publicidad

Detienen médico torturadora en Chile

Detienen médico torturadora en Chile

Una anciana médica alemana fue detenida tras confesar haber torturado a decenas de niños y jóvenes en carcel secreta de Chile.

La doctora Gisela Seewald, de 75 años, quedó detenida por orden del juez Jorge Zepeda, que investiga una decena de delitos cometidos en la colonia alemana que fundó en 1961 el ex cabo nazi Paul Schaefer, recluido en Santiago desde marzo por abusos a menores.

Seewald fue directora del Hospital de la Colonia Dignidad entre 1975 y 1978, cuando según su propia confesión aplicó electroshock y administró sedantes por períodos prolongados a niños y adolescentes que se resistían a cumplir órdenes de sus mayores.

El tratamiento también era aplicado a aquellos menores de edad que se oponían a los abusos sexuales de Paul Schaefer, según dijo la doctora al juez Zepeda.

Campo secreto

Fundada hace 44 años, Colonia Dignidad está ubicada en una zona montañosa en el este de la ciudad de Parral, a 350 km al sur de Santiago.

En la actualidad unos 300 colonos alemanes y sus descendientes viven en sus terrenos de más de 13 mil hectáreas, donde se emplazan un hospital, un aeropuerto y otras instalaciones.

Algunos de sus dirigentes fueron acusados de colaborar en la desaparición de presos políticos durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

Su máximo líder, el ex cabo enfermero del Ejército alemán Paul Schäefer, huyó de Chile en agosto de 1997 cuando fue sometido a juicio por pedofilia, acusado de violar a más de una veintena de niños.

publicidad

Colonia Dignidad fue construida por Schäfer y otros refugiados de la Alemania nazi que huyeron de Europa en 1945.

El enfermero vivió oculto en Brasil y Argentina durante una década, hasta que en 1961 llegó a Chile y se estableció en una zona montañosa localizada 350 kilómetros al sur de Santiago, donde fundó la comunidad alemana conocida como Colonia Dignidad (a los pies de la Cordillera de Los Andes).

A principios de la década de los 80 surgieron noticias de niños que, luego de asistir a la escuela que funciona en la comunidad, no volvieron a ser vistos por sus padres.

Varios miembros de Colonia Dignidad también fueron acusados de colaborar con las torturas a prisioneros políticos durante la dictadura de Pinochet.

Centro de terror

Un informe de derechos humanos de 2004 que resume las violaciones cometidas por los militares chilenos durante el régimen de Augusto Pinochet, asegura que la propiedad de Shäefer fue usada por el servicio secreto (DINA) para detener, secuestrar, torturar y asesinar a prisioneros políticos.

Declarantes ante la Comisión de Derechos Humanos de Chile dijeron haber estado en Colonia Dignidad entre los años 1974 y 1975 e indicaron haber sido trasladados hasta ese lugar con grilletes en manos y pies y con los ojos vendados.

Algunos testigos dijeron que fueron llevados inmediatamente después de ser detenidos. Otros señalaron que provenían de variados centros de reclusión" diseminados por el país, agrega.

publicidad

Salas de sufrimiento

El informe también revela que Colonia Dignidad contaba con salas de tortura dotadas con instalaciones técnicas que permitían analizar, revisar y comparar las declaraciones de los detenidos.

El informe precisó que un número importante de personas denunciaron tocamientos, introducción de objetos en ano y vagina, violación en todas sus variantes (oral, vaginal, anal), violaciones reiteradas y colectivas, y haber sido forzados a desarrollar actividades sexuales con otro detenido o un familiar.

"Los relatos de las víctimas estremecen", dijo el presidente Ricardo Lagos cuando entregó el documento. "He sentido muy de cerca la magnitud del sufrimiento, la sinrazón, la crueldad extrema, la inmensidad del dolor", agregó el mandatario en un discurso a la nación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad