publicidad

Colombia no movilizará fronter

Colombia no movilizará fronter

El gobierno pidió a la ONU que condene la alianza que mantiene la guerrilla con algunos países latinoamericanos.

Nexos con la guerrilla

BOGOTA - El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón, denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a los gobiernos latinoamericanos que dan refugio a grupos terroristas y pidió que el organismo condene los secuestros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y exija la liberación inmediata de los rehenes.

En aparente alusión a Ecuador, Santos recordó que la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU exige a los estados que "denieguen refugio a quienes financian, planifican o cometen actos de terrorismo" y que impidan que estos "utilicen sus territorios respectivos para esos fines, en contra de otros estados o de sus ciudadanos"."En nuestro continente hay gobiernos que incumplen intencionalmente este mandato obligatorio. Hay amplia evidencia pública al respecto", subrayó el vicepresidente de Colombia.

El mandatario intervenía ante la séptima sesión del CDH apenas dos días después de que el Ejército colombiano lanzara una operación en territorio de Ecuador en la que murió el "número dos" de las FARC, Raúl Reyes.

En medio de la fuerte crisis, tanto Ecuador como el gobierno del venezolano Húgo Chávez -que medió para lograr la última liberación de cuatro rehenes de las FARC- han retirado a sus respectivos embajadores en Bogotá y movilizaron tropas a la frontera.

publicidad

"Invitamos a todos los países de la comunidad internacional y en especial a nuestros vecinos, a solidarizarse con la lucha contra el terrorismo que adelanta Colombia, y a tomar todas las medidas necesarias para hacer efectivos los compromisos adquiridos", agregó Santos.

El vicepresidente de Colombia aseguró que "hemos sido respetuosos del principio de la no interferencia en los asuntos internos de los Estados" y subrayó que "jamás hemos querido expandir principio alguno distinto de la democracia".

Y en clara referencia a Chávez, que ha ordenado la movilización de varios batallones hacia la frontera con Colombia, Santos agregó que "no aceptamos ninguna provocación que ponga en peligro la estabilidad de la región".

El mandatario defendió ante los miembros del Consejo la actuación democrática de Colombia, "uno de los países más afectados por el terrorismo en el mundo".

Dijo al CDH querer compartir "la felicidad de la liberación en las últimas semanas de tres mujeres y tres hombres colombianos después de más de 5 años de penoso cautiverio por un grupo que ha sido catalogado como terrorista por la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos, las FARC".

Santos expuso las condiciones "infrahumanas" en que están los secuestrados, citando testimonios de los liberados, y expresó la inquietud por la suerte de los 700 rehenes aún en manos de la guerrilla.

publicidad

"Los secuestrados estuvieron en condiciones infrahumanas, encadenados y sin atención médica, situación que recuerda a los campos de concentración", subrayó.

Se refirió a los esfuerzos de Bogotá para lograr la liberación de los secuestrados y recordó que están marcha los buenos oficios de Francia, Suiza y España, así como de la Iglesia Católica colombiana.

Pero insistió ante los miembros del Consejo en que "escuchen el clamor de las millones de voces que reclaman el fin de todos los secuestros en Colombia" y en que condenen el secuestro "como un delito de lesa humanidad" y exijan la liberación "inmediata y sin condiciones de todos los secuestrados".

"Cualquier silencio hoy o la justificación de se trato cruel no es coherente con los valores forjados por la humanidad", advirtió.

También dijo que Colombia se ofreció voluntaria para estar en el primer grupo de 16 países que serán sometidos al Examen Periódico Universal, el nuevo mecanismo de escrutinio a todos los estados que comenzará el próximo abril.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad