publicidad

Cisis política en Honduras

Cisis política en Honduras

El presidente Zelaya destituyó al jefe ddel ejército hondureño, pero la Corte Suprema ordenó su restitución.

Anularon despido

TEGUCIGALPA - Un día después de que el presidente Manuel Zelaya destituyera al jefe del Estado Mayor del ejército hondureño, cientos de tropas se desplegaron durante algunas horas en la capital, en medio de la tensión surgida por una consulta que promueve el mandatario para reformar la Constitución y permitir la reelección.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

En medio del rumor de una asonada militar, un portavoz dijo a la agencia AFP que los militares se volcaron a las calles por instrucciones del alto mando de las Fuerzas Armadas para prevenir disturbios que se anunciaban en apoyo al presidente Manuel Zelaya.

Entre tanto, la Corte Suprema de Justicia anuló el despido del jefe militar y ordenó su restitución inmediata.

"Se hicieron algunas movilizaciones muy temprano de la mañana porque se tenía información que algunos grupos querían causar disturbios y eso se puede hacer como una bola de nieve", afirmó el teniente coronel Ramiro Archaga, portavoz oficial.

Los militares fueron desplazados en "varios lugares donde se tenía información que iban a llegar los grupos", indicó Archaga.

Desde el Primer Batallón de Infantería, situado a 5 km al oeste de la capital, los militares se desplegaron en los alrededores de la Casa Presidencial y en el aeropuerto Toncontín, según medios locales.

Organizaciones populares e indígenas apoyan a Zelaya en su propósito de llevar a cabo una encuesta donde se interrogará a la ciudadanía sobre si aceptaría una convocatoria a reformar la Constitución.

publicidad

La mayoría se opone

Con excepción de las organizaciones populares de izquierda, todos los sectores se oponen públicamente a la consulta, que fue declarada ilegal por la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia.

En vista de ello, los altos mandos militares se han negado a distribuir las urnas y el material para la realización de la encuesta.

En represalia, Zelaya destituyó la noche del miércoles al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Romeo Vásquez, y aceptó la renuncia del ministro de Defensa, Edmundo Orellana.

Asimismo, renunciaron los comandantes de las demás ramas de las Fuerzas Armadas, Ejército, Naval y Aérea, en solidaridad con sus mandos destituidos.

Ante el despliegue militar en la capital, los rumores de un eventual golpe de Estado para destituir a Zelaya se han incrementado entre la población.

Reunión de urgencia

El Congreso convocó una reunión de urgencia para este jueves para evaluar la situación.

Zelaya, en un claro desafío al Tribunal Supremo Electoral, la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia, así como el Parlamento que aprobó una ley contraria a la iniciativa, tiene previsto consultar a los ciudadanos este domingo sobre si están de acuerdo en que se someta a referendo la reforma de la Constitución.

En el caso de que el mandatario reciba la luz verde, su proyecto es instalar una cuarta urna en las elecciones generales del 29 de noviembre para que los ciudadanos decidan si se convoca a una asamblea constituyente para redactar la la nueva Carta Magna.

publicidad

Zelaya, que ha virado al conservador Partido Liberal (PL) a la izquierda, integrándose a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), termina su periodo presidencial de cuatro años el 27 de enero próximo.

El presidente argumentó la noche del miércoles que los cambios en la Constitución serán para que "la democracia no esté en manos de unos pocos", en consonancia con su discurso en el que denuncia que el control del gobierno lo tienen los influyentes grupos de poder.

Sin embargo, muchos críticos creen que la intención del presidente es ampliar su periodo presidencial, con asesoría de miembros del ALBA, para garantizar su continuidad en el poder a fin de implantar un modelo socialista.

Restituyen jefe militar

La Corte Suprema de Justicia de Honduras ordenó este jueves, por unanimidad, la restitución en su cargo del jefe del Estado Mayor Conjunto, Romeo Vásquez, que había sido destituido el miércoles por el presidente Manuel Zelaya.

La determinación la adoptaron de manera unánime los 15 magistrados de la Corte Suprema, a la cual la fiscalía había pedido pronunciarse sobre el caso.

El alto tribunal calificó de "arbitraria" la medida del mandatario.

"Al general Vásquez se (le) violaron sus garantías constitucionales y debe asumir de nuevo el puesto", dijo en conferencia de prensa el presidente de la Corte Jorge Rivera. "Y nuestra decisión ya se comunicó al presidente para que la ejecute".

publicidad

Advirtió que Vásquez "está de nuevo en su cargo, está reintegrado y no cabe que el presidente nombre a otra persona en el puesto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad