publicidad
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Conmoción en Argentina por cáncer de Cristina Fernández

Conmoción en Argentina por cáncer de Cristina Fernández

Pese al buen pronóstico que tiene la operación a la que será sometida Cristina Fernández por un cáncer de tiroides, la noticia tuvo un impacto.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Médicos dan positivos diagnósticos

BUENOS AIRES, Argentina - Pese al buen pronóstico que tiene la operación a la que será sometida la presidenta Cristina Fernández por un cáncer de tiroides, la noticia tuvo un gran impacto político en Argentina, donde la mandataria ejerce el poder de forma concentrada y no es afecta a delegar la toma de decisiones.

Políticos, sindicalistas y dirigentes de derechos humanos recibieron con sorpresa y pesar el anuncio que hizo el gobierno la víspera acerca de la cirugía que se le practicará a la gobernante el 4 de enero, debido a un cáncer de tiroides que se le detectó el 22 de diciembre. Los pronósticos de curación de Fernández son muy alentadores, según distintos oncólogos.

publicidad

Para demostrar que está en pleno ejercicio del poder y disipar la inquietud, Fernández mantuvo su agenda oficial y encabezó el miércoles un acto en el que pidió a sus funcionarios que no se vayan de vacaciones mientras se recupera de la cirugía "por una cuestión de responsabilidad".

"Quiero pedirles a todos ayuda, no para mí, para este país... para que todos pongamos nuestro más y mejor esfuerzo ... porque nuestro vicepresidente se va tener que hacer cargo del Poder Ejecutivo", dijo Fernández en referencia a los veinte días de postoperatorio en los que estará de licencia y Amado Boudou, segundo en la línea presidencial, encabezará el gobierno.

"Me parece que tenemos que estar al frente, como siempre hemos hecho, haciéndonos cargo de todo", señaló la dirigente peronista, de 58 años, quien en octubre de 2010 perdió a su marido y antecesor Néstor Kirchner, considerado su principal asesor.

Fernández está optimista

Fernández, que se mostró de muy buen humor, valoró que Boudou, un vicepresidente afín, quede temporalmente a cargo del gobierno. La gobernante, que comenzó su segundo mandato el 10 de diciembre, estuvo muy enfrentada con quien fuera vicepresidente en su primer periodo de gestión, el radical Julio Cobos.

"Guarda (cuidado) con lo que hacés", le dijo sonriendo Fernández a Boudou, quien asistió junto a todo el gabinete ministerial y los gobernadores de 17 provincias al acto en la casa de gobierno.

publicidad

La mandataria será intervenida en el Hospital Austral, en las afueras de Buenos Aires, de un carcinoma detectado en el lóbulo derecho de la tiroides que, según el comunicado oficial de la unidad médica presidencial, no compromete a los ganglios linfáticos ni presenta metástasis.

Según médicos citados por la prensa, en este tipo de operaciones se suele extirpar toda la tiroides y luego el paciente es sometido a sesiones de yodo radiactivo.

Fernández también agradeció las muestras de solidaridad de varios mandatarios latinoamericanos. El primero que la llamó por teléfono, dijo, fue el de Venezuela Hugo Chávez, su gran aliado en la región.

Cristina 'está fuerte'

Después del acto, los gobernadores dijeron a periodistas que encontraron a la mandataria "muy fuerte".

Con anterioridad, el alcalde de Buenos Aires Mauricio Macri, uno de los principales líderes de la oposición, afirmó que la noticia sobre el cáncer de Fernández "nos conmocionó a todos, nos tomó por sorpresa".

El gremialista Julio Piumato señaló a radio La Red que las actuales diferencias entre un sector del sindicalismo al que él pertenece y el gobierno "son cosas menores" ante el anuncio de la operación. "Sabemos que siempre es una cuestión de intranquilidad manifiesta", señaló el secretario general de la Unión de Empleados Judiciales.

publicidad

Analistas consultados por The Associated Press destacaron el impacto que generó la noticia.

"La situación genera inquietud porque es un gobierno unipersonal... donde las decisiones las toma la presidenta, por eso esta incertidumbre en relación a lo que pueda pasar", dijo Mariel Fornoni, directora de la consultora Management & Fit.

Puntualizó que, en los hechos, la ausencia física de la mandataria será "irrelevante ya que las decisiones se van a seguir consensuando con ella".

Médicos califican de operación sencilla

La operación para extirpar un tumor canceroso en la tiroides a la que se someterá la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, es relativamente sencilla y podrá recuperarse plenamente y llevar una vida normal, dijeron varios especialistas.

El presidente de la Sociedad Latinoamericana de Tiroides, Marcos Abalovich, señaló a Radio Continental que la operación dura "dos o tres horas, básicamente por la cercanía de otros órganos" con la tiroides, una de las glándulas situadas en la parte anterior del cuello.

La mandataria, de 58 años, será operada el miércoles próximo en un hospital privado de la ciudad de Pilar, a 60 kilómetros al norte de Buenos Aires, por Pedro Saco, uno de los más renombrados especialistas argentinos en este tipo de cáncer, según información oficial.

publicidad

"Es un procedimiento relativamente sencillo, pero que hay que hacer con tranquilidad. De acuerdo a los detalles que se han hecho públicos, sería excepcional que hubiera complicaciones", remarcó en declaraciones a la radio Continental.

El presidente de la Sociedad Latinoamericana de Tiroides indicó que Fernández deberá tomar píldoras de yodo radiactivo "para destruir cualquier célula cancerígena que haya quedado" luego de la operación.

Fernández "podrá hacer una vida normal, pero con control médico" luego de que se haya repuesto de la operación, agregó el experto.

El director del Instituto de Oncología Pedro Roffo de Buenos Aires, Ricardo Kirchuk, coincidió con Abalovich en que la mandataria será sometida a una operación "sin demasiadas complicaciones", según comentó a la emisora Radio 10 de Buenos Aires.

Según Kirchuk, esta enfermedad tiene altos índices de recuperación y es "absolutamente manejable" por la medicina.

Pedro Saco, el cirujano que operará a Fernándezel 4 de enero, estudió en Argentina y fue entrenado en instituciones dedicadas al tratamiento de cáncer en Houston y Nueva York (EU).

Al cabo de 27 años en el ejercicio de la profesión se desempeña como vicepresidente de la Asociación Argentina de Cirugía de Cabeza y Cuello.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
publicidad