publicidad

Crisis diplomática no solución

Crisis diplomática no solución

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, reconoció que falta mucho para resolver el conflicto Colombia-Ecuador.

Mucho trabajo por hacer

SANTIAGO DE CHILE - El secretario general de la OEA. José Miguel Insulza, afirmó que pese al acuerdo logrado ayer en el organismo, que reconoció que Colombia violó la soberanía de Ecuador, aún falta mucho para resolver el conflicto entre ambos países.

"El problema no está resuelto y tendremos que trabajar mucho para solucionarlo", subrayó Insulza, en declaraciones desde Washington a radio Cooperativa, respecto de la crisis que estalló el pasado 1 de marzo, cuando Raúl Reyes, el "número 2" de las FARC colombianas, resultó muerto en un ataque de las tropas colombianas en territorio ecuatoriano.

José Miguel Insulza, que encabezará una misión que examinará en el terreno los detalles del incidente, señaló que el interés del Consejo Permanente de la OEA "era tratar el tema sin echar leña al fuego", sino "bajando el nivel de la tensión entre ambos países".

Insulza fue preguntado por la aparente ambigüedad de la declaración aprobada este miércoles, que si bien reafirma que el territorio de un Estado es "jurisdicción inviolable", no condenó a Colombia por su acción en territorio ecuatoriano, aunque Bogotá nuevamente ofreció disculpas por su acción militar.

Tras el acercamiento diplomático

"No cabe sino declarar que ha habido una violación del artículo 21 de la carta de la OEA, pero al mismo tiempo el Consejo (Permanente) quiso buscar alguna forma de acercamiento, y probablemente por eso evitó las palabras duras", sostuvo al respecto.

publicidad

A juicio del político chileno, sería "una gran cosa", que en la Cumbre del Grupo de Río, a celebrarse en República Dominicana este jueves y viernes, pudiera lograrse una reunión bilateral entre los Presidentes Rafael Correa y Álvaro Uribe, pero admitió no tener ninguna seguridad de que la misma se concrete.

Recalcó, sin embargo, que una cita entre ambos mandatarios ayudaría al propósito de la OEA de acercar las posiciones entre los dos países.

Que disminuya 'la retórica inflamada'

También José Miguel Insulza subrayó la necesidad, para contribuir a la solución de la crisis, de "tratar de bajar la retórica inflamada" en la región, en alusión a las declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"No hay amenaza de peligro inminente. pero para encontrar una solución a este problema lo mejor es bajar el tono a todas las declaraciones", indicó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad