publicidad
Una serie de linchamientos de delincuentes que han tenido lugar en los últimos días en Argentina generó alarma en las autoridades.

Crecen las preocupaciones en Argentina por una serie de linchamientos

Crecen las preocupaciones en Argentina por una serie de linchamientos

El Gobierno consideró inconcebible que se aplique la ley del Talión para hacer justicia por mano propia.

Una serie de linchamientos de delincuentes que han tenido lugar en los ú...
Una serie de linchamientos de delincuentes que han tenido lugar en los últimos días en Argentina generó alarma en las autoridades.

Los argentinos, cansados por la falta de seguridad, han comenzado a tomarse la justicia por su propia mano. En los últimos diez días, al menos una decena de linchamientos de delincuentes han tenido lugar en barrrios como Palermo, Córdoba, La Rioja y Rosario.

Los vecinos atrapan a los presuntos ladrones y les propinan una fuerte paliza, generando graves lesiones y en un caso ya han provocado la muerte de uno de ellos.

La ola de linchamientos en Argentina generó alarma en las autoridades.

El gobierno y la oposición discutieron sobre quién tiene la responsabilidad en la respuesta ciudadana a la inseguridad del país.

¿Qué opinas de esta noticia? Visita nuestros foros

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, consideró que "es inconcebible que se aplique la ley del Talión" en referencia a los reiterados casos de linchamiento a supuestos delincuentes e insistió en que "es imprescindible que no exista justicia por mano propia".

publicidad

"En la evolución de una sociedad democrática, abierta, plural y civilizada, es absolutamente inconcebible la aplicación de la ley del Talión", subrayó Capitanich durante su habitual rueda de prensa diaria.

El jefe de Gabinete destacó también que "en el marco del estado de Derecho, es absolutamente imprescindible que no exista justicia por mano propia" y pidió a los argentinos "paciencia y voluntad para construir una sociedad democrática".

"Si se comete un delito debe existir el debido proceso de juzgamiento", reiteró Capitanich, quien recalcó que es "extremadamente peligroso" que los linchamientos a supuestos criminales se extiendan como método de castigo directo.

Capitanich instó también a entender la seguridad pública en su contexto más amplio y a "no estigmatizar" a los excluidos y todos aquellos que intentan reinsertarse en la sociedad.

La semana pasada, un joven de 19 años falleció en Rosario, a unos 300 kilómetros de Buenos Aires, como consecuencia de los golpes que le propinó un grupo de vecinos tras haberle robado la cartera a una mujer que caminaba con su hija.

A ese caso se suman al menos otra decena en los últimos días en distintos puntos del país, entre ellos el barrio Palermo de Buenos Aires, donde un grupo de vecinos pateó a un ladrón tras un robo, y en la ciudad de Córdoba.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad