publicidad
.

Daniel Ortega asumió tercer mandato en Nicaragua logo-noticias.6bcb5218f...

Daniel Ortega asumió tercer mandato en Nicaragua

Daniel Ortega asumió tercer mandato en Nicaragua

Daniel Ortega juró por tercera vez, y segunda consecutiva, como presidente de Nicaragua, para dirigir hasta 2017 este país.

Lo acompañó Hugo Chávez, su principal aliado

NICARAGUA - Daniel Ortega juró por tercera vez, y segunda consecutiva, como presidente de Nicaragua, para dirigir hasta 2017 este país, pese a las denuncias de fraude en su elección.

Ortega prestó juramento en una ceremonia celebrada en la Plaza de la Revolución, en el antiguo centro de Managua, ante el titular de la Asamblea Nacional (parlamento nicaragüense), el oficialista René Núñez.

El mandatario llegó a la Plaza de la Revolución acompañado de su esposa, Rosario Murillo, y del presidente venezolano, Hugo Chávez, su principal aliado político y económico.

“Abrimos otro capítulo en esta historia de democracia plena, de libertad, de unidad, de igualdad, de fraternidad y cariño”, informó la portavoz y primera dama, Rosario Murillo.

El juramento en el cargo de Ortega se dio en medio de protestas de grupos opositores que consideran inconstitucional y fraudulenta su investidura como presidente de la República.

Pese a que la Constitución prohibía su candidatura, Ortega fue reelegido con el 62.46 por ciento de los votos en las elecciones generales pasadas, según los resultados oficiales, que la oposición consideró un "monstruoso e inaudito fraude".

Los invitados a la investidura

Entre las personalidades que arribaron a Nicaragua para acompañar a Daniel Ortega en su investidura, estuvieron, además del venezolano Hugo Chávez, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, ambos aliados suyos y adversarios de EU.

publicidad

Asistió también el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, quien llegó a bordo de un Airbús de la Fuerza Aérea española, acompañado del nuevo secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia.

Se contó además con la presencia de los presidentes Porfirio Lobo (Honduras), Álvaro Colom (Guatemala), Mauricio Funes (El Salvador), Michel Martelly (Haití), y Desiré Delano Bouterse (Surinam), entre otros invitados internacionales.

Recibió credencial que lo faculta

Antes de realizar el juramento, Ortega recibió el lunes del Consejo Supremo Electoral (CSE) la credencial que lo faculta para un nuevo mandato de cinco años, el tercero en su vida y segundo consecutivo.

Ortega, vestido con pantalón negro y camisa blanca, estaba acompañado por su esposa, la primera dama, Rosario Murillo, al recibir la esquela de manos del titular del CSE, Roberto Rivas.

"Este es un acto histórico", dijo Rivas al entregar la credencial a Ortega.

En el acto, celebrado a las afueras de la sede central del CSE, en el nuevo centro de Managua, el general en retiro Omar Halleslevens recibió la credencial de vicepresidente de Nicaragua.

En escuetas declaraciones a los periodistas, Ortega envió "vivas" al "pueblo de Nicaragua".

Agregó que los sandinistas "tenemos que cuidar, tenemos que fortalecer esta victoria" electoral.

publicidad

Miles de seguidores de Ortega, en su mayoría jóvenes vestidos con camisetas blancas con la leyenda "amor, paz y vida", se apostaron a las afueras del edificio del CSE para presenciar el acto oficial.

Tras recibir la esquela, Ortega y Murillo mostraron el documento a sus simpatizantes, quienes los aplaudieron, vitorearon y entonaron populares canciones locales para festejar.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad