publicidad

Colombia afectado por minas

Colombia afectado por minas

En 2006, registró un total de 1,106 víctimas, en su mayoría militares, según el Informe Monitor de Minas Terrestres 2007.

Tres víctimas por día

GINEBRA - Colombia fue el país con más víctimas por minas antipersonales en 2006, un total de 1,106, según el Informe Monitor de Minas Terrestres 2007, que constata que en su mayoría son militares.

Si a nivel mundial el 75 por ciento de las 5,751 víctimas que se registraron en 2006 fueron civiles, en Colombia el 60 por ciento de los muertos y heridos por estos artefactos fueron militares.

Del total de 1,106 víctimas, 226 resultaron muertas y 880 heridas, a un promedio de tres víctimas por día, según el Informe Monitor de Minas Terrestres 2007, publicado por el Instituto de la ONU para la Investigación sobre Desarme (UNIDIR) y elaborado por cuatro destacadas ONGs, entre ellas Handicap International y Human Rigths Watch, que fue difundido en Ginebra.

Según sus autores, en Colombia, que se adhirió a la Convención sobre la Prohibición de Uso, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonales en 2001, son los grupos armados los que continuaron empleando minas terrestres en 2006.

"Las emplean las FARC, el ELN y las Autodefensas Unidas de Colombia (paramilitares), estos últimos especialmente en la región de Caquetá", dijo Sandra Velasco, directora de la investigación los países latinoamericanos en el Informe.

Velasco destacó el "importante esfuerzo" que ha hecho el gobierno colombiano para la limpieza de minas a pesar de la guerra, aunque subrayó que el desminado se ha hecho especialmente en torno a las bases militares, en las zonas bajo control gubernamental.

publicidad

En la actualidad, un total de 160 desminadores del Departamento de Desminado Humanitario de las Fuerzas Armadas llevan a cabo la tarea de limpieza.

A pesar de la mayoría de víctimas militares debido a las especiales circunstancias en Colombia, los civiles no escapan a estas peligrosas armas, y en muchas ocasiones "la población civil, que se ve desplazada por el conflicto, termina cayendo en los campos minados", afirma Velasco.

Por su parte, Fransiney Chaux González, sobreviviente de una explosión de mina y quien coordina la Campaña Colombiana contra las Minas terrestres en el Departamento de Caquetá, señaló la dificultad de acabar con estos artefactos pues, dijo "la mayoría de las minas allí son artesanales, muy baratas de producir".

Y lo que es peor, son muy atractivas y llamativas para los niños, por ejemplo, pues a veces están hechas con una simple lata de refresco a la que los menores dan una patada que puede ser mortal.

"Ayer mismo se registraron las últimas víctimas en Caquetá, dos niños de 10 y siete años, lo que eleva a 76 el número en lo que va de año", señaló González.

En caquetá, la tendencia colombiana se invierte, pues de ellas, 40 fueron civiles y 36 militares. El 20 por ciento fueron niños.

"El prolongado conflicto y el uso de minas ha creado una situación volátil en Colombia. En la actualidad hay miles de sobrevivientes con necesidades de por vida como resultado de sus heridas", señaló, por su parte, Katleen Maes, de Handicap International.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad