publicidad

Cuba se incorporó al Grupo de Río

Cuba se incorporó al Grupo de Río

El Grupo de Río incorporó a Cuba como miembro pleno en una reunión en el marco de la Cumbre de América Latina y el Caribe.

Bienvenida

BRASIL - El Grupo de Río incorporó el martes a Cuba como miembro pleno en una reunión celebrada por este mecanismo de consultas políticas en el marco de la Cumbre de América Latina y el Caribea la que asistió el presidente de la isla caribeña, Raúl Castro.

"Es un privilegio dar la bienvenida a Cuba como miembro del Grupo de Río en esta reunión", dijo el mandatario mexicano, Felipe Calderón, que ejerce como presidente pro témpore del Grupo y cuyo anuncio fue seguido de un prolongado aplauso.

Calderón aseguró que "la presencia de este país hermano será muy valiosa para la construcción de un destino común con valores compartidos".

De esta forma, Cuba se convierte en el miembro número 23 del Grupo de Río constituido en diciembre de 1986 en Río de Janeiro como mecanismo de consulta y concertación política.

Sus fundadores fueron Argentina, Brasil, Colombia, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

A ellos se sumaron en diferentes fechas Belice, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay y República Dominicana, más la Comunidad del Caribe (Caricom), representada actualmente por Jamaica.

Integración regional

Al dar la bienvenida a Cuba, Calderón expresó su deseo de "aprovechar la capacidad de convocatoria del Grupo de Río para contribuir a los esfuerzos de cooperación e intercambio de experiencias" dentro de los distintos mecanismos de cooperación regional.

publicidad

"En 20 años se ha consolidado como interlocutor representativo de la región ante otros países y grupos de países", afirmó Calderón, al recordar que el próximo jueves se cumplirán dos décadas de la creación del Grupo de Río.

Raúl Castro agradeció a quienes aprobaron el ingreso de su país, decisión que se tomó el pasado 13 de noviembre en una reunión ministerial celebrada en Zacatecas (México) y resaltó que la misma es un "reflejo del momento singular que viven América Latina y el Caribe".

Momento histórico

"No sé qué pensarán ustedes, pero para nosotros es un momento trascendental de nuestra historia", manifestó el presidente cubano.

Castro, que hizo un recuento de los momentos cruciales vividos por la revolución cubana, principalmente de los combates de todo tipo que ha tenido que librar contra Estados Unidos y sus aliados, evocó a su hermano Fidel, a quien reemplazó de manera interina en la jefatura del Estado en agosto de 2006 y definitivamente en febrero pasado.

"Es un momento trascendental", repitió, y a renglón seguido contó que le había comentado momentos antes a su canciller, Felipe Pérez Roque, "cuánto lamento que no sea Fidel el que esté sentado aquí, aunque nos debe estar viendo por televisión".

publicidad

Según Castro, Cuba "ingresa con el propósito de fomentar la comprensión y solidaridad" entre las naciones de la región.

"Lo hace con el deseo de trabajar a favor de la justicia, la paz, el desarrollo y el entendimiento entre todos nuestros pueblos", sostuvo.

El mandatario cubano agregó que al ingresar al Grupo de Río, Cuba lo hace "compartiendo el apego mutuo al derecho internacional, a la carta de las Naciones Unidas y a los principios fundamentales que rigen la relaciones entre las naciones".

Entre ellas citó la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, el rechazo a la agresión, a la amenaza, al uso de la fuerza y al empleo de medidas coercitivas unilaterales, con el fin de impedir a cualquier Estado el ejercicio del derecho a escoger su propio sistema político, económico y social.

Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, consideró que el de hoy es "un acto de justicia" con la isla caribeña.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad