publicidad
Armando Acuña recién liberado fue en busca de sus familiares.

Colombia y la liberación de rehenes

Colombia y la liberación de rehenes

El presidente Juan Manuel Santos afirmó que a partir del domingo, después de las dos últimas liberaciones de rehenes de cinco ofrecidas por FARC, revisará el proceso de entregas de secuestrados.

Armando Acuña recién liberado fue en busca de sus familiares.
Armando Acuña recién liberado fue en busca de sus familiares.

Santos revisará entrega de rehenes

BOGOTA, Colombia - El presidente Juan Manuel Santos afirmó que a partir del domingo, después de las dos últimas liberaciones de rehenes de cinco ofrecidas por FARC, revisará el proceso de entregas de secuestrados.

Santos calificó el proceso como un "show mediático absurdo" en que uno de los liberados esta semana llegará desde la selva vestido de traje y corbata, ropa que según el ex rehén, le regaló la guerrilla.

"Les confieso que por un lado me causa mucho regocijo ver la felicidad de las familias cuando abrazan" a sus seres queridos liberados, dijo Santos en un acto desde la localidad de Mosquera, en el centro del país.

Pero "el lado negativo es que nuevamente... esto lleve un show mediático absurdo... (un) concejal en corbata saliendo de la selva", agregó el mandatario en el acto transmitido en vivo por el canal oficial Señal Institucional.

publicidad

Reiteró su molestia porque dijo que mientras las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaban a algunos rehenes, por el otro realizaban nuevas retenciones.

"Por eso vamos a permitir que se terminen las liberaciones (anunciadas por las FARC), pero vamos después a revisar bien la política de seguir permitiendo estas liberaciones gota a gota y con esta farsa", indicó.

Santos molesto por 'doble juego'

Santos no dio detalles sobre la decisión que tomaría en torno a esas entregas unilaterales de rehenes que vienen realizando las FARC desde inicios del 2008.

Desde aquel año y hasta este viernes, los rebeldes han entregado a 17 políticos y uniformados a la ex senadora Piedad Córdoba, que viene trabajando en favor de esas liberaciones. Al menos otros 19 secuestrados han sido rescatados por los militares en dos distintos operativos en el 2008 y el año pasado.

"Nadie dijo que sería fácil, pero hemos demostrado... que con el diálogo y sin una sola bala se logran resultados: liberaciones", escribió Córdoba en Twitter poco después del discurso del presidente.

Sin hacer referencia directa al mensaje de Santos, Córdoba agregó "no perdemos esperanza, la única opción no puede ser la guerra. Sí es posible una paz duradera, sólo se alcanzará pacíficamente... sigo viendo voluntad en ambas partes" gobierno y rebeldes, aseguró la ex senadora, destituida de su curul el año pasado por la Procuraduría alegando que tiene pruebas de que la política terminó colaborando con las FARC.

publicidad

Los distintos gobiernos colombianos han apoyado esas liberaciones unilaterales de las FARC con acciones como suspender los operativos militares en la zona de la entrega, una condición de seguridad demandada por los rebeldes, hasta apoyando la participación de un tercer país como Venezuela o Brasil, éste último prestando helicópteros militares en que han sido recogidos en la selva los últimos rehenes.

Las cinco últimas entregas fueron anunciadas por las FARC en diciembre y el primer rehén fue entregado el miércoles a la ex senadora Piedad Córdoba. El viernes fueron liberados otros dos hombres, entre ellos el edil Armando Acuña.

Acuña, cautivo desde mayo del 2009, sorprendió al llegar de la selva enfundado en un traje color claro y corbata rosada. Ha dicho que siempre estuvo solo y en ocasiones encadenado a un árbol, sistema que han descrito otros ex rehenes como forma de la guerrilla de evitar fugas.

El miércoles las FARC había liberado al primer rehén. Ese mismo día, las autoridades atribuyeron a las FARC la retención de dos hombres en Tambo, en el suroeste colombiano, uno de los cuales ya fue localizado por la policía antisecuestro.

El domingo serán entregados el mayor de la policía Guillermo Solórzano, de 35 años, retenido en junio de 2007, y el cabo primero del ejército Salin Antonio San Miguel Valderrama, de 27, cautivo desde mayo de 2008.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad