publicidad

Detenidos 4 congresistas en Co

Detenidos 4 congresistas en Co

Las autoridades judiciales de Colombia ordenaron el arresto de cinco congresistas y otros 15 políticos implicados en un pacto.

Más escándalos

BOGOTA, Colombia - Las autoridades judiciales de Colombia ordenaron el arresto de cinco congresistas y otros 15 políticos implicados en la firma, hace casi seis años, de un pacto con la ahora desmovilizada organización paramilitar AUC.

Esas numerosas órdenes fueron confirmadas en Bogotá por el presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alfredo Gómez, y el fiscal general, Mario Iguarán, luego de que fuentes policiales informaran de las primeras detenciones.

La CSJ y la Fiscalía General investigan de forma separada el llamado escándalo de la "parapolítica", de nexos de políticos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que la primera asumió para los casos de funcionarios con fuero especial, como lo son los parlamentarios, y la segunda para políticos que no lo tienen.

La parte de mayor envergadura en este escándalo se corresponde con la firma del conocido como Acuerdo de Ralito por parte de una treintena de políticos, quienes se comprometieron ante mandos de la ultraderecha a trabajar por la refundación de la patria y la suscripción de un nuevo contrato social.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó que respeta la decisión de la Corte Suprema de Justicia y de la Fiscalía General de ordenar el arresto de los cinco congresistas y los otros 15 políticos implicados.

publicidad

Uribe, en declaraciones a los periodistas, se refirió a la orden de detención de los políticos que en el 2001 se reunieron con líderes de la ahora desmovilizada organización AUC, con quienes firmaron un pacto de gobernabilidad regional.

"Una cosa es la institución democrática del Congreso, que tenemos que apoyar y fortalecer todos los días, y otra cosa son las responsabilidades individuales que la justicia en su sabiduría y de acuerdo con la Constitución y la Ley definirán", expresó el mandatario tras ser preguntado sobre la orden de captura de los políticos.

La jornada se abrió con los arrestos del senador Juan Manuel López y la ex representante a la Cámara Eleonora Pineda, el primero de ellos en el aeropuerto de la capital colombiana y la segunda en la torre de apartamentos de un hotel del centro bogotano.

Además de López, la CSJ ordenó la detención de los senadores Miguel de la Espriella (quien se entregó en Montería), Reginaldo Montes y William Montes, quienes también fueron aprehendidos este lunes, y el representante a la Cámara José de los Santos Negrete, cuyo paradero se desconoce.

"Se encontraron pruebas para entender el compromiso penal que adquirieron los cinco congresistas en la promoción de grupos armados al margen de la ley", dijo el magistrado Gómez al precisar las razones que llevaron al alto tribunal a ordenar los arrestos.

publicidad

Gómez explicó a la prensa que la Sala Penal logró confirmar mediante el testimonio de ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002), que la reunión en la aldea rural de Ralito fue "clandestina".

Al margen de la ley

Los legisladores que participaron en la conferencia lo hicieron de forma libre y no bajo amenazas o presiones de las AUC, continuó el magistrado, quien desechó así el argumento de algunos implicados que han asegurado que concurrieron a la cita coaccionados.

Los congresistas y demás asistentes a dicha reunión tuvieron como interlocutores al ex jefe máximo de esa organización, Salvatore Mancuso ("Santander Lozada"); Diego Fernando Murillo ("Don Berna") y Rodrigo Tovar Pupo ("Jorge 40"), entre otros antiguos mandos de reductos de las AUC, todos ellos detenidos en una cárcel de máxima seguridad cercana a la ciudad de Medellín.

Los cinco congresistas se unen a otros nueve que la CSJ ordenó detener desde noviembre último, también bajo el cargo de concierto para delinquir, por presuntos nexos con las AUC diferentes de los que se derivaron del documento de Ralito.

Uno de ellos es el senador Álvaro Araújo Castro, cuyo arresto el pasado febrero obligó a la renuncia de su hermana María Consuelo como ministra de Relaciones Exteriores, ambos de formaciones afines al presidente Álvaro Uribe, a las que también pertenecen los implicados en la "parapolítica".

publicidad

En el otro frente de investigación, el dirigido a políticos sin fuero y también por concierto para delinquir, la fiscalía ordenó la detención de quince personas.

Entre los implicados están cuatro ex congresistas, un ex diputado (legislador regional), cinco ex alcaldes y un ex gobernador (José María López, de Córdoba, medida que le fue suspendida por tratarse de un persona mayor de 65 años de edad).

Los más conocidos entre los ex parlamentarios son Eleonora Pineda (2002-2006), quien en el Congreso desveló su admiración y cercanía con las AUC, y Luis Carlos Ordosgoitia (1998-2002), director hasta hace pocos meses de un instituto de concesiones adscrito al Ministerio de Transporte.

"La asistencia de esa personas a esa reunión (la de Ralito) fue libre, espontánea y consciente", dijo a la prensa el fiscal Iguarán.

Con ello promocionaron grupos armados al margen de la ley, advirtió el funcionario, cuya entidad es la responsable de investigar a los ex paramilitares acusados por delitos atroces.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad