publicidad

Comienza a llegar la ayuda internacional a Haití en medio del caos y la desesperanza

Comienza a llegar la ayuda internacional a Haití en medio del caos y la desesperanza

Tres días después del seísmo que devastó Haití, comienza a llegar ayuda internacional para asistir a millones de damnificados.

Vuelos de socorro

PUERTO PRINCIPE - Tres días después del terremoto que devastó Haití, miles de personas siguen atrapadas entre toneladas de escombros. Utilizando camionetas como ambulancias improvisadas y puertas de casas destruidas como camillas, los haitianos batallaban frenéticamente para salvar a los heridos en el seísmo, mientras esperaban que los gobiernos extranjeros envíen pronto todo tipo de ayuda.

Si tienes video del terremoto de Haití envíalo aquí

Un llamado de ayuda para Haití

La ayuda internacional comenzó a llegar temprano el jueves cuando un avión de Air China, con un equipo chino de socorro, aterrizó en el aeropuerto de Puerto Príncipe y más de 50 personas en trajes naranja acompañados de perros entrenados se bajaron de la aeronave.

China dijo que el avión traía un equipo de búsqueda y rescate, médicos y sismólogos, además de 10 toneladas de alimentos, medicina y otros suministros.

Además aterrizaron tres aviones franceses con ayuda y un hospital móvil, dijeron funcionarios. Un equipo británico de socorro llegó a la vecina República Dominicana.

Estados Unidos y otros países dijeron que estaban enviando alimentos, suministros médicos y peros especialmente entrenados para asistir al país más pobre del Hemisferio Occidental, donde de acuerdo con estimados de la Cruz Roja internacional 3 millones de personas -una tercera parte de la población- pudiera necesitar ayuda de emergencia.

publicidad

Aumentan los muertos

En Brasil, el ejército dijo que un 14 militares brasileños de la misión de paz de la ONU murieron en el sismo.

Un comunicado de la institución castrense indicó que además de los 14 muertos, hay cuatro militares desaparecidos mientras 12 están heridos y serán repatriados a Brasil, y otros dos fueron evacuados a República Dominicana.

En las calles de la capital, sobrevivientes acampaban en medio de montones de bienes rescatados, incluyendo comida sacada de los escombros.

"Esto es mucho pero que un huracán", dijo Jimitre Coquillon, un asistente médico que trabajaba en un centro improvisado de asistencia en el estacionamiento de un hotel. "No hay agua, no hay nada. La gente se va a morir de sed".

¿Qué opina de la reacción de la comunidad internacional a la tragedia de Haití? Comente aquí.

Hospitales de campaña

El grupo de ayuda Médicos Sin Fronteras trataba a los heridos en dos hospitales que soportaron el terremoto y estableció clínicas en tiendas de campaña en otras partes de la capital para remplazar sus destruidas instalaciones.

Cuba, que ya tenía a centenares de médicos en el país, trataba a heridos en hospitales de campaña.

El presidente Barack Obama prometió un rescate de gran escala y ayuda humanitaria que incluye equipos de emergencia militar y civil de todo Estados Unidos.

publicidad

El portaaviones USS Carl Vinson arribará a la costa el jueves y la Naval indicó que se había ordenado que la nave anfibia de ataque USS Bataan partiera lo más pronto posible con 2,000 efectivos de la Marina.

"Tenemos que apoyarlos en esta hora de necesidad", manifestó Obama.

El mundo reacciona

La ayuda mundial agarró más impulso el jueves, cuando arribó a la vecina República Dominicana un vuelo británico con un equipo gubernamental de análisis y 71 especialistas en rescate junto con equipo pesado.

Un equipo de 72 miembros del Departamento de Bomberos del Condado de Los Angeles, California, salió para Haití el miércoles.

Naciones Unidas liberó $10 millones de sus fondos de emergencia, aún cuando fuerzas de esta organización en Haití trataban de lidiar con sus propias pérdidas.

Miles de muertos

Funcionarios haitianos dijeron que miles de personas, tal vez más de 100,000, habrían muerto tras el sismo de magnitud 7.

En un principio los geólogos habían estimado que el seísmo tuvo una intensidad de 7.3 grados, pero el dato fue corregido.

Mientras tanto, llamada tras llamada de las víctimas del sismo a los servicios de emergencia simplemente no lograban pasar porque el sistema que enlaza las diferentes redes de teléfono no está funcionando, informó un empleado de un servicio de telecomunicaciones.

publicidad

David Goldfarb, un ingeniero de la firma Alcatel-Lucent, señaló que la empresa había logrado establecer comunciaciones a través de la Internet y de otros medios, pero indicó que las llamadas de emergencia que se han intentado tan a menudo no han logrado llegar a su destino.

Goldfabr explicó qu cuando las personas intentan llamar desde sus teléfonos celulares necesitan de una red de comunicación. El despacho de emergencia o la estación de policía con el que se intentan comunicar podría estar en otra red, y las líneas que conectan a esas redes o "troncales" en muchas partes del país no funcionan, por ello las llamadas no enlazan, agregó.

Escasez de médicos

La organización Médicos Sin Fronteras halló un par de hospitales públicos en buenas condiciones luego que el martes un poderoso terremoto devastó la capital de Haití.

En tanto, algunos funcionarios del organismo indicaron el miércoles que comenzarán a atender a unas 500 personas que necesitan cirugías de emergencia.

Sin embargo, uno de los directores de la misión indicó que el grupo humanitario no tiene suficiente personal médico, equipos y medicinas para atender adecuadamente a los heridos.

La misión cuenta con aproximadamente 800 trabajadores médicos en Haití, pero un gran número no ha podido ser localizado desde el sismo del martes, informó el portavoz Stefano Zannini.

publicidad

Los están buscando

"La mayoría están dispersos por algún lugar o están perdidos en algún lugar. No estamos seguros de donde se encuentran", indicó Zannini.

Aproximadamente 800 heridos han llegado hasta las oficinas de Médicos Sin Fronteras en busca de atención y tratamiento médico dijo Zannini.

Muchas personas se han esparcido en patios y jardines, duermen en tiendas, cubriéndose con frazadas, sobre el suelo o sobre plásticos y esperan ser transferidos a uno de los dos hospitales identificados como lo suficientemente seguros para soportar las réplicas sísmicas que han sacudido posteriormente a Haití.

"Hemos visto todo tipo de personas: mujeres, hombres, jóvenes, viejos, niños, mujeres embarazadas, que vienen acá a buscar ayuda", indicó Zannini.

Sin combustible

Más de 500 personas necesitan intervenciones quirúrgicas de inmediato, pero en los próximos dos días, la misión se quedará sin gasolina para trasladar a los pacientes, así como alimentos y agua, dijo Zannini.

Médicos Sin Fronteras indicó previamente en el día que cientos de haitianos han sido atendidos en tiendas por huesos rotos, quemaduras y otras lesiones menos graves.

Varios hospitales del área se derrumbaron por el terremoto y las autoridades no han dicho cuántos nosocomios lograron soportar el sismo en la capital.

publicidad

EU envió naves

Estados Unidos movilizó una ayuda militar masiva para asistir a las víctimas del devastador terremoto en Haití y anunció que barcos, helicópteros, aviones de transporte y una unidad de 2,000 infantes de Marina viajan rumbo al empobrecido país o están preparándose para partir.

En tanto, en Washington, el presidente Barack Obama ofreció sus condolencias al secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon y al presidente del Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, por el fallecimiento de fuerzas de paz del organismo a causa del sismo.

Las llamadas de Ogama a Ban y al presidente Lula da Silva estuvieron entre la serie de muestras de líderes mundiales y del embajador de Estados Unidos en Haití que Obama se preparaba para discutir las labores de búsqueda y rescate de víctimas en el devastado país caribeño.

El secretario de la ONU, el mandatario brasileño y sus colegas de México y chile, así como el primer ministro del Canadá anunciaron ayuda al corto y largo plazo para la recuperación de Haití.

Los esfuerzos del presidente Obama para ubicar al presidente haitiano René Preval no tuvieron éxito de inmediato.

El apoyo naval

Un gran barco anfibio, el USS Bataan, fue enviado a Haití con una unidad expedicionaria de la Infantería de Marina con 2,000 elementos, el cual ya se encuentra de camino o probablemente zarpará muy pronto.

publicidad

El barco es uno de seis, incluidas fragatas, un destructor y un crucero con misiles teledirigidos que serán desplegados en la nación caribeña.

El general Douglas Fraser, titular del Comando Sur de Estados Unidos, dijo el miércoles en una conferencia de prensa junto con otros funcionarios que el Pentágono estaba "seriamente contemplando" enviar a miles de infantes de Marina para ayudar en las labores de ayuda y de seguridad en Haití.

Fraser agregó que hay otras fuerzas en alerta, incluyendo una brigada con unos 3,500 efectivos.

Datos de la misión

Los soldados desplegados en la nación caribeña buscarían mantener la paz en caso de algún amotinamiento tras el desastre y formaría parte de los esfuerzos internacionales encabezados por las Naciones Unidas, cuyas oficinas y sede de la operación de paz en el país se derrumbaron por el terremoto.

Se cree que al menos 100 empleados de la ONU están atrapados bajo los escombros del edificio.

En tanto, se estaban verificando informes sobre al menos tres muertes de estadounidenses en Haití, dijo P.J. Crowley, vocero del Departamento de Estado.

Sólo 100 de los 45,000 ciudadanos de Estados Unidos que se estima viven en ese país habían podido comunicarse con diplomáticos para confirmar que estaban bien.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton anunció que no seguirá la gira que debía llevarla a Papúa Nueva Guinea, Australia y Nueva Zelanda para encargarse de la respuesta de su país a la crisis.

publicidad

Clinton dijo a periodistas en Hawai que regresará a Washington para ayudar a supervisar la asistencia estadounidense en lugar de seguir su viaje hasta la semana próxima como estaba planeado.

Problemas para ayudar

Naciones Unidas informó el jueves que rescatistas y provisiones de emergencia están entrando a raudales en Haití procedentes de todo el mundo, pero que los trabajadores de ayuda están topándose con problemas graves al tratar de localizar a personas atrapadas bajo los escombros o al alimentar a los sobrevivientes hambrientos.

La portavoz de la ONU Elisabeth Byrs calificó al terremoto de Haití una pesadilla logística.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijo el jueves que los daños sufridos por el puerto de Haití en su capital, Puerto Príncipe, está obstaculizando las entregas de embarques por mar a la región. Dijo que el aeropuerto de la ciudad está abierto, pero que tiene problemas para ocuparse de las decenas de vuelos entrantes con suministros y rescatistas.

Muchos de los desesperados sobrevivientes del terremoto, que temen que haya más temblores, están ocupando caminos y retrasan el transporte de alimentos y otra ayuda crucial.

Hospitales destruidos

La Organización Mundial de la Salud dijo que los fuertes daños sufridos por al menos ocho hospitales en Puerto Príncipe están retrasando la capacidad de los médicos para atender a miles de heridos.

publicidad

Varios hospitales del área se derrumbaron por el terremoto, pero la organización Médicos Sin Fronteras halló un par en buenas condiciones y está atendiendo a cuantas víctimas pueden.

Las autoridades haitianas pronosticaron una aterradora cifra de más de 100,000 muertos tras el terremoto de magnitud 7 que semidestruyó gran parte de la capital Puerto Príncipe.

En Vietnam, los líderes asiáticos recordaron el jueves sus propias experiencias con desastres naturales al ofrecer ayuda a la devastada Haití, como parte de un esfuerzo internacional masivo para aliviar los efectos de la catástrofe.

Ayuda de Indonesia

La devastación en Haití es familiar para Indonesia: un sismo en la costa occidental del país en 2004 desencadenó un maremoto que mató a unas 230,000 personas en 14 países, la mitad de ellas en Indonesia.

"Como país que se ha visto devastado por una situación similar, estamos tremendamente entristecidos por lo que ocurre en Haití", dijo el canciller Marty Natalegawa en una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Vietnam. "Instamos a la comunidad de la ASEAN, incluyendo nosotros, por supuesto, a hacer todo lo que podamos para ayudarles".

La movilización mundial para ayudar a Haití se aceleró el jueves cuando un vuelo chino con elementos de ayuda de emergencia aterrizó en Puerto Príncipe. Funcionarios británicos dijeron que rescatistas llegaron a la vecina República Dominicana con perros entrenados y equipo pesado. El grupo debía llegar a Haití el jueves por la tarde.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad