publicidad

Colombia ratifica con pruebas que jefes de FARC y ELN están en Venezuela

Colombia ratifica con pruebas que jefes de FARC y ELN están en Venezuela

El gobierno de Colombia ratificó sus acusaciones contra Venezuela y dijo que evalúa recurrir a instancias internacionales.

Colombia ratifica con pruebas que jefes de FARC y ELN están en Venezuela...

Con fotos y videos

BOGOTÁ - El Gobierno de Colombia dio a conocer este jueves a los directores de varios medios, pruebas que supuestamente demuestran que importantes jefes de las guerrillas de las FARC y el ELN se esconden en Venezuela, e indicó que no se autorizará su divulgación por asuntos de seguridad nacional.

En una reunión privada con los comunicadores, el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, mostró fotos, vídeos y entregó coordenadas que probarían la presencia "confirmada, clara, concreta de terroristas de las FARC y el ELN en el vecino país".

Y ratificó -que al momento de entregar las declaraciones- el jefe guerrillero de las FARC "Iván Márquez" se reúne en territorio venezolano con varios cabecillas de esa organización.

publicidad

Explicó que las informaciones entregadas por 12 desmovilizados, fueron recopiladas entre 2007 hasta junio de este año, y documentadas con fotos, vídeos y los desplazamientos de los guerrilleros a través del sistema GPS.

Silva agregó que el propósito de dar a conocer la información es "ratificar que el deterioro de las relaciones entre Colombia y Venezuela" obedece a "la tolerancia de la presencia de esos terroristas en ese país".

Remarcó que la situación, "sin duda representa una amenaza a la seguridad nacional de Colombia".

Detalló coordenadas

Detalló el sitio con coordenadas, del campamento de Jesús Santrich, que estaría a 23 kilómetros de la frontera con Colombia, en la serranía del Perijá, en el estado del Táchira, en Villa del Rosario, en la vereda Soratama, desde donde el rebelde maneja las emisoras de Radio Resistencia.

Igualmente, en otras fotos y vídeos, al parecer de mayo de 2009, se ve a Santrich, en compañía de alias "Pedro", un ciudadano chileno.

En otra de junio de 2007 aparece "G. Rubio", quien sería miembro de la Coordinadora Bolivariana de Ecuador.

Otras imágenes dejan ver lo que sería el campamento de "Iván Márquez", cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango, y en el que aparece un busto de madera del fallecido Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", legendario comandante supremo de las FARC.

publicidad

Márquez está acompañado de dos perros french poodle blancos en una cocina de cemento, mientras fuma tabaco en una mesa de madera junto a una caja de estos cigarros "Picasso".

'Protección' al ELN

Reafirmó, igualmente, que Carlos Marín Guarín, alias "Pablito", mando del ELN, está en el sur del territorio venezolano, en "donde tiene un campamento con 25 personas que lo protegen".

Detalló que la información la aportaron 12 desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) "plenamente identificados".

Un comunicado leído anteriormente por el secretario de prensa de la Casa de Nariño (sede del Gobierno), César Mauricio Velásquez, precisaba que entre los rebeldes que se ocultan en Venezuela también está el llamado "canciller" de esa guerrilla, Rodrigo Granda.

Y agrega que "el Gobierno Nacional tiene evidencias que acreditan la presencia en la República Bolivariana de Venezuela de algunos cabecillas del grupo terrorista de las FARC".

Señalamiento constante

Precisó que los rebeldes que se esconden en Venezuela además de "Márquez" y Granda, son "Timoleón Jiménez", alias "Timochenko", y Germán Briceño, alias "Grannobles" y hermano del jefe militar de las FARC,alias "Mono Jojoy".

publicidad

El Gobierno ha señalado en repetidas ocasiones que miembros de las FARC y del ELN se esconden en Venezuela para evitar la presión de las tropas colombianas, pero solo hasta ahora, a menos de un mes de que finalice el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, muestra privadamente esa documentación.

Relaciones deterioradas

El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, instó en Miami a Venezuela a dialogar para mejorar las relaciones basadas en el respeto y "resolver el problema que hoy está sobre la mesa, la presencia de terroristas en territorio venezolano", sin suministrar detalles.

Por su parte, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, dijo que los colombianos no pueden seguir engañados y que era necesario probar que en Venezuela viven algunos de los principales jefes de las guerrillas colombianas.

Señaló que el anuncio del Gobierno no busca afectar los acercamientos que hace el presidente electo con Venezuela para recomponer las relaciones.

Las relaciones colombo-venezolanas están congeladas desde hace casi un año por decisión de Chávez, que respondió así a unas acusaciones, a su juicio "irresponsables", hechas desde Colombia sobre un supuesto desvío de armas de Venezuela a las FARC.

La tensión aumentó con la firma, en octubre de 2009, del acuerdo militar por el que fuerzas estadounidenses pueden utilizar al menos siete bases colombianas para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

publicidad

Instancias internacionales

Este viernes, el Gobierno colombiano anunció que evalúa acudir a instancias internacionales para denunciar la presencia de jefes de las guerrillas de las FARC y el ELN en Venezuela, después de seis años de diálogo "infructuoso" sobre ese tema con el Ejecutivo que preside Hugo Chávez.

"Durante seis años el Gobierno colombiano sostuvo un diálogo paciente con el Gobierno de Venezuela, al cual, en varias ocasiones, dio informaciones sobre localización de terroristas en ese territorio", dice un breve comunicado difundido por la Presidencia.

"Todo fue infructuoso en relación con cabecillas terroristas. Debemos pensar nuevamente en acudir a las instancias internacionales", agrega ese texto.

En marzo de 2008, Colombia ya denunció ante la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) unos presuntos "acuerdos" entre las FARC y los Gobiernos de Ecuador y Venezuela.

Venezuela se defiende

Por su parte, el gobierno venezolano rechazó el viernes la "arremetida" del mandatario colombiano Álvaro Uribe para buscar "destruir" las relaciones bilaterales por reiterar que hay guerrilleros colombianos en Venezuela, y dijo que podría evaluar medidas "firmes y contundentes".

La cancillería venezolana "rechazó" en un comunicado "la nueva arremetida del presidente saliente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, en su afán por llevar a término la labor de destrucción de las relaciones colombo-venezolanas que ha emprendido con enfermiza obsesión en los últimos años".

publicidad

"El camino de la mentira, de la agresión y del irrespeto contra Venezuela, siempre impedirá la regularización de las relaciones entre los gobiernos de nuestros dos países. De continuar esta situación, el gobierno de Venezuela evaluaría tomar medidas políticas y diplomáticas muy firmes y contundentes", reza el texto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad