publicidad
Líderes de América Latina y el Caribe inauguraron una cumbre para establecer formalmente un nuevo bloque regional sin Estados Unidos ni Canadá.

Comienza la CELAC en Caracas, un bloque regional sin EU

Comienza la CELAC en Caracas, un bloque regional sin EU

Líderes de América Latina y el Caribe inauguraron una cumbre para establecer formalmente un nuevo bloque regional sin EU ni Canadá.

Líderes de América Latina y el Caribe inauguraron una cumbre para establ...
Líderes de América Latina y el Caribe inauguraron una cumbre para establecer formalmente un nuevo bloque regional sin Estados Unidos ni Canadá.

Algunos esperan que sustituya a la OEA

CARACAS  - Líderes de América Latina y el Caribe inauguraron el viernes una cumbre para establecer formalmente un nuevo bloque regional sin Estados Unidos ni Canadá, que los presidentes Hugo Chávez de Venezuela y Rafael Correa de Ecuador esperan que sustituya eventualmente a la OEA, en pos del sueño de unidad del prócer Simón Bolívar.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se espera quede constituida luego de dos días de revisión de sus estatutos por sus 33 países miembros, informó The Associated Press.

El organismo nace con el objetivo de proyectar la región ante el mundo y de convertirse en un mecanismo más representativo y efectivo para la resolución de conflictos, en la promoción del desarrollo económico y ayude a combatir los embates de la pobreza.

publicidad

Algunos líderes como Chávez y Correa esperan que la nueva entidad eventualmente sustituya a la Organización de Estados Americanos (OEA), que consideran obsoleta y dominada por Estados Unidos.

La CELAC "es un arma para la integración económica, política, y mas allá la integración social de nuestros pueblos", dijo el mandatario venezolano en la víspera a periodistas. "Es algo muy distinto a la OEA. Y yo, mi opinión personal, es que a medida que pasen los años, la CELAC va a ir dejando atrás a la vieja y desgastada OEA... Sí, obsoleta".

"La OEA es un espacio que fue manipulado, dominado por Estados Unidos, siempre", comentó. "Es un organismo... mellado por el desgaste de los años, incluso muy lejos del espíritu de nuestros pueblos y del espíritu de la independencia y la integración necesaria en América Latina", agregó, citado por AP.

'El acontecimiento más grande de los últimos 200 años'

El presidente cubano Raúl Castro, cuyo país fue expulsado de la OEA en 1962, se hizo eco de la postura de Chávez y Correa luego de su arribo el viernes, afirmando que la creación del nuevo bloque "se puede considerar el acontecimiento más grande de los últimos 200 años".

Pero a diferencia de Chávez otros mandatarios aspiran a que la CELAC tenga un enfoque más orientado hacia el diálogo y la concertación. Dilma Rousseff, de Brasil, y Felipe Calderón, de México, defienden la creación del grupo como un foro de concertación, que hable de los intereses de la región ante las otras naciones del mundo, y en lo interno que promueva el diálogo, la democracia y del desarrollo comercial e industrial.

publicidad

El gobierno brasileño esta particularmente interesado en diseñar una estrategia común para enfrentar el impacto de la crisis financiera global. Se espera que Brasil asuma un papel relevante en el bloque.

América Latina y el Caribe como región experimentó un crecimiento económico de más de cinco por ciento el año pasado, y sus líderes están buscando formas de fortalecer aún más sus economías al fomentar las industrias locales y reducir las importaciones de fuera de la región.

"Nosotros podemos construir una integración que sea realmente productiva y que nos lleve al crecimiento de nuestras economías, y también que nos lleve a un proceso que no sea la explotación de un país por otro", dijo Rousseff citada por AP en Caracas.

Con la CELAC "nuestros países están mostrando esa vocación para crear un futuro común... sin injerencias de cualquier tipo", comentó.

Recordó "que hace 200 años, Caracas surgía como un farol por la lucha de la independencia... yo creo en el sueño de Bolívar" de que las naciones americanas "podían gobernarse y podían de forma autónoma desarrollarse".

"En aquella época fue derrotada (la idea de Bolívar) y estoy segura que este es el momento en que nosotros vamos a permitir esa posibilidad, siempre manteniendo su soberanía, manteniendo su independencia, que podamos relacionarnos como países hermanos, construyendo una región de crecimiento, de oportunidades", enfatizó.

publicidad

Chávez expresó que "nosotros tenemos que marchar hacia lo que Bolívar llamó un gran cuerpo político".

La llegada de los invitados

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llegó este viernes a Caracas para participar en la cumbre, informó AFP.

Poco después arribó el mandatario de Nicaragua Daniel Ortega, quien aseguró que el nuevo bloque regional es "una sentencia de muerte" a la injerencia de Estados Unidos en América Latina.

Una reunión con una treintena de presidentes "es bastante difícil de manejar y que salgan resoluciones contundentes y procedimientos eficaces y eficientes, pero es un paso adelante para la integración, un paso adelante para lograr mayor autonomía", dijo Correa a medios oficiales al llegar al aeropuerto, citado por la AFP.

"A mí, como latinoamericano me rebela que los problemas latinoamericanos los vayamos a discutir a Washington (...) es hora de tener un foro más propio, más nuestro, más cercano a nuestra realidad, sin los sesgos de Norteamérica", aseguró Correa.

El mandatario ecuatoriano, que participará en la cumbre de la CELAC junto a cerca de treinta mandatarios de América Latina y el Caribe, fue recibido en el aeropuerto por el vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua.

La AFP informó que Ortega, un aliado político del presidente venezolano Hugo Chávez, comentó el viernes que el nacimiento de la CELAC y la unidad latinoamericana son "una sentencia de muerte a la doctrina Monroe", emitida en 1823 por Estados Unidos para disuadir a las potencias europeas de reconquistar sus antiguas colonias americanas.

publicidad

La 'doctrina Monroe' es considerada sin embargo como el hito que dio pie a la injerencia de Estados Unidos en la región.

La CELAC "va a fortalecer la lucha por la justicia, la paz, la equidad, la lucha por la dignidad" del continente, añadió Ortega.

El presidente cubano Raúl Castro llegó la mañana del viernes a Caracas para participar hasta el sábado en la cumbre.

"Por primera vez en la historia, vamos a tener una organización de nuestra América, y si funciona, si tiene éxito, se puede considerar el acontecimiento más grande en los 200 años de semi independencia que habíamos tenido hasta ahora", comentó citado por la AFP el líder cubano sobre los bicentenarios de la independencia que celebraron varios países de la región entre 2010 y este año.

Castro, que participará en la cumbre de la CELAC junto a cerca de treinta mandatarios, fue recibido por el vicepresidente venezolano Elías Jaua en el aeropuerto internacional de Maiquetía, donde declaró brevemente a la prensa oficial.

"Les traigo un saludo de nuestro pueblo, muy especialmente del compañero Fidel, a todos los venezolanos. Los felicito por este gigante acontecimiento", añadió el presidente de Cuba, un país con el que Venezuela mantiene estrechas relaciones comerciales y políticas.

Castro llegó acompañado por una delegación integrada por el vicepresidente Ricardo Cabrisas, el canciller Bruno Rodríguez y el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

publicidad

Este es el primer viaje al exterior del presidente cubano en 2011, una característica que lo diferencia de su hermano Fidel, alejado del poder en 2006 por graves problemas de salud, quien recorrió el mundo en sus 48 años de gobierno.

Aprobación de cláusula democrática

Los cancilleres de América Latina y el Caribe aprobaron una cláusula democrática que integrará los estatutos de la naciente CELAC, aunque no hubo consenso sobre la toma de decisiones y el tema será abordado en la cumbre que se abre este viernes en Caracas, informó el gobierno brasileño.

"La reunión ministerial fue muy buena, es una gran cosa lo que estamos consiguiendo", celebró en rueda de prensa Antonio José Simões, subsecretario de Brasil para Asuntos de América del Sur y el Caribe, en alusión a la cita de cancilleres el jueves en Caracas para preparar la cumbre del viernes y sábado que dará nacimiento a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Simões anunció que se acordó una cláusula democrática, que es "calcada" de la iberoamericana.

"Prevé que si en un país hubiera violación del orden democrático, se abrirían consultas y ese país podría ser suspendido" de la organización, señaló el subsecretario, precisando que "prevalecerán las cláusulas subregionales", como, por ejemplo, la de UNASUR que "es más profunda y no la podemos diluir".

publicidad

No obstante, Simões afirmó que "no hubo acuerdo sobre la toma de decisiones, eso va a los presidentes" de los 33 países que integrarán la CELAC, un organismo americano sin Estados Unidos y Canadá.

Seguridad en Caracas

La cumbre de la CELAC, que se abre el viernes en Caracas, llevó a las autoridades a acondicionar el principal fuerte militar del país para acoger a más de 30 mandatarios y a desplegar 10 mil efectivos con la tarea de controlar el crimen en una de las urbes más inseguras de la región.

El Fuerte Tiuna, una instalación militar en el sur de Caracas con más de cinco mil hectáreas de extensión y un régimen de seguridad especial, será la sede de la cumbre que reunirá el viernes y sábado a la mayoría de los 33 mandatarios de América Latina y el Caribe y a sus respectivas delegaciones.

Más de 10 diez mil efectivos de seguridad, según informaron las Fuerzas Armadas, serán desplegados en toda Caracas y el aledaño Estado Vargas (norte), donde se halla el aeropuerto internacional, para evitar hechos violentos en la capital, donde cada semana se contabilizan decenas de homicidios y otros crímenes, como secuestros.

Y adicionalmente, desde el miércoles está prohibido el porte de armas en la capital, incluso para los agentes policiales que no formen parte del operativo de seguridad de la cita de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

publicidad

Con una tasa oficial de 48 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2010, el país es considerado el más violento de la región.

"Venezuela pasa a ser la capital de América Latina y en este sentido estamos implementando las medidas de seguridad necesarias", informó el comandante de la militarizada Guardia Nacional, Luis Motta.

La CELAC agrupará a 33 países de la región y excluirá a Estados Unidos y Canadá. Las próximas cumbres serán en 2012 en Chile y en 2013 en Cuba.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad