publicidad

Cristina quiere ir por Ingrid

Cristina quiere ir por Ingrid

Dijo que haría lo que fuera para buscar la libertad de la ex candidata presidencia colombiana, rehén de las FARC.

En manos de la guerrilla

BOGOTÁ - La congresista de oposición y ex mediadora en la búsqueda de un canje con las FARC, Piedad Córdoba, aseguró hoy que la presidenta argentina, Cristina Fernández, le dijo que estaba "dispuesta a ir a donde sea" necesario para buscar la libertad de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, rehén de las FARC.

En diálogo con el programa Las Voces del Secuestro de Caracol Radio, un espacio que sintonizan con frecuencia los rehenes en la selva, según dicen los que ya han sido liberados, dijo que se reunió con la gobernante argentina en Lima a mediados de mayo para hablar sobre la suerte de los secuestrados en Colombia.

"Ella está totalmente comprometida con este proceso, muy interesada e inclusive me dijo que es muy importante que Íngrid salga porque ella va a ser candidata presidencial y es una esperanza para las mujeres de América Latina el hecho de que ella salga fortalecida", afirmó Córdoba.

Asimismo, aseguró que Fernández le dijo que es necesario buscar la liberación de Betancourt para que pueda continuar con su proyecto político ya que la "experiencia de haber estado durante tanto tiempo retenida por las FARC" le permite ser un baluarte fundamental para la construcción de la paz en Colombia.

"Me dijo que estaba dispuesta a ir donde sea", dijo tras señalar que también se encontró en Perú con representantes de los Gobiernos de España y Francia.

publicidad

"Me reuní después con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y me dijo que había que hacer lo que fuera para que Íngrid salga libre. Hablé con el nuevo presidente de Paraguay, el padre Fernando Lugo; hable también con el presidente Manuel Zelaya, de Honduras, y con Evo Morales (mandatario de Bolivia) que me dijo que estaba 24 horas al día dispuesto a colaborar con el proceso", añadió.

Por su parte, el ministro colombiano de Interior y Justicia, Carlos Holguín, afirmó que no cree que esas gestiones de Córdoba se estén dando y que es "una postura simplemente en búsqueda de algunos efectos mediáticos, que es a lo que la senadora se ha dedicado".

"Trata de mostrarse como un hada madrina del bien, que está dedicada al servicio más noble y generoso que pueda darse. Creo que hay una gran cantidad de incoherencias en esas posturas y no es nada serio ni confiable", agregó.

Junto al presidente venezolano, Hugo Chávez, la senadora Córdoba fue mediadora para la búsqueda de un acuerdo humanitario con las FARC hasta el 21 de noviembre de 2007, cuando el Gobierno colombiano suspendió su mediación.

Las FARC liberaron a cinco ex congresistas y una ex candidata a la vicepresidencia en dos operaciones humanitarias realizadas el 10 de enero y el 27 de febrero pasados, como "desagravio" a Chávez y Córdoba, después de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, pusiera fin a su papel como mediadores.

publicidad

Esa guerrilla tiene en su poder a un grupo de 40 secuestrados, entre ellos a la colombo-francesa Betancourt y tres estadounidenses, a los que pretenden canjear por unos 500 insurgentes presos, tres de ellos extraditados a Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad