publicidad

Colombia rechazó canje de rehes con las FARC

Colombia rechazó canje de rehes con las FARC

El gobierno del presidente Alvaro Uribe descartó una propuesta para un encuentro de delegados y rebeldes de las FARC.

Guerrilla envió propuesta

BOGOTA - El gobierno del presidente Alvaro Uribe descartó una eventual propuesta para un encuentro de delegados oficiales y rebeldes de las FARC a fin de acordar un canje de rehenes, como sugirió la guerrilla.

Recibe noticias de Colombia en tu móvil

Con ello el gobierno ratificó su postura en torno a la liberación de rehenes en manos de esa guerrilla.

"El gobierno nacional mantiene su posición sobre el acto de liberación de secuestrados que están en poder de las FARC, expresada por el presidente Uribe el 8 de julio", dijo un breve comunicado de la presidencia.

El pronunciamiento oficial agregó lo ya dicho por el mandatario en aquella fecha de que la senadora Piedad Córdoba estaba autorizada para participar en el acto de entrega de los secuestrados y que los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) debían liberar de "forma simultánea" a los 24 militares y policías que tienen en su poder, algunos de ellos con más de una década de cautiverio.

Córdoba recibió misiva

El fin de semana Córdoba dio a conocer una nota que dijo recibir de las FARC, en la que el grupo rebelde indica que si el gobierno había autorizado a la congresista era porque "seguramente muy pronto (el gobierno) nos hará conocer una propuesta acerca de las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que, sus delegados y los nuestros, van a poder precisar los términos de un acuerdo de canje" o intercambio de secuestrados por guerrilleros en prisión.

publicidad

Las FARC no explicaron las razones por las cuales creían que el gobierno estaba dispuesto a discutir ese canje, un intercambio siempre rechazado por Uribe.

Por su parte, Córdoba, a quien la guerrilla ha entregado este año al menos media docena de rehenes, afirmó el domingo en un comunicado que su labor "de mediación para las liberaciones y el intercambio humanitario" estaba "supeditada" a que el presidente le ratificara la autorización y además respondiera a demandas de las FARC como que exista una "veeduría internacional" y tres delegados de cada bando para hacer un eventual canje.

Las dos partes, y Córdoba en el medio, parecían así estar inmersos en un diálogo de sordos en que cada uno habla de temas que los otros no han mencionado o rechazan responder directamente a una iniciativa del otro. Ni el gobierno habla de "mediación" de la congresista, ni las FARC replica si está dispuesta o no a considerar la liberación de los 24 uniformados, aunque no sea de forma "simultánea".

Pruebas de vida

Córdoba se reunió este martes con jerarcas de la Iglesia católica de Colombia para darles a conocer los avances en las gestiones por la liberación de dos cautivos y anunció próximas pruebas de vida de algunos secuestrados.

La senadora tuvo una breve cita con el cardenal Pedro Rubiano en la Catedral Primada de Bogotá y luego se desplazó a una segunda reunión con el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Rubén Salazar, con el fin de agilizar el proceso de liberación de secuestrados.

publicidad

Sin fecha fija

Durante el encuentro se analizó, explicó Córdoba a periodistas, "lo que hemos venido haciendo y las diferentes reuniones que hemos tenido" para avanzar en la entrega del cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, el soldado Josué Daniel Calvo Sánchez y los restos mortales del capitán de la Policía Julián Guevara.

Agregó que los rebeldes "van a enviar pruebas de supervivencia que seguramente están en camino", pero indicó que no puede precisar cuándo se darán a conocer, ni tampoco la fecha en que serán liberados los dos rehenes que prometieron entregar las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Estamos en los trámites iniciales, similares a los de la vez pasada, de acercamientos con la Iglesia en este caso", añadió.

La senadora dijo que solo empezará su tarea de mediación ante los rebeldes cuando el presidente Álvaro Uribe la reciba, porque "hay que tener claras las condiciones del Gobierno para saber cómo se avanza".

Las FARC anunciaron en abril y junio que como un gesto de reconocimiento al trabajo de Córdoba liberarían a dos militares, uno de ellos retenido desde diciembre de 1997, pero que sólo los entregarían a la congresista. Tras semanas de silencio, el gobierno autorizó el 8 de julio la asistencia de la parlamentaria, pero la condicionó a que se diera la liberación de todos los 24 secuestrados.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad