publicidad

Cierran mesas de votación en Honduras

Cierran mesas de votación en Honduras

Las mesas receptoras de votos de las elecciones en Honduras cerraron hoy a las 17.00 horas locales (23.00 GMT).

A la espera de resultados

TEGUCIGALPA, Honduras - Las mesas receptoras de votos de las elecciones en Honduras cerraron hoy a las 17.00 horas locales (23.00 GMT), una hora más tarde de lo previsto, porque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió prorrogarlas por la afluencia de votantes.

Las elecciones se han celebrado en aparente normalidad, según observadores locales y extranjeros invitados a un proceso que no ha sido reconocido por la mayoría de la comunidad internacional.

En un comunicado leído en las radios y televisiones del país por el magistrado secretario del TSE, Enrique Ortez, el organismo indicó que la votación se prorroga hasta las 17.00 horas (23.00 GMT).

El TSE advirtió a los medios de comunicación, al prorrogar las votaciones durante una hora, que no pueden dar resultados, incluyendo encuestas a pie de urnas, antes de las 19.00 horas locales (01.00 GMT del lunes).

El cierre de las urnas estaba previsto para las 16.00 horas (22.00 GMT), pero se prolongó una hora para que los ciudadanos que no han votado puedan hacerlo, lo mismo que los que residen en las seis ciudades de EU aptos para ejercer el sufragio: Nueva York, Washington, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans y Houston.

El TSE también advirtió a los medios de comunicación que "no podrán divulgar ningún tipo de resultado, incluyendo las encuestas a pie de urnas, antes de las 19.00 horas" (01.00 GMT).

publicidad

Quienes contravengan esa disposición serán sancionados con una multa económica, según la resolución del organismo electoral.

Las elecciones, que no tienen el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional, se han celebrado en aparente normalidad, con mucha afluencia de votantes, según algunos observadores locales y extranjeros, mientras que el depuesto presidente, Manuel Zelaya, dijo que el abstencionismo es del 65%.

Según Zelaya y el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, quienes no reconocen las elecciones, el proceso es ilegal porque se produce después de que en el país se haya roto el orden constitucional con su derrocamiento, el 28 de junio pasado.

Manifestación al cierre

El único incidente reportado hasta el cierre de la jornada electoral fue una manifestación de un millar de simpatizantes del presidente derrocado Manuel Zelaya, la cual fue disuelta con gases lacrimógenos y chorros de agua a presión en San Pedro Sula, la segunda ciudad del país, a unos 180 kilómetros al noroeste de Tegucigalpa. Estaba prohibido realizar actividades de este tipo durante las elecciones.

Con la misión de dispersarlos, las autoridades lanzaron el agua y los gases, y algunos manifestantes contraatacaron lanzando objetos contundentes. En el choque un camarógrafo de prensa recibió una pedrada en la cabeza y al menos otra persona tenía manchas de sangre en la ropa, constató la AP.

publicidad

El favorito de las encuestas, Porfirio Lobo, candidato del Partido Nacional, votó en su ciudad natal de Juticalpa, una localidad ubicada al este de la capital. Elvin Santos, candidato presidencial del Partido Liberal, votó en Tegucigalpa.

Con los comicios, el gobierno de facto espera zanjar la crisis política desatada por el derrocamiento de Zelaya el 28 de junio. Pero el líder depuesto llamó a la población a abstenerse de votar por considerar el proceso electoral ilegítimo.

"Tiene que repetirse el proceso electoral. Estados Unidos (cuyo gobierno lo avaló) tiene que rectificar... tiene que darse cuenta de que el proceso debe ser anulado", dijo Zelaya en entrevista con la AP desde la embajada de Brasil, donde está confinado desde el 21 de septiembre tras volver al país subrepticiamente.

Al momento de cerrar las urnas, Zelaya emitió un comunicado en que sostuvo que con base en información "estadística, técnica y científica de más de 1.400 puntos en los departamentos que representan el 80% de la población, el abstencionismo oscila en el 65%".

De esa cuenta, dijo, "como presidente de los hondureños declaro este proceso ilégitimo y debe ser anulado y reprogramado en un estado de derecho".

Unos 16.000 militares, 14.000 policías y un contingente de 5.000 reservistas velaron por la seguridad en los comicios. Hasta el incidente en San Pedro Sula, la jornada pareció transcurrir con normalidad. En Tegucigalpa se observaron caravanas con banderas y fotografías de los candidatos recorriendo las calles con bullicio.

publicidad

El 2 de diciembre el Congreso debatirá si reinstala a Zelaya en el poder, ante lo cual el gobernante depuesto advirtió que de darse así, "no acepto la restitución. Sería avalar el golpe de Estado y la farsa electoral, sería perder mi dignidad y mi honor, que es lo que me queda en esta vida".

Tras la crisis

El proceso electoral se ha celebrado con un país aún en crisis política, debido al golpe de Estado del 28 de junio pasado, por el que Manuel Zelaya fue sacado de la presidencia y del país, tras lo cual el Congreso nombró presidente a Roberto Micheletti.El padrón electoral para los comicios de hoy es de 4.6 millones de personas, de las que un millón, que viven en el exterior, también pueden votar.El TSE aseguró hacia las 15.30 horas (21.30 GMT) que ha habido una masiva afluencia de "ciudadanos y ciudadanas en diferentes centros de votación".El depuesto Manuel Zelaya, que está refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 21 de septiembre, ha afirmado que el abstencionismo va a superar el 50 por ciento.El Frente de Resistencia al golpe, que apoya el regreso de Zelaya al poder, llamó a boicotear las elecciones, que estaban convocadas desde antes del golpe.El favorito, según los sondeos, es el candidato del opositor Partido Nacional, Porfirio Lobo, y en segundo lugar en intenciones de voto está Elvin Santos, candidato del Partido Liberal, al que pertenecen tanto Zelaya como Michelett.Además de presidente y vicepresidentes los hondureños eligieron parlamentarios e integrantes de corporaciones locales.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad