publicidad

Congreso colombiano define suerte de Uribe sobre posible segunda reelección presidencial

Congreso colombiano define suerte de Uribe sobre posible segunda reelección presidencial

El congreso debe decidir este martes la suerte de un referendo que abre paso a otra reelección del presidente colombiano.

Ola reeleccionista

BOGOTA - El Congreso colombiano debe decidir este martes la suerte de un referendo que abre paso a la reelección de Alvaro Uribe para un tercer periodo, en un proceso que se suma a una ola de polémicas reformas en América Latina para permitir a los actuales presidentes mantenerse en el poder.Tras la aprobación la semana pasada por el Senado, la Cámara de Representantes está convocada para votar el texto final de la iniciativa, que tuvo que ser sometida a un tortuoso proceso de conciliación durante los últimos dos meses.

El plan para convocar el referendo, que debe realizarse este mismo año, ha estado salpicado de denuncias sobre irregularidades desde que comenzó a mediados de 2008 con la recolección de casi 5 millones de firmas promovida por el partido de la U, uno de los seis que conforman la coalición que respalda a Uribe.

Los opositores partido Liberal (centro) y Polo Democrático (izquierda) han denunciado el otorgamiento de dádivas a los congresistas -como mayores presupuestos para sus regiones y otorgamiento de puestos- a cambio de obtener su voto, en tanto que las autoridades electorales han advertido que el procedimiento seguido para convocar el referendo viola la ley.

Polémico referendo

El trámite del referendo también ha abierto una brecha entre Uribe y la jerarquía de la iglesia Católica, que advirtió al mandatario de la inconveniencia de aferrarse al poder.

publicidad

"Dos periodos son suficientes", señaló el mes pasado el cardenal y arzobispo de Bogotá, Pedro Rubiano, un aliado tradicional del gobierno, al pedirle a Uribe no presentarse a una nueva reelección.

Los éxitos contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y un manejo económico que le ha permitido al país mantener las más altas tasas de crecimiento de su historia, le han granjeado a Uribe una alta popularidad interna.

Uribe, que goza en las encuestas de un respaldo del 68%, ha evitado responder los pedidos que dirigentes del oficialismo y empresarios le han hecho para que defina si será candidato en los comicios de mayo de 2010.

Uribe en la encrucijada

Pero el impulso del referendo ha sido realizado por su ministro del Interior, Fabio Valencia y dirigido desde la Casa de Nariño (sede presidencial), donde Uribe reunió a mediados de agosto a los legisladores oficialistas para expresar el interés del gobierno en que la iniciativa sea aprobada.

El jefe de Estado colombiano, reelegido para un segundo cuatrienio en 2006 tras otra polémica reforma a la constitución, ha dicho que sobre la posibilidad de presentarse tiene una "encrucijada del alma".

"No quiero ser percibido como alguien que se aferra al poder, pero quiero estar seguro de la consolidación de políticas como la seguridad democrática y confianza inversionista, que necesitan continuidad", señaló esta semana en una intervención pública.

publicidad

¿Dictadura moderna?

"Es el mismo argumento que han utilizado otros presidentes de la región", señala el politólogo León Valencia de la Fundación, recordando como Hugo Chávez en Venezuela y Rafael Correa en Ecuador han esgrimido razones similares para justificar su permanencia.

Algunos analistas estiman que se trata de un cambio en el modelo de gobierno que lentamente se extiende por América Latina.

"A cambio de las antiguas dictaduras la tendencia ahora en el continente es la de aprovechar la debilidad de los partidos, la proyección mediática sobre la opinión pública y las capacidades histriónicas de los mandatarios para personalizar la política", señala el sociólogo Francisco Leal Buitrago de la Universidad Nacional en Bogotá.

Votación clave

En medio de denuncias opositoras sobre supuestas ofertas de prebendas a legisladores para garantizar un voto favorable, el proyecto de ley de un referéndum reeleccionista que permitiría un tercer mandato al presidente Alvaro Uribe, encara una votación clave en el congreso.

La presidencia de la Cámara de Representantes confirmó el lunes que el debate y votación fue convocado para el martes y que su aprobación se dará con 84 votos, es decir, la mayoría de los 166 representantes.

Si algunos parlamentarios se ausentan de la sesión y no conforma el quórum necesario para votar "se convoca para el día miércoles nuevamente...hasta que podamos tomar una decisión", dijo telefónicamente a la AP Edgar Gómez, presidente de la Cámara de Representantes.

publicidad

Sin pronósticos

"No me atrevo a pronosticar, hay mucha incertidumbre y no veo esa contundencia en votar 'sí'", dijo el representante Pedro Pereira, del Partido Conservador, de la coalición oficial, asegurando que votará a favor y descartando que recibiera ofertas para otorgar ese apoyo.

"Creo que hay posibilidades de que salga" aprobado el proyecto, pero "uno sólo puede responder por el voto de uno", indicó por su parte el representante Mauricio Lizcano, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U).

El proyecto de ley prevé convocar a un referéndum en el que los colombianos se pronuncien si desean o no modificar la Carta Magna para permitir que Uribe busque en los comicios generales de mayo del 2010 un tercer mandato de cuatro años. La actual Constitución permite una única reelección inmediata.

Uribe, quien ya fue reelegido en 2006, sigue sin decir públicamente si quiere o no ese tercer gobierno.

Si gana, a referendo

Si el proyecto de la consulta es aprobado en la Cámara, las normas colombianas contemplan que el llamado a referéndum sea examinado primero por la Corte Constitucional y que decida si el tramite del proyecto y la consulta violan o no principios constitucionales.

Tal examen puede tomar unos tres meses y más tarde, en caso de un visto bueno de la Corte, las autoridades electorales pueden convocar la consulta, que para ser aprobada precisa del voto de 25% del padrón electoral, es decir 7,2 millones de personas.

publicidad

Rafael Pardo, precandidato presidencial por el opositor Partido Liberal, afirmó que desde hace tres meses el gobierno ha liberado de las arcas oficiales al menos 200 mil millones de pesos (unos 100 millones de dólares) para obras en 52 municipios y que el problema está en que los contratos para esas obras son negociados por parlamentarios, que aspiran a quedarse con una comisión a cambio de votar a favor del referéndum.

¿Favores políticos?

El ministerio del Interior "ha ordenado a través de convenios con alcaldes, la construcción de 52 palacios municipales (o sedes de concejos) con la intención de cambiar votos de congresistas...no me cabe la menor duda", dijo Pardo en diálogo telefónico con AP.

El ministro del Interior, Fabio Valencia, ha negado los señalamientos.

La bancada oficialista se ha visto fracturada por el tema porque si bien apoya a Uribe, algunos se oponen a un tercer mandato alegando que la continuidad de Uribe violentaría principios como la alternabilidad en el poder.

Sumado a esas dudas, algunos de los partidos de la coalición aspiran, además, a tener candidato presidencial propio a las elecciones del 2010, haciendo aún más difícil prever cómo votarán el martes y por lo cual precisan ser "convencidos" por parte del gobierno.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad