publicidad

Críticas al gobierno de Bachelet por respuesta al terremoto en Chile

Críticas al gobierno de Bachelet por respuesta al terremoto en Chile

En medio de fuertes criticas por la respuesta de su gobierno, Michelle Bachelet ordenó la salida del ejército a zona del terremoto.

Ayuda internacional

CONCEPCION - En medio de fuertes criticas por la respuesta de su gobierno a la crisis desatada tras el potente terremoto de 8.8 grados que golpeó la zona centro-sur de Chile la madrugada del sábado, la presidenta Michelle Bachelet precisó que la cifra de muertos creció hasta 708 y 10 mil tropas del Ejército saldrán a las calles para reforzar la seguridad en las regiones de Concepción y Maule.  Ahí la devastación es inmensa y se han registrado saqueos a supermercados por parte de sobrevivientes desesperados que, aseguran, no tienen agua, comida y lugares seguros donde vivir.

Siga aquí en vivo los sucesos en Chile.

Bachelet también dijo que su administración pidió ayuda internacional para atender los daños y las necesidades de la población tras el terremoto. En la víspera la prensa le preguntó si por qué no lo había hecho y respondió que el pedido estaba siendo evaluado y que su gobierno estaba preparado para actuar, así como los gobiernos locales.

Pero la multiplicación del número de muertos, las criticas por la falta de seguridad en pueblos y ciudades, el error en no haber advertido a la población sobre el maremoto que impactó en un área litoral de 300 km a 400 km y la lentitud en los sistemas de abastecimiento, obligó al Palacio de la Moneda a cambiar de estrategia para detener los señalamientos negativos hacia funcionarios e instituciones del Estado.

publicidad

Bachelet salió al paso de las críticas indicando que su gabinete y jefes militares intentan enfrentar uno de los más potentes terremotos (ocurridos) en siglos y que "estamos ante una catástrofe de tal magnitud impensable, que requerirá un gigantesco esfuerzo" para que Chile se recupere, dijo.

Muchos desaparecidos

En otra parte de sus declaraciones del domingo en la tarde, la presidenta indicó que un creciente número de personas estaban reportadas como desaparecidas y que se elaboraban listas para tener datos actualizados.

Desde primeras horas del domingo los canales de televisión chilenos reportaron que en el devastado litoral de la zona centro-sur ocurrió un maremoto con olas de entre 15 y 20 metros de altura que arrastraron barcos, botes, casas, pueblos enteros, automóviles y árboles.

En todos los lugares donde la prensa pudo llevar cámaras, lugareños y sobrevivientes contaron las horas de horror vividas después del terremoto y que buscaban desesperados a padres, hermanos, tíos y sobrinos que desaparecieron por la fuerza del tsunami.

Otros señalaron que el maremoto se registró entre 15 y 90 minutos después de las 3:43 horas, la hora exacta del seísmo, sin que ninguna autoridad advirtiera que el mar se iba a salir y devastaría el litoral centro-sur chileno.

Admiten error

El ministro chileno de Defensa, Francisco Vidal, admitió el domingo que la Marina cometió "un error de predicción" al descartar la posibilidad de un tsunami tras el terremoto que el sábado causó al menos 708 muertos y dos millones de damnificados en el centro y sur del país.

publicidad

Varias localidades costeras de la región del Maule, así como el archipiélago de Juan Fernández, a 600 kilómetros de la costa chilena frente a Valparaíso, fueron afectados por olas gigantes y marejadas que causaron varios muertos, un número indeterminado de desaparecidos y una gran destrucción material.

Las localidades de Constitución, Pelluhue e Iloca, en la región del Maule, fueron arrasadas por una ola que se abatió sobre la costa 20 minutos después del terremoto y las autoridades locales temen que haya numerosos muertos, entre lugareños y turistas que pasaban sus vacaciones en la zona.

Equivocación fatal

En el puerto de Talcahuano, vecino a la ciudad de Concepción, una de las más golpeadas por el seísmo, una ola arrastró embarcaciones pesqueras hasta una plaza situada a varias cuadras de la costa.

Hubo un error en el organismo de la Marina encargado de la predicción de tsunamis, dijo Vidal a los periodistas, tras participar en una reunión en el Palacio de La Moneda, presidida por Bachelet.

"Lo que se vio en la costa, entre la VI y IX regiones (Maule, Bío Bío y La Araucanía) es un maremoto aquí y en Burundi. Y hubo un error", admitió el ministro.

Matizó, sin embargo, que "afortunadamente, cuando se produce una evaluación (de los niveles del mar), se activa el sistema (en coordinación con capitanías de puerto, comisarías y otros organismos) que ayudó a salvar a centenares o a miles de personas".

publicidad

"Por este sistema, no obstante el error de diagnóstico, se pudo avisar y la gente pudo arrancar hacia los cerros", afirmó Vidal, que en caso de Juan Fernández, sostuvo que "existió un aviso y sin él, habría más que las seis víctimas fatales y 13 desaparecidos" que se registraron en ese territorio insular.

Cifras oficiales

Las autoridades han estimado en 2 millones los damnificados, 1,5 millones de casas afectadas de las cuales por lo menos medio millón están inhabitables.

El portal de internet de la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (ONEMI) reportó que la región de Maule es donde hubo el mayor número de muertos: 541 y cuatro desaparecidos.

En la zona de O'Higgins hubo 46 fallecidos y dos desaparecidos, mientras que en la región metropolitana de Santiago se reportaron 36 muertos y cinco desaparecidos.

En Valparaíso 16 personas murieron y en Bio Bio 64. La Araucanía reportó cinco fallecidos.

Bachelet dijo que firmó un decreto a través del cual cedió a los militares la seguridad en la provincia de Concepción, en donde saqueadores el domingo asaltaron supermercados, gasolineras, farmacias y bancos.

Pero los canales de televisión advierten y reiteran que las cifras son provisionales.

Ayuda condicionada

Bachelet, quien entregará el poder el 11 de marzo al presidente electo Sebastián Piñera, también dijo el domingo que el país aceptaría algunos de los ofrecimientos de ayuda internacional que han llegado de todo el mundo, pues necesitan hospitales de campaña, puentes, rescatistas para relevar a los hombres que empezaron la búsqueda el sábado, purificadores de agua y expertos en evaluación de daños.

publicidad

En la provincia de Concepción, equipos de rescate realizaban tareas de búsqueda de sobrevivientes en edificios desplomados, mientras otros vandalizaban tiendas y la policía se esforzaba en contenerlos.

La alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe dijo que "hasta ahora no se ha recibido ninguna ayuda" alimenticia para los damnificados, lo cual ha desatado la caótica reacción en Concepción, a 115 kilómetros del epicentro del sismo y 500 al sur de Santiago.

Evaluación final

La dimensión total de los daños causados por el terremoto del sábado en el centro-sur de Chile sigue siendo un enigma, especialmente porque casi 200 poderosas réplicas se han registrado desde el sismo principal y a veces destruyen edificaciones que estaban dañadas.

En Santiago el transporte público era irregular todavía el domingo, pero el Aeropuerto Internacional de Santiago recibió un primer vuelo desde Lima, a donde la aerolínea LAN había desviado varios de sus unidades desde la víspera.

El jefe de la Fuerza Aérea, general Ricardo Ortega, informó que esperaban la llegada de cuatro aviones más en el curso de la tarde y otros vuelos este lunes.

El principal puerto del país, en Valparaíso, continuaba cerrado el domingo mientras evaluaban los daños que sufrieron los sitios de atraque.

La terminal aérea sufrió destrozos en el área de atención al público, pero la pista y la torre de control no sufrieron daños, dijo Ortega.

publicidad

Los aeropuertos en Antofagasta, en el norte, Rancagua en el centro y Puerto Montt en el sur están operando, aclaró.

Panorama complicado

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, dijo el domingo que en el país existe una complicada situación de orden público en la zona de desastre causada por el terremoto del sábado.

Piñera exhortó el domingo al gobierno de Bachelet a recurrir a las Fuerzas Armadas para enfrentar la crisis.

"Cuando tenemos un catástrofe de esta magnitud, sin agua ni luz, la población con razón está angustiada y se está perdiendo el sentido del orden público", dijo Piñera, quien se posesionará el 11 de marzo.

Por esa razón "tenemos que recurrir a todos los recursos, y nuestras Fuerzas Armadas están preparadas para contribuir en tiempo de crisis y de catástrofe", agregó.

Futuro incierto

"Muchos alcaldes me dicen que esta noche (domingo a lunes) vamos a tener una muy difícil situación de orden público, especialmente en Concepción", 500 km al sur de Santiago, epicentro del terremoto que deja un saldo parcial de 708 muertos, destacó.

Asimismo -agregó- "todos tenemos que ayudar. Los enfermos necesitan hoy día atención y muchos no la están teniendo y la gente necesita también tranquilidad y orden público que desgraciadamente se está perdiendo".

publicidad

Previamente el ministro de Defensa, Francisco Vidal, había señalado que "las Fuerzas Armadas están operando desde el minuto uno" de la catástrofe.

Visita de Clinton

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, inicia este lunes una gira por cinco países latinoamericanos que se enfocará en el terremoto en Chile y en los esfuerzos norteamericanos por recabar más apoyo para aplicar nuevas sanciones internacionales a Irán.

Clinton visitará brevemente Santiago de Chile el martes por la mañana.

La secretaria de Estado planeaba ir a Chile el lunes por la noche para hablar con la presidenta Michelle Bachelet y el presidente electo Sebastián Piñera, quien asumirá el poder el 11 de marzo. Sin embargo, la reunión se canceló debido a que el país intenta recuperarse de un terremoto.

La jefa de la diplomacia de Estados Unidos dejó claro que mostrará el apoyo estadounidense a los esfuerzos y operaciones de rescate chilenos. "Nuestro hemisferio se une en tiempos de crisis y nosotros vamos a estar hombro con hombro con el pueblo de Chile en esta emergencia", dijo Clinton el sábado luego que el presidente Barack Obama llamase a Bachelet para ofrecer asistencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad