publicidad
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que está pensando con Colombia en un futuro, pero con "cautela".

Correa quiere acercarse a Colombia

Correa quiere acercarse a Colombia

Ecuador desea reconstruir las relaciones con Colombia y mirar al futuro pero con prudencia y pidiendo justicia.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que está pensando con Colo...
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que está pensando con Colombia en un futuro, pero con "cautela".

"Nosotros no vamos a arreglar esto sin beneficio de inventario. Hemos tenido una posición coherente desde el principio: exigimos información sobre cómo nos bombardearon", aseguró el mandatario."Siempre hemos tenido la voluntad de, sin olvidar el pasado, mirar hacia el futuro y reconstruir las relaciones, pero necesitamos esa información que Colombia se comprometió a dar para culminar el proceso de normalización de las relaciones", insistió, recordando que Colombia se comprometió a entregar el contenido de las computadoras aprehendidas en el ataque.Ataque contra FARCEn marzo de 2008, un ataque del ejército colombiano contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano dejó un saldo de 25 muertos, incluido el jefe rebelde Raúl Reyes.Tras el ataque, el gobierno colombiano aseguró haber encontrado computadoras que contenían información comprometedora sobre los apoyos que recibe la guerrilla de las FARC. El bombardeo supuso la ruptura de las relaciones bilaterales, que sólo comenzaron a restablecerse en noviembre de 2009.Días después de que saliera a la luz un supuesto espionaje del Departamento de Seguridad (DAS) colombiano a Correa tras el ataque de 2008, el mandatario ecuatoriano reiteró que "mientras no haya pruebas de lo contrario", acepta la "clara ratificación" del presidente saliente, Alvaro Uribe, quien negó una tal operación."Tenemos que andar con cautela (...) El DAS esta siendo reestructurado. Esto no significa que en Ecuador hemos cambiado de posición ni mucho menos, pero siempre puede haber un miembro resentido que lanza una acusación de esta gravedad", aseguró"Existen además intereses y grupos que no desean que se normalicen las relaciones con Colombia. A la oposición, a ciertos grupos ecuatorianos, les conviene que el gobierno tenga un frente adicional abierto como es el problema de Colombia", consideró.Por otra parte, Correa admitió que el juicio abierto por un tribunal ecuatoriano contra el mandatario electo colombiano Juan Manuel Santos, que siendo ministro de Defensa ordenó el ataque de 2008 en Ecuador, es un "problema" para normalizar las relaciones.

"Ojalá la justicia ecuatoriana lo resuelva lo más rápidamente posible, pero yo no podría jamás interferir en la función del poder judicial en Ecuador", declaró el jefe de Estado."La justicia ecuatoriana no persigue personas. No se está persiguiendo a Santos, sino un delito. Lo que ocurrió en marzo de 2008 fue un delito claramente tipificado y debe ser investigado", insistió Correa.Correa, que llamó a Santos para felicitarle por su victoria y planea acudir a su toma de posesión "si llega la invitación", cuestionó que la respuesta a los problemas de Colombia sea exclusivamente militar y recordó los problemas que se viven en la frontera binacional.Militares de EU"No quiero perjudicar las relaciones entre nuestros dos países pero vamos a la frontera y cualquiera verá nuestra guarnicición y en frente, cultivos de coca donde no hay presencia del Estado colombiano", aseguró.Además, el mandatario ecuatoriano subrayó la "preocupación" que representa para "toda la región" la presencia militar estadounidense en Colombia."Los soldados estadounidenses tienen inmunidad penal. Nosotros también tuvimos una base estadounidense en Ecuador ¿Creen que sabíamos lo que había ahí? ¡No nos engañemos!", exclamó.Sin embargo, Correa aseguró que la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos ha supuesto "un cambio positivo" para América Latina, gracias a la actitud personal del mandatario."Todavía no un cambio sustancial en materia de política internacional pero Obama es una persona accesible y bien intencionada. Ya no genera las sospechas de la administración (de George W.) Bush aunque falta mucho por hacer", consideró.Correa garantizó que su relación con Estados Unidos es "fluida" y su país está dipuesto a "facilitar el diálogo" entre Washington y algunos países latinoamericanos, a menudo difícil por "desencuentros y falta de información".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad