publicidad

Comando militar rescató al presidente Rafael Correa

Comando militar rescató al presidente Rafael Correa

Comando militar rescató al presidente Rafael Correa

Violento operativo

QUITO, Ecuador - Fuerzas militares liberaron el jueves por la noche al presidente de Ecuador, Rafael Correa, tras un enfrentamiento contra los policías sublevados que lo mantenían recluido en un hospital.

Desde allí, Correa se trasladó al Palacio de Carondelet, la sede del Ejecutivo, y se asomó al balcón, donde le esperaban algunos ministros, para dirigirse a centenares de sus partidarios congregados en la Plaza Grande y que ondeaban banderas de Ecuador.

Por espacio de siete minutos saludó a sus seguidores y les agradeció el apoyo.

Desde el balcón expresó su tristeza por la violencia generada en las últimas horas.

Rechazo a nueva  Ley

Aseguró descalificó la rebelión ya que dijo que su gobierno es el que más ha apoyado al gremio policial

La víspera, el gobierno aprobó una ley que recorta algunos beneficios salariales, lo que provocó que los policías se sublevaran, sin embargo el mandatario dijo que se dejaron llevar por rumores y crearon una guerra psicológica "se han dejado engañar, es lo que hacen los vende patrias".

Agregó " la ley es para evitar los abusos, los aprovechamientos del fondo publico, evitar esos sobresueldos".

El presidente ecuatoriano fue sacado del hospital tras un tiroteo de más de media hora.

Imágenes de televisión mostraron a un uniformado herido, pero no se podía distinguir si se trataba de un policía de servicios especiales o de un militar.

publicidad

Según la agencia Efe, dos personas resultaron heridas a las afueras del hospital, de donde los militares procedieron a evacuar a los civiles tras rescatar al presidente.

Antes de iniciarse el tiroteo, grupos de militares, que se habían mantenido alejados de la zona, se acercaron en camiones al Hospital del Policía Nacional e inmediatamente se inició el intercambio de disparos.

Correa se encontraba en el tercer piso del edificio, donde llevaba recluido toda la jornada.

Con él estaba una dotación del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), un cuerpo de policía que se mantuvo leal al gobierno.

El ataque ocurrió después de que fracasaran las negociaciones con los sublevados para que liberaran a Correa que llevó a cabo el gobierno durante todo el día, según dijo a Efe el ministro de Defensa, Javier Ponce.

El ministro indicó que el gobierno no tenía ninguna intención de ceder a las demandas de los policías, que protestan contra una reducción de sus beneficios salariales contenida en un proyecto de ley.

Enfrentamiento

Cientos de militares se enfrentaron el jueves a tiros con policías sublevados que rodearon el hospital donde estaba Correra desde que en la mañana sufrió una agresión en medio de una protesta de los agentes.

Las televisoras locales mostraron imágenes del choque armado entre los hombres con uniformes de camuflaje característico de la policía contra los militares que se treparon a techos de edificaciones cercanas y avanzaban con la intención de llegar al hospital.

publicidad

La Cruz Roja informó que había atendido un herido de bala.

Desde la tarde del jueves Correa denunció que permanecía secuestrado en un hospital de la policía en donde agentes lo mantenían confinados.

Rebelión policial

La crisis ecuatoriana comenzó por una protesta de los policías molestos por una ley que consideraban perjudicaba sus condiciones laborales.

A inmediaciones del hospital policial se mantenían congregados cientos de simpatizantes de Correa, igual que en la plaza frente al Palacio de Carondelet, la sede del Ejecutivo.

Policías dispararon gases lacrimógenos para impedir que seguidores de Correa, que lanzaban piedras y palos, se acercaran al nosocomio.

Previo al rescate, en declaraciones a la estatal EcuadorTv, Correa expresó que "yo salgo de aquí (del hospital) como presidente o como cadáver, pero no voy a perder mi dignidad. Todo es manipulación, todo es desinformación".

Rechazó negociar si lo mantenían retenido

Por la tarde llegaron tres comisiones de los insubordinados a intentar negociar pero los rechazó porque dijo que no aceptaría condiciones ante las violaciones que se han registrado.

El director del hospital de policía, César Carrión, afirmó a periodistas que "el presidente fue asistido en emergencia para darle los primeros auxilios, tuvo un desmayo, la presión parece que estuvo muy alta, los gases lacrimógenos le afectaron muchísimo".

publicidad

Correa se negó el jueves a negociar con los policías sublevados en su país mientras le impidan salir del hospital donde lo tienen rodeado.

"Con estas medidas de hecho, olvídese de cualquier acuerdo o cualquier diálogo" mientras no pueda salir, dijo Correa en una conexión telefónica con el canal público Ecuador TV, cuya señal es emitida en todos los canales de televisión del país.

El jefe de Estado apuntó que del hospital lo sacan "como presidente o como cadáver" y aseguró que no va a perder su "dignidad".

Luego de ser rescatado, Correa refrendo su compromiso con los policías y dijo que él los ha apoyado más que nadie.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad