publicidad
Información gubernamental reportó que más de 14 mil hectáreas fueron afectadas por los incendios en Chile.

Controlados la mayoría de incendios en Chile

Controlados la mayoría de incendios en Chile

La mayoría de los focos de los incendios forestales en el sur de Chile, que habían arrasado con unas 45 mil hectáreas, se encontraban controlados.

Información gubernamental reportó que más de 14 mil hectáreas fueron afe...
Información gubernamental reportó que más de 14 mil hectáreas fueron afectadas por los incendios en Chile.

Fiscal investiga intencionalidad

SANTIAGO, Chile - La mayoría de los focos de los incendios forestales en el sur de Chile, que habían arrasado con unas 45 mil hectáreas, se encontraban controlados este miércoles, al tiempo que fue designado un fiscal para investigar la intencionalidad en algunos de los siniestros.

En las últimas horas, el rápido avance del fuego se detuvo y pudieron ser controlados la mayoría de los 20 focos que permanecían activos, especialmente en la zona más afectada, la comuna de Quillón, en la región del Biobío, a unos 500 km al sur de Santiago, según los bomberos.

"Hay menos focos. Podemos decir que los últimos cinco focos que nos tenían complicados fueron controlados y estamos en un proceso de seguir sofocando", dijo el comandante de bomberos de Quillón, René Garrido, a medios locales.

publicidad

En el momento más álgido en esta comuna se registraron ocho focos activos. Uno de ellos consumió la vivienda de un hombre de 75 años, que murió tras negarse a ser evacuado en la madrugada del domingo.

Las llamas pudieron ser controladas debido al trabajo en las últimas horas de aviones y helicópteros cisterna, que permitieron atacar los sectores más altos, a los que era imposible de acceder hasta ese momento por los bomberos, explicó Garrido.

Tras el control del fuego, los brigadistas trabajaban en repasar los focos controlados para evitar nuevos rebrotes, que podrían ser propagados por una inusual ola de calor, la sequía e intensos vientos.

En esta región, las autoridades cifraron en 24,800 las hectáreas arrasadas, mientras más de 600 personas resultaron afectadas y se quemaron unas 160 casas.

En el Maule, en tanto, a unos 400 km al sur de Santiago, los dos focos de incendio en la localidad de Cauquenes estaban "contenidos", según señaló el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carlos Bernales, a la emisora Radio Cooperativa.

El fuego en esta zona había arrasado unas 6.605 hectáreas, afectado a más de 200 familias y destruido unas 30 viviendas.

Más de 14,504 hectáreas consumidas

La mayoría de los focos estaban controlados también en el parque nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena, 3.000 km al sur de Santiago, donde el fuego se había iniciado hace una semana, consumiendo 14,504 hectáreas.

publicidad

El parque, de unas 230 mil hectáreas de extensión y visitado cada año por miles de turistas, fue reabierto al público parcialmente este miércoles.

Mientras, fue designado un fiscal especial para investigar la intencionalidad en el inicio de los incendios en la región del Biobío.

Las sospechas hasta ahora apuntan al inicio simultáneo de ocho focos en los alrededores de una de las plantas de paneles de Celulosa Arauco, una de las mayores productoras mundial de celulosa, que resultó totalmente quemada.

La investigación quedó a cargo del fiscal jefe del Biobío, Julio Contardo.

En tanto, la Policía detuvo en las últimas horas a un hombre acusado de ser el responsable del incendio forestal que arrasó con siete hectáreas en la comuna de Tomé, también en la región del Biobío, pero en un incidente distinto al de Quillón.

Según reportan medios locales, el acusado habría confesado su responsabilidad tras manipular una bengala durante los festejos de Año Nuevo.

En tanto, en el incendio de Torres del Paine, el ciudadano israelí Rotem Singer, de 23 años, fue acusado como responsable de iniciar el fuego al actuar de manera negligente en el apagado de un rollo de papel higiénico, aunque él negó los cargos.

Mientras dura la investigación el joven no podrá abandonar el país. Por este caso, se enfrenta a una pena máxima de 60 días de prisión y una multa de $300.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad