publicidad

Como fueron liberados

Como fueron liberados

La Operación 'Jaque' fue planeada en 2007. El Ejército infiltró la cúpula de las FARC y el comando que cuidaba a los secuestrados.

Agentes infiltrados

Los primeros datos recavados por la prensa colombiana e internacional dan cuenta de que el rescate de los 15 secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el miércoles, entre los que se encontraban la ex candidata presidencial, Ingrid Betancourt, y tres contratistas estadounidenses, fue planificada en 2007.

La noticia dio la vuelta al mundo en unos pocos minutos y no se hicieron esperar las reacciones al espectacular rescate. Algunos de los secuestrados llevaban más de 10 años privados de libertad. Ingrid Betancourt aseguró que seguirá luchando, esta vez por la liberación del resto de los poco más de 700 secuestrados en manos del grupo guerrillero.Uno de los brazos del operativo militar denominado 'jaque' consistió en agrupar a los liberados en un solo grupo en un punto de a selva colombiana.

Antes de la liberación los secuestrados se encontraban en al menos tres grupos. Agentes infiltrados lograron que las FARC los reunieran en una sola agrupación y fueran trasladados al sur del país.

El objetivo presentado a las FARC era ir por ellos en un lugar predeterminado para que fueran recogidos por dos helicópteros de una organización humanitaria, que los llevarían hacia otro lugar en poder de las guerrillas al sur oriente del país.

El Diario El Espectador de Colombia reportó en su página digital que agentes de la inteligencia militar infiltrados "hicieron creer al dirigente guerrillero conocido como 'César' que llevarían a los secuestrados a la presencia de 'Alfonso Cano', el jefe máximo de las FARC" que sucedió al fallecido Manuel Marulanda, alias "tirofijo".

publicidad

Apresados en vuelo

'César' y otros tres miembros de su cuadrilla fueron "neutralizados en el helicóptero que viajaba Betancourt y serán entregados a las autoridades judiciales para ser procesados “por todos sus delitos", según detallaron las autoridades."La operación fue absolutamente impecable", narró la ahora ex rehen en sus primeras declaraciones ofrecidas el miércoles, tras ser liberada.

Reveló que se despertó a las 4 a.m. Añadió que hacia las 5 a.m. , luego de rezar un Rosario y encomendarse a la Virgen, sus custodios le dijeron que alistara sus cosas porque iba a ser trasladada junto a otros secuestrados.

Betancourt agregó que ni los guerrilleros ni los cautivos sospecharon de la operación, y contó que el sonido de los rotores de los helicópteros siempre le causaron temor.Explicó que cuando vieron los helicópteros sintieron alegría -y no como otras veces que debían recoger sus cosas y esconderse en la selva-, pero que cuando aterrizaron la gente que venía en ellos "exigieron" que nos esposaran.

Dijo que pensó que las personas que bajaron de los helicópteros no eran trabajadores ayuda humanitaria, como esperaba, sino rebeldes de las FARC.

"Fue humillante"… "Uno trató de ayudarme con el moral, pero no me dejé"… "Nos sentimos humillados"… "Estábamos molestos"… Rechazó un abrigo que se le ofreció mientras se le informaba que iría a un lugar con un clima más frío.

publicidad

Con la imagen del Ché

Los militares infiltrados que llegaron en el helicóptero se disfrazaron incluso poniéndose camisetas con la imagen de Ernesto "Che" Guevara, "hablaban como guerrilleros y se vestían como tales", relató Betancourt, que interrumpió varias veces su relato con lágrimas.

Agregó que cuando subieron al helicóptero todo ocurrido de prisa. Sólo supieron lo que ocurría cuando uno de los supuestos guerrilleros que los había recibido les gritó: "Somos el Ejército de Colombia, ustedes están libres".

Pero poco después de despegar, Betancourt vio al comandante del campamento rebelde, un sujeto llamado César, quien la había atormentado durante cuatro años, con los ojos vendados, desnudo en el suelo.

"Cuando vi al comandante ('César') que nos tuvo retenidos durante este tiempo, que tantas veces fue tan cruel tan humillante, y tan déspota. Lo vi en el suelo empeloto, con los ojos vendados y no crean que sentí felicidad, sentí mucha lástima, y le di gracias a Dios de estar con personas que respetan la vida de los demás aún cuando son enemigos", detalló Betancourt.

Llorando agradeció luego a sus compañeros de cautiverio, en especial a un enfermero militar, el cabo William Pérez que, dijo, "me salvó la vida".

Luego la ex candidata y ahora símbolo de los secuestrados por las FARC en Colombia, volteó hacia el lugar donde se encontraba su madre y le pidió que ya no llorara por ella ni por su liberación.

publicidad

Y agregó: "La reelección fue un golpe para las FARC que estaban acostumbradas a que en cada cambio de gobierno se reorganizaban y cogían fuerza. El gobierno del presidente Uribe logró dar continuidad a su trabajo y logró importantes resultados como la desmovilización de los paramilitares".

Respeto por la vida

"Unos 15 (guerrilleros) más o menos de la cuadrilla de 'César', como al resto que se encontraban a unos kilómetros (de distancia del sitio donde llegaron los helicópteros), decidimos no atacarlos y les respetamos la vida en espera de que las FARC en reciprocidad suelten al resto de los secuestrados", dijo el general Freddy Padilla de León, Ministro de Defensa de Colombia.

El Espectador dijo que en la operación 'Jaque' fueron capturados 'Cesar' y otro miembro del frente guerrillero que cuidaba a los secuestrados.

La operación de rescate fue planeada luego de la fuga del subintendente John Frank Pinchao, el 4 de febrero de 2007.

Los datos que entregó el policía a la inteligencia militar, con descripciones sobre los sitios que recorrió durante su odisea, permitieron acercarse al lugar donde se encontraban los secuestrados, añadió el diario.

Las posteriores liberaciones, específicamente la de Clara Rojas (ex candidata vicepresidencial de Ingrid Betancourt), el 27 de febrero último, que se dio cerca al municipio de Tomachipán, en el departamento del Guaviare, hizo acercar mucho más a las Fuerzas Armadas.

publicidad

"Tras la liberación de Luis Eladio Pérez, entre el 16 y 20 de febrero de este año nos enteramos que la gente había visto a los tres estadounidenses bañándose en un río", explicó el general Padilla.

El alto militar precisó que estos movimientos permitieron dar con el paradero de los 15 secuestrados que fueron rescatados.

A paso lento, muy lento

Otros detalles conocidos el miércoles indican que la penetración a las FARC por parte del Ejército de Colombia fue doble y peligrosa, tanto para los secuestrados como para los militares.

El Espectador dijo que primero se logró penetrar al frente directamente encargado del cuidado de los secuestrados, y tiempo después (las fechas no se conocen ni tampoco de qué manera se hizo) se logró la infiltración del Secretariado de las FARC para que diera la orden de mover a los secuestrados que se encontraban en tres grupos.

"Desde esas personas (los infiltrados) se comenzó el protocolo del rescate", adelantaron los militares.

El helicóptero que simulaba pertenecer a una organización humanitaria ficticia, y tripulado por militares colombianos, recogió e miércoles a los 15 secuestrados y desde allí se dirigió a la base militar de Tolemaida, en Melgar, Tolima.

Que los liberen a todos

Betancourt dijo: "Los guerrilleros que fueron nuestros guardias durante el cautiverio los dejamos vivos y espero que no sean sometidos a un ajusticiamiento por parte de las Farc. Ellos no tienen la culpa de lo que sucedió, el operativo fue perfecto".
publicidad

También contó que cuando les dijeron que eran libres, "el helicóptero casi se cae porque todos saltamos, gritamos, lloramos y no lo podíamos creer. El helicóptero casi se cae porque saltamos, gritamos, lloramos y no lo podíamos creer".

The Associated Press dijo que ni un solo disparo fue realizado en la misión de rescate, que despojó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de sus cuatro más importantes armas para negociar con el gobierno colombiano.

Finalmente y ante la posibilidad de que asumiera nuevamente un papel en la política, Ingrid Betancourt aseguró que aún no lo sabe y que por el momento se siente "un soldado más al servicio de la patria (…) seguiré atenta a la posibilidad de colaborar en la liberación de los demás secuestrados".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad