publicidad

Cuba pedirá 20 años de cárcel contra contratista

Cuba pedirá 20 años de cárcel contra contratista

Cuba pedirá 20 años de prisión en un juicio contra un contratista estadounidense que arresto en diciembre de 2009 acusado de espía.

EU denuncia 'injusticia'

LA HABANA - Cuba pedirá 20 años de prisión en un juicio contra un contratista estadounidense que arresto en diciembre de 2009 acusado de espía, según una decisión anunciada este viernes y considerada una "injusticia" por la Casa Blanca.

La Fiscalía cubana solicitará esa condena contra Alan Gross por delitos contra la "independencia o la integridad territorial del Estado" en un juicio cuya fecha "será fijada en breve", según una nota oficial divulgada en la prensa local.

Washington reaccionó de inmediato. "Ha sido injustamente detenido y privado de su libertad" por "los últimos 14 meses", dijo el portavoz del presidente Barack Obama, Robert Gibbs.

En su anuncio, Cuba dijo haber trasladado la información "vía diplomática al gobierno de Estados Unidos" y que "notificó a los representantes consulares norteamericanos, a los familiares de Gross y a los abogados de su familia que podrán participar en el juicio".

'Agente secreto' de EU

Gross, de 61 años, fue detenido en la isla el 3 de diciembre de 2009 cuando, según dijo el propio presidente Raúl Castro, distribuía como "agente secreto" de Estados Unidos "sofisticados medios de comunicación" a opositores.

La decisión anunciada el viernes "agrava la injusticia sufrida por un hombre que ayudaba a liberar el flujo de información a, para y entre el pueblo cubano", agregó la Casa Blanca.

publicidad

Washington lo reconoce como empleado de la compañía Development Alternatives (DAI) -subcontratada por el Departamento de Estado-, que ayudaba a judíos en Cuba a comunicarse con el exterior dándoles celulares y computadores, pero esa comunidad niega haber tenido contactos o haber recibido algo de él.

"Es un especialista en desarrollo internacional que se hallaba en Cuba suministrando apoyo a la comunidad judía cubana", reiteró el viernes el Departamento de Estado.

Los cargos contra Gross están estipulados en el artículo 91 del Código Penal bajo delitos contra la Seguridad del Estado, que establece penas de prisión de "diez a veinte años o muerte".

Piden liberación humanitaria

Cuba autorizó el 13 de enero a Roberta Jacobson, número dos de la sección para América Latina del Departamento de Estado, a visitar al contratista en prisión, y en julio de 2010 a la esposa, Judy Gross, quien dijo haberlo visto con gran pérdida de peso y problema de movilidad.

Estados Unidos está "profundamente preocupado por el estado del señor Gross y la de su familia, y reitera nuestro llamado a su inmediata liberación", según la nota de la oficina de Gibbs.

Jacobson dijo en enero que había pedido la liberación de Gross por "razones humanitarias", en tanto que otro funcionario del Departamento de Estado señaló esperar que, en caso de juicio y condena, se le permitiera cumplir la pena en su país.

publicidad

Cuba y Estados Unidos, sin relaciones diplomáticas desde 1961, tuvieron una tregua poco después de que Obama levantó en abril de 2009 las restricciones a viajes y remesas de los cubanoestadounidenses impuestas por su antecesor George W. Bush en 2004.

Pero el distanciamiento volvió por el arresto y desde entonces Washington advirtió que no habría avances en la normalización de las relaciones mientras Gross continúe preso.

Estados Unidos rechazó hace un par de meses versiones de legisladores norteamericanos según las cuales Gross podría ser canjeado por cinco cubanos presos desde 1998 en ese país y condenados en 2001 bajo cargos de espionaje, a quienes Cuba considera "héroes luchadores antiterroristas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad