publicidad
La Corte Suprema de Cuba escuchó el viernes los alegatos de defensa del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel acusado de espía, y anunciará en los próximos días el fallo definitivo.

Corte Suprema de Cuba delibera caso de contratista, crucial en nexo con EU

Corte Suprema de Cuba delibera caso de contratista, crucial en nexo con EU

La Corte Suprema de Cuba escuchó el viernes los alegatos de defensa del contratista estadounidense Alan Gross.

La Corte Suprema de Cuba escuchó el viernes los alegatos de defensa del...
La Corte Suprema de Cuba escuchó el viernes los alegatos de defensa del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel acusado de espía, y anunciará en los próximos días el fallo definitivo.

Harán anuncio en los próximos días

LA HABANA - La Corte Suprema de Cuba escuchó el viernes los alegatos de defensa del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel acusado de espía, y anunciará en los próximos días el fallo definitivo, en un caso crucial para las relaciones de Washington y La Habana.

Gross "expuso los criterios que consideró pertinentes" en la Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo, que "dará a conocer su sentencia definitiva en los próximos días", según una nota oficial difundida en los medios locales.

"Alan reiteró que nunca tuvo intención de causar daño al gobierno cubano o a su pueblo y que siempre ha creído -y aún lo hace hoy- en la soberanía de la nación cubana", dijo su abogado estadounidense Peter Kahn, en un comunicado enviado desde Washington a la AFP en La Habana.

publicidad

La audiencia, a la que acudieron tres funcionarios de la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA), fue celebrada durante alrededor de una hora, a puerta cerrada y bajo custodia de varios agentes vestidos de civil, constataron periodistas de la AFP.

Kahn subrayó que la abogada cubana de Gross, Nuris Piñero, argumentó ante la Corte que la condena de 15 años impuesta al contratista el 12 de marzo por "actos contra la independencia o integridad territorial del Estado", no se sustenta "ni en la ley ni en los hechos en este caso".

"Seguimos esperanzados en que la decisión de la Corte Suprema permitirá a Alan reunirse pronto con su familia tras haber pasado 20 meses en una prisión cubana", manifestó el abogado.

Gross, de 62 años, fue arrestado el 3 de diciembre de 2009 acusado por Cuba de entregar equipos de comunicación satelital a la oposición para crear una red informática clandestina en un plan "subversivo" de Estados Unidos con el fin de "destruir a la revolución".

Estados Unidos lo reconoce como empleado de la empresa Development Alternatives (DAI), contratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Departamento de Estado, pero sostiene que suministraba celulares y equipos a grupos judíos para ayudarles a comunicarse con el exterior.

La última instancia judicial

La vista del recurso de casación es la última instancia judicial que le queda a Gross para que sea modificada o anulada la sentencia, tras lo que sólo le quedaría la posibilidad de un indulto.

publicidad

La familia de Gross, el gobierno estadounidense y personalidades como el ex presidente Jimmy Carter piden a Cuba su liberación por "razones humanitarias", pues ha perdido unos 45 kg en prisión, y encara una dura situación personal, con su hija de 26 años sometida a una mastectomía y su madre, de 89, enferma de cáncer.

"Continuamos instando a las autoridades cubanas considerar las difícil situación familiar que enfrenta Alan y liberarlo de inmediato por razones humanitarias", agregó Kahn.

La esposa del contratista, Judy Gross, que estuvo presente en el juicio en marzo, no pudo asistir a la audiencia porque se recupera de una cirugía.

El caso tiene serias implicaciones en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, sin nexos diplomáticas desde hace 50 años, pues el arresto paralizó los tímidos pasos de acercamiento que se empezaban a dar con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca en 2009.

Estados Unidos sostiene que mientras Gross esté preso no habrá avances hacia una normalización de relaciones. Mientras, Cuba reclama la liberación de cinco agentes presos en ese país desde 1998, condenados a penas de hasta dos cadenas perpetuas por espionaje.

"Gross es una víctima de la política estadounidense hacia Cuba. Un gesto humanitario de Cuba (...) daría un nuevo impulso a los partidarios de una relación constructiva" bilateral, dijo el analista cubano Arturo López-Levy, de la Universidad de Denver.

publicidad

Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano -centro de estudios con sede en Washington- opina que una liberación de Gross "podría dar espacio" para que Obama "tome medidas de mayor apertura hacia Cuba".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad