publicidad
Los cubanos eligen a sus autoridades municipales, en unos comicios en los que dos opositores participan por primera vez como candidatos.

Cubanos votan en primeros comicios municipales con candidatos opositores

Cubanos votan en primeros comicios municipales con candidatos opositores

Los cubanos eligen autoridades municipales, en un acto de "genuina democracia", considera el gobierno.

Los cubanos eligen a sus autoridades municipales, en unos comicios en lo...
Los cubanos eligen a sus autoridades municipales, en unos comicios en los que dos opositores participan por primera vez como candidatos.

Los cubanos votan este domingo para elegir a sus autoridades municipales, en unos comicios vistos por el gobierno comunista de la isla como un acto de "genuina democracia" y en los que dos opositores participan por primera vez como candidatos.

publicidad

Más de ocho millones de cubanos mayores de 16 años (en una población de 11.1 millones), están convocados a elegir 12,589 concejales de una nómina de unos 30 mil candidatos propuestos a mano alzada en asambleas de barrios.

La Comisión Electoral Nacional llamó a defender, con esta "acción de genuina democracia" el "derecho que tienen los cubanos de edificar una sociedad más justa, sin injerencias ni tutelas de ningún tipo", en un comunicado leído por televisión que precedió la apertura de los colegios electorales a las 07:00 locales (12:00 GMT).

"Es un momento en que todos debemos reafirmar más que nunca (...) ese compromiso con la revolución", declaró a la televisión la vicepresidenta del Consejo de Estado, Mercedes López Acea, subrayando que la jornada de 11 horas coincide con la conmemoración del 54 aniversario de la "victoria del pueblo" sobre la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos en 1961.

En un hecho inédito que no ha sido reflejado por la prensa local, toda bajo control del Estado, dos opositores, el abogado y periodista independientes Hildebrando Chaviano, de 65 años, y el informático empírico Yuniel López (26), figuran en la nómina de candidatos en dos municipios de La Habana.

"Esto es un mensaje que está recibiendo el gobierno", aseguró este domingo a la AFP Chaviano, quien no considera que su postulación y la de López signifiquen que el gobierno "haya aflojado las tuercas del poder".

publicidad

"Sencillamente nos colamos por la rendija que dejaron abierta y esto los ha tomado por sorpresa. Ya el pueblo votó (postuló) y no pueden dar marcha atrás", agregó.

La Huella Digital: Exclusiva Encuesta en Cuba

Intensos llamados a las urnas

En Cuba el voto no es obligatorio, pero los simpatizantes del gobierno llaman a todos a participar, mientras que los medios mantienen una intensa campaña convocando a las urnas.

Las autoridades defienden el sistema electoral, establecido en 1976, como el "más democrático y transparente", pero los disidentes lo descalifican asegurando que si bien el gobernante Partido Comunista (único) no postula candidatos, sí supervisa el proceso y se asegura, con su influencia y el voto de sus militantes y simpatizantes, que ningún disidente resulte elegido.

Los opositores cubanos, tildados por el gobierno de "mercenarios" al servicio de Estados Unidos, llaman tradicionalmente a la abstención, votar en blanco o a escribir consignas antigubernamentales en las boletas, para que sean anuladas.

Los comicios del domingo, que se celebran cada dos años y medio, son la antesala de las elecciones para las asambleas provinciales y la asamblea nacional (Parlamento), que deben realizarse en 2018.

Dos disidentes cubanos participan en elecciones Univision

Díaz-Canel reafirma voluntad de avanzar en diálogo con EEUU

En declaraciones a la prensa tras acudir a votar este domingo, el primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reafirmó en La Habana la voluntad política de la isla en avanzar en un diálogo "constructivo" con Estados Unidos, desde el respeto bilateral y sin afectar a la soberanía del país caribeño.

"Nosotros hemos expresado toda una voluntad política para avanzar en el diálogo y que sea un diálogo constructivo. Siempre desde una posición bilateral de respeto y sin afectarnos" como Estado soberano, dijo.

Sobre la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, el "número dos" del Gobierno de Raúl Castro destacó que estar en esa relación era una injusticia que ha provocado "acciones discriminatorias" en materia financiera y comercial a la isla.

publicidad

LEER: La histórica reunión entre Raúl Castro y Barack Obama en Panamá

"Un país que manda médicos y no soldados a conflictos internacionales para resolver los problemas de la gente no es un país terrorista. Era injusto que nos mantuvieran en esa lista", declaró.

Eliminar a Cuba de ese listado "tenía que pasar", según Díaz-Canel, quien añadió que esa decisión resolvería además el problema financiero de la Sección de Intereses de La Habana en Washington, sin banco desde hace un año.

"En la medida en que esto vaya fluyendo se podrá llegar a una etapa de restablecimiento de relaciones diplomáticas", agregó.

También recordó que después de esa fase, que culminaría con la apertura de embajadas, habrá que "avanzar" a una etapa de normalización de relaciones, una negociación donde Cuba plantea temas como el levantamiento del embargo económico, comercial y financiero y la devolución del territorio donde se asienta la Base Naval de Guantánamo.

También "habría que sentarse a discutir sobre el tema de las transmisiones ilegales de radio y televisión de EEUU a Cuba y habría que hablar también de mecanismos de compensación al pueblo cubano por los daños que desde el punto de vista humano y económico ha ocasionado el bloqueo", señaló.

publicidad

La carta de la diplomacia

Y por su parte, en vez de apostar por un ataque frontal sobre los derechos humanos, EEUU prefiere mostrar a Cuba su valiosa carta de la diplomacia y cortejar a la isla con progresos económicos, para que la comunidad internacional sea la encargada de exigir a los Castro mejoras en libertades políticas y de expresión.

La decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de eliminar a Cuba de la lista negra de Estados patrocinadores del terrorismo allana el camino para la apertura de embajadas y supone un primer paso para abrir los mercados y sistemas de crédito a la isla, sobre la que pesa desde 1962 un embargo económico.

Aunque el Congreso tiene 45 días para revisar la determinación, con esta decisión, Obama demostró que el pragmatismo se ha convertido en uno de los ejes principales de la política exterior estadounidense para acabar con cinco décadas de hostilidad oficial.

"Washington está apostando y esperando que, con una mayor apertura económica y un mayor compromiso diplomático, la reforma política sea eventualmente el siguiente paso en la isla", dijo a Efe el presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

"Los cubanos ahora deberían mostrar cierta flexibilidad con algunas cuestiones, como la movilidad de diplomáticos estadounidenses dentro de la isla", que quieren poder interactuar con la sociedad civil, destacó Shifter.

publicidad

Sin embargo, Cuba es muy sensible a cualquier intercambio entre Estados Unidos y la disidencia interna.

Por eso, "la comunidad internacional está llamada a jugar un rol importante en derechos humanos y democracia", indicó a Efe Santiago Canton, del Centro de Justicia y Derechos Humanos Robert F. Kennedy y exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Además, como dijo a Efe el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, "mientras no exista una presión de tipo multilateral de las principales democracias de Europa y América Latina, la naturaleza del régimen no cambiará, al menos, en el corto plazo".

No obstante, según Vivanco, acabar con el aislamiento es crucial para "poner fin al espejismo" con el que el régimen castrista oculta "los altos grados de restricciones en la isla" y que, con la progresiva apertura, confrontarán sociedades acostumbradas a afiliarse a sindicatos o salir a la calle a protestar.

"Sociedades progresistas como las de Chile, Brasil, Argentina, Uruguay o Perú se van a sorprender del alto grado de restricciones a los derechos básicos que impone el régimen totalitario de los Castro", aventuró el representante de HRW.

El camino a la libertad de expresión

Tanto para Canton como para Vivanco, lo más factible es que Cuba dé sus primeros pasos en libertad de expresión, un campo muy restringido pero en el que ya se han abierto paso diferentes blogueros como Yoani Sánchez, que en 2014 lanzó un nuevo periódico digital, 14ymedio, para "contar Cuba desde dentro de Cuba".

publicidad

Al comienzo de las negociaciones, La Habana excarceló a 53 presos políticos cubanos, pero HRW y organizaciones disidentes de dentro de Cuba afirman que las detenciones y las amenazas destinadas a evitar actividades "contrarrevolucionarias", lejos de cesar, se han incrementado en los últimos tiempos.

Precisamente, las libertades políticas son uno de los puntos sobre los que Washington no ha ocultado sus diferencias con La Habana, como demostró Obama durante la Cumbre de las Américas, cuando se reunió con opositores cubanos y remarcó que "las naciones fuertes no tienen miedo" a la sociedad civil.

Sin embargo, en la reunión sobre derechos humanos que mantuvieron ambos países en Washington en marzo, Cuba presumió de sus éxitos en educación y sanidad y expresó su preocupación por la discriminación, racismo y brutalidad policial que a su juicio padece EEUU.

"Vamos a seguir teniendo diferencias con el Gobierno cubano. Pero no queremos ser prisioneros del pasado. Cuando algo no funciona durante 50 años, no sigues haciéndolo. Intentas algo nuevo", destacó Obama en Jamaica antes de la cumbre de las Américas, donde los presidentes de ambos países protagonizaron una reunión histórica.

Como apunta Shifter, en esta nueva era de símbolos y gestos, la salida de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo muestra que "el camino ya está despejado" para que la apertura de embajadas cristalice la reconciliación.

publicidad

Una vez que se produzca, según coinciden los expertos, Estados Unidos y la comunidad internacional podrán apostar con más fuerza por las libertades y la democracia en la isla, un tema espinoso que, sin embargo, no cambiará el sentido de un giro histórico que ya es irreversible.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad