publicidad

Comando armado rescató a un narco internado en un hospital de Río

Comando armado rescató a un narco internado en un hospital de Río

Un comando de aproximadamente 15 hombres armados liberó a Johnny Luis da Silva, mejor conocido como Bebezão.

Un grupo de quince hombres fuertemente armados provocaron el pánico en el hospital público Azevedo Lima de Niterói, en la región metropolitana de Río de Janeiro, al entrar por la fuerza en el recinto y rescatar al narcotraficante Johnny Luis da Silva, de 27 años.

Para lograr su objetivo el comando desarmó a los dos policías que custodiaban al capo. También se apoderaron de las pertenencias de los pacientes y familiares que estaban en la sala de espera.

Este narcotraficante, conocido como Bebezão, se encontraba internado en este centro de salud desde finales de octubre por heridas de bala en una pierna, producidas durante un tiroteo con la policía militar.

Poco antes de la operación de rescate, los agresores asesinaron a un suboficial de la policía que estaba vestido de civil para robarle uno de los automóviles que usaron en la fuga del hospital.

Los asaltantes permanecieron durante unos 20 minutos en el centro de salud; el herido se encontraba en la enfermería, con cuadro "estable" y vigilancia reducida.

La invasión se produjo por la puerta de Urgencias, según confirmó la Policía Militar, que tomó declaración a los dos agentes que custodiaban los alrededores del centro médico y al narcotraficante fugado, y que está rastreando la zona en busca de los asaltantes.

Bebezão, presunto jefe del narcotráfico en la favela de Gogó da Ema, en Guadalupe (zona norte de Río), fue sorprendido con varios compañeros durante un robo de camiones con tabaco el pasado 16 de octubre y resultó herido en un intercambio de disparos con la Policía en Pavuna.

publicidad

Según indica el portal del diario El País, la policía vincula estrechamente a Bebezão con Celso Pinheiro Pimenta, Playboy, líder del narco en el Morro de Pedreira, en Costa Barros, y uno de los delincuentes más buscados de Río de Janeiro.

Dos cámaras de seguridad operativas en las proximidades del servicio de Urgencias podrían ayudar a la policía en sus investigaciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad