publicidad

Cristina Kirchner camino a Cas

Cristina Kirchner camino a Cas

Cristina Fernández de Kirchner parece estar a un paso de convertirse en la primera presidenta de Argentina.

Cristina Kirchner camino a Cas 750168c19c724f76bfe8aed719d9c257.jpg

La poderosa "K"

BUENOS AIRES, Argentina -  Cristina Fernández de Kirchner parece estar a un paso de convertirse en la primera presidenta de Argentina elegida por el voto popular tras una campaña marcada por los viajes al exterior, el proselitismo en actos oficiales y su negativa a dar entrevistas a la prensa local.

Sin apartarse demasiado del "estilo K" que impuso su esposo, el presidente Néstor Kirchner, la primera dama ostenta un cómodo primer puesto en las encuestas desde que en julio último lanzó su candidatura para los comicios generales del 28 de octubre.

La oposición y sus detractores la acusan de sacar ventaja de actos públicos para hacer proselitismo y de derrochar los recursos del Estado en giras internacionales de "instalación" de su candidatura, cargos que han motivado una denuncia ante la justicia.

publicidad

La Sociedad Interamericana de Prensa se ha echo eco de las protestas de la prensa argentina ante el hecho de que la peronista Fernández no concede reportajes o ruedas de prensa en su país y se muestra mucho más dispuesta a hablar con los periodistas en el extranjero

"Si la prensa la deja hacer eso, puede resultar una buena estrategia electoral", opinó Dick Morris, ex asesor político de Bill Clinton cuando era presidente de EU.

El nuevo estilo

El analista y encuestador argentino Roberto Bacman dijo a Efe que "los Kirchner han instalado ese estilo, que pasa por tener una extraña relación con la prensa e informar a través de actos públicos".

Los colaboradores de Fernández (a ella no le gusta que la llamen Cristina Kirchner) atesoran más de cien pedidos de entrevista con la legisladora, entre ellos, el de Efe, y, en estricto "off the record", repiten que si tuviera que conceder todas esas audiencias con periodistas debería abandonar sus ocupaciones.

"¿Dará conferencias de prensa?", le preguntó un empresario que asistió a una reciente reunión entre la candidata y un grupo de poderosos hombres de negocios. "Ahí se coló uno de los periodistas", respondió Cristina con una amplia sonrisa.

Según Morris, si los medios de prensa argentinos "destacaran ese desprecio permanente y que ella no los atiende por miedo a demostrar que no está suficientemente preparada, estaría obligada a cambiar de posición".

publicidad

Arrasando popularidad

Hoy los sondeos le adjudican a Fernández una intención de voto suficiente para evitar que la elección presidencial se defina en segunda vuelta, para lo cual necesita reunir 45 puntos o alcanzar los 40 y lograr 10 puntos de ventaja sobre el segundo.

En una entrevista que concedió a Efe en Madrid a finales de julio último, la senadora dijo que afronta con "respeto y humildad" la campaña electoral y advirtió que no contempla las encuestas que le favorecen como "un certificado de aprobado con anterioridad".

El periodista Jorge Lanata opinó en declaraciones a Efe en Bogotá que la candidata calla porque sus asesores no la dejan hablar. Siendo una persona "temperamental, cuando habla, termina creando problemas", dijo.

Para Lanata, el hecho que la campaña de Fernández se haya hecho desde las tribunas y en discursos esconde un "concepto autoritario", porque en los mítines nadie tiene la oportunidad de preguntar.

Además de España, en lo que va del año la postulante del Frente para la Victoria también visitó Francia, Alemania, Austria, México, Estados Unidos y Brasil.

Mientras arrecian la críticas a la primera dama por los hoteles lujosos en donde se hospeda y su afición a ir de compras, en su entorno responden que a Kirchner siempre le han reprochado que no viaja al exterior y a su esposa ahora le cuestionan exactamente lo contrario.

publicidad

En la lucha presidencial

Tan poco afecta a hablar con la prensa como reconocida por sus dotes de oradora, últimamente Fernández ha dado casi tantos discursos en actos oficiales como en mítines políticos, al punto de que en una ocasión Kirchner sólo ofició de "presentador" de la candidata, según las propias palabras del jefe del Estado.

De hecho, las palabras de la senadora han sido reproducidas por el sitio web de la Presidencia del país, donde normalmente sólo figuraban los dichos de Kirchner u otros miembros de su gobierno en actividades oficiales.

El encuestador Bacman aclaró que "si el estilo de los Kirchner empieza a costarles votos, lo van a revisar, como haría cualquier político".

Además, remarcó que con su forma de ejercer el poder, que algunos llaman transgresora y otros definen como de constante confrontación, Néstor Kirchner llegó a tener una adhesión popular del 82% y está terminando sus cuatro años de gobierno con una nada despreciable imagen positiva del 45%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad