su audición radial.

publicidad

El domingo, Obama estará en Rio de Janeiro, donde pronunciará un discurso al pueblo brasileño desde un tradicional teatro, y donde tiene previsto también visitar una favela.El   

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad