publicidad

Descabezan la cúpula del Ejército colombiano por escándalos de corrupción

Descabezan la cúpula del Ejército colombiano por escándalos de corrupción

Lo anunció el presidente Santos luego de que una revista revelara irregularidades en contrataciones del Ejército.

Poco más de 48 horas. Eso fue lo que tardó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en descabezar la cúpula del Ejército de su país tras una fuerte denuncia de corrupción.

Santos destituyó al comandante de las Fuerzas Militares y a otros cuatro generales por estar involucrados en escándalos que van desde comentarios irrespetuosos hasta irregularidades en procesos de contrataciones.

"Hay que actuar de manera clara y contundente contra los enemigos externos y los enemigos internos de nuestras instituciones", dijo el presidente en un acto en la ciudad de Sincelejo, en el norte del país.

Según el mandatario, "dentro de los enemigos internos están quienes se lucran o permiten la corrupción".

Con sus más de 470,000 integrantes, las Fuerzas Militares vieron en la jornada cómo su máximo comandante, general Leonardo Barrero, fue pasado a retiro y relevado del cargo.

El general Barrero, de 53 años, 39 de ellos en las filas militares, fue relevado después de que la revista colombiana Semana publicara el sábado un extenso reportaje sobre presuntas irregularidades en millonarios contratos en el Ejército. Pero aunque Barrero no fue acusado de ningún acto de corrupción, la revista divulgó el contenido de una conversación telefónica del oficial de 2012 en la que éste hace mención a un militar encarcelado por denuncias de ejecuciones extrajudiciales que junto con otros en su misma situación deberían organizarse como "una mafia” y denunciar a los fiscales.

publicidad

Aunque Barrero, quien ocupaba el cargo desde agosto pasado, se disculpó por esas declaraciones, Santos dijo que estos pronunciamientos eran "expresiones irrespetuosas y desobligantes que le restan majestad frente al Poder Judicial y frente al país"

Barrero fue reemplazado por el actual comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, según anunció el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. El resto de los mandos, como el de la Fuerza Aerea, la Armada y la Policía, permanecieron con sus actuales comandantes.

El escándalo tiene como eje al coronel Róbinson González del Río, quien supuestamente manejaba contratos del Ejército pese a estar detenido en una guarnición militar acusado de ejecuciones extrajudiciales de dos campesinos.

En una de las conversaciones, anterior a agosto de 2013, cuando llegó a la jefatura de las Fuerzas Armadas, Barrero habla con González y usa expresiones vulgares para referirse a los fiscales que investigan a militares por las ejecuciones extrajudiciales.

En la conversación a la que hizo referencia el mandatario, Barrero, quien entonces estaba al frente del Comando Conjunto del Sudoccidente, recomienda a González del Río: "Hagan una mafia para denunciar fiscales y toda esa güevonada (sic)".

Santos agregó que los demás altos oficiales "salen porque sabían de las irregularidades y no actuaron". "Es importante llegar al fondo de estos asuntos, cortar de raíz el problema y actuar con toda severidad, pero también con ecuanimidad y justicia", manifestó el presidente.

publicidad

Igual que Santos, el ministro de Defensa aclaró que la decisión de pasar al retiro al general Barrero no tiene que ver con los hechos de corrupción, sino con una "imprudencia" por haber utilizado "expresiones inaceptables que causan daño a la institución".

Pinzón dijo, además, que el general Javier Flórez, que dirigía el Comando Conjunto del Suroriente, dedicado a la lucha contra los grupos guerrilleros, será el nuevo jefe de Estado Mayor Conjunto, y que a la Comandancia del Ejército llega el general Jaime Lasprilla, que ocupaba la jefatura de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.

El resto de la cúpula se mantiene igual, con el comandante de la Armada Nacional, el almirante Hernando Wills; el comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), el general Guillermo León; el director general de la Policía Nacional, el general Rodolfo Palomino, y el inspector general de las Fuerzas Militares, el vicealmirante Henry Blain.

El ministro se refirió también a otras salidas del servicio activo de las Fuerzas Militares porque "se conoció que había personas que por sus funciones debían haber tomado medidas administrativas, gerenciales y de control y no actuaron con la contundencia necesaria" o dieron un resultado inferior al esperado.

Pinzón afirmó que la comisión que estudia las denuncias de corrupción continúa trabajando de la mano de otros organismos de control del Estado como la Contraloría y la Procuraduría, y adelantó que las Fuerzas Militares prepararán protocolos para actuar con transparencia.

publicidad

Esta no es la primera vez que Santos se ve obligado a destituir a altos rangos militares.  En octubre de 2008, cuando era ministro de Defensa del expresidente Alvaro Uribe (2002-2010), destituyó a 27 militares --entre ellos tres generales-- por un escándalo de ejecuciones extrajudiciales de civiles que falsamente habían sido mostrados como guerrilleros y delincuentes muertos en combate. Poco después de esas destituciones, renunció el comandante del Ejército y debieron hacerse nuevos cambios en la cúpula en uno de los mayores golpes al sector militar colombiano en los últimos años por tratarse de civiles, algunos de los cuales probó después la Fiscalía General eran personas especiales o con discapacidades.

Con información de EFE y AP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los jóvenes dreamers dicen que con la situación que vive EEUU y la nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda de dinero para poder realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les pueda costar su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
publicidad