publicidad

Cristina, dura con el agro

Cristina, dura con el agro

La presidenta argentina arremetió contra los ruralistas pidiéndoles que levanten el paro y diciéndoles que así no se arreglan las cosas.

"Así no se arreglan las cosas"

ARGENTINA- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó al sector agrario argentino que levante el paro y los cortes de ruta. "Les pido que en nombre de las leyes, la Constitución y la democracia, liberen las rutas y dejen que los artentinos volvamos a producir y trabajar", dijo la mandataria en el acto realizado en Plaza de Mayo.

Kirchner no guardó críticas para el sector del agro ni para los  argentinos que salieron a las calles a apoyarlos: "Con tanto golpe de Estado, con tanto corte institucional, creemos que todo se arregla con golpes, cacerolazos, cortes de ruta. Y yo creo que así no se arreglan las cosas. Hay que contribuir a la democracia con más democracia".

Por eso, tal como había dicho en su discurso del martes, los instó a que, si tienen una idea mejor sobre cómo redistribuir la riqueza, que formen un partido político y se presenten en las próximas elecciones.

La presidenta tampoco ahorró cuestionamientos al modelo de país que promueven los ruralistas como el ideal para Argentina. "Hace 100 años este país era el principal productor de carne y trigo, exportaba todo y sin embargo los argentinos morían de hambre y los obreros eran fusilados. La Argentina del centenario vivió sus primeros 100 años por la violencia que había despertado la miseria, el hambre y el dolor. Yo sueño con un bicentenario diferente, con las industrias trabajando, agregando valor a los productos, con un campo que cada vez produzca más, pero que le agregue valor aquí , para qeu haya más trabajo para todos los argentinos".

publicidad

Para la mandataria, al principio esta puja parecía relacionada sólo con las retenciones (la medida que inició el conflicto). Pero, según señaló, mientras en la democracia argentina sólo los representantes del pueblo deciden, deliberan y ejecutan, con el tiempo vio que se estaba interfiriendo con las instituciones y la democracia: "Desde una corporación, cuatro personas (los presidentes de las sociedades rurales argentinas) a las que nadie votó, a las que nadie eligió, se reunían, deliberaban, decidían y comunicaban al resto de los argentinos quién podía andar por las rutas del país y quién no".

Kirchner fue la única oradora del acto y su discurso,que duró más de 40 minutos, fue transmitido a todo el país por cadena nacional.  Acudieron la mayoría de los gobernadores oficialistas, intendentes, dirigentes, sindicalistas y piqueteros. Además, columnas de manifestantes de distintas fracciones del peronismo y organizaciones diversas ocuparon los principales lugares en torno del escenario. Entre ellas, las del sindicato de camioneros (oficialista), de estatales, docentes y los manifestantes liderados por el piquetero Luis D'Elia.

Justamente fueron las declaraciones de D'Elia (conocido por ser portavoz no oficial del pensamiento kirchnerista), convocando a manifestaciones armadas en defensa de la democracia, lo que avivó el fuego del descontento popular el domingo y causó las múltiples marchas con cacerolazos y bocinazos.

publicidad

Ayer, sin embargo, el ex presidente Néstor Kirchner se distanció del piquetero desautorizando su convocatoria violenta y llamó a participar del acto de esta tarde a "todos los argentinos que quieran defender la democracia".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad