publicidad
.

Chilenos se organizan para ir en ayuda de las miles de víctimas del terr...

Chilenos se organizan para ir en ayuda de las miles de víctimas del terremoto

Chilenos se organizan para ir en ayuda de las miles de víctimas del terremoto

En camiones, automóviles y camionetas, chilenos se movilizan hacia la zona devastada por el terremoto para ayudar.

País solidario

CONCEPCION - En camiones, automóviles y camionetas, chilenos provenientes de todos los rincones del país se movilizan hacia la zona devastada por el terremoto del sábado para ayudar a sus hermanos damnificados por la peor tragedia en ese país sudamericano en los últimos 50 años.

Don Francisco, por su parte, encabezará este viernes en Santiago la teletón, ' Chile ayuda a Chile', para recaudar fondos que serán destinados a los cientos de miles de damnificados.

"Nunca en toda mi visa había visto algo como esto", dijo vía telefónica un emocionado Mario Kreutzberger, Don Francisco, al programa Buenos Días a Todos de Televisión Nacional de Chile (TVN) . "Somos un país solidario y vamos a salir de esto" como lo hemos hecho en otras tragedias similares, dijo el animador del programa Sábado Gigante , que transmite la cadena Univision en Estados Unidos.

La solidaridad manifestada por Don Francisco se aprecia en carreteras y caminos rurales de las regiones de Maule y Bío-Bío, las más castigadas por el potente sismo de 8.8 grados y el posterior maremoto o tsunami que arrasó unos 300 kilómetros de costa, donde se ubicaban centenares de caletas, balnearios y pueblos.

Un hombre a bordo de una camioneta doble cabina entrevistado por TVN explicó que la carga que llevaba en el vehículo fue recolectada por los vecinos del condominio donde vive en las afueras de Santiago. "Traemos plata (dinero), pañales, comida, agua y velas. Vamos a Constitución, donde hay mucha necesidad, y mañana regresaremos con un camión", prometió.

publicidad

Daños millonarios

No lejos de ahí familias movilizadas en todo tipo de vehículos llevan cargas de esperanza consistentes en pañales, velas, comida enlatada y leche para bebés.

La presidenta Michelle Bachelet dijo el miércoles que los daños estimados superan los $30 mil millones y reiteró un llamado a la población a ser solidarios con los damnificados por el sismo.

El gobierno de Santiago reconoció que hubo errores en la respuesta inicial ante la tragedia y dijo que la magnitud del terremoto es tal que los daños son considerables, pero con la ayuda del sector privado, las Fuerzas Armadas y la colaboración internacional se está haciendo frente a la dramática situación en la que se encuentran 2 millones de chilenos.

"Tengo confianza porque Chile se va a poner de pie", subrayó Bachelet. "Quisiera decirle la gente que tenga confianza en el siguiente sentido: que se está trabajando con todo esfuerzo, con todo compromiso para llegar a los lugares más remotos, que tenga comprensión, puesto que no se logra con nuestra geografía llegar de inmediato a todas partes. Se están haciendo esfuerzos enormes por vía aérea, terrestre y marítima. Y que tengan confianza en Chile, porque Chile se va a poner de pie", declaró.

No hay escasez

Simultáneamente, tanto el gobierno aseguraron que en el país no habrá desabastecimiento y lanzaron un llamado para que la gente no se desespere y no acuda a los supermercados a comprar en exceso.

publicidad

"Hay suficiente combustible, no hay riesgo de desabastecimiento", reiteró la mandataria. Agregó que el gobierno no tolerará el pillaje y los saqueos, y que las personas que sean detenidas por las autoridades y acusadas de estos delitos serán sancionadas con todo el peso de la ley.

La noche del lunes, en Talcahuano, otra de las zonas afectadas por el terremoto, pobladores cuidaron sus barrios armados con cadenas, palos y hachas para enfrentar a cualquier intruso que se atreva a robarles.

Cientos de los sobrevivientes del poderoso sismo del sábado se organizaron en patrullas ciudadanas y cerraron sus cuadras con barricadas para proteger sus casas de los saqueadores.

Actos de pillaje

Con la policía saturada por los incidentes de pillaje y la demora de los militares para restaurar el orden, los habitantes se hicieron cargo de su propia seguridad.

"Aquí nos cuidamos solos", dijo María Cortés, de 51 años, que vigilaba la Población Libertad, un complejo de monobloques de dos pisos en una zona industrial del puerto de Talcahuano, donde viven unas 2,000 personas.

Otros dicen que la necesidad los obligó a dejar sus casas en busca de agua y comida, y que al regresar descubrieron que les habían robado lo poco que les quedaba.

Buenas noticias

Si bien las imágenes transmitidas en vivo el domingo por TVN, en las que se observó a cientos de personas saqueando supermercados y farmacias en la ciudad de (la Inmaculada) Concepción, Don Francisco pidió desde el aeropuerto de Johanesburgo, en Sudáfrica, que los medios no emitan este tipo de imágenes sino que recalquen el valor y la solidaridad de un pueblo que se ha puesto de pie para ayudar en la recuperación y la reconstrucción del país.

publicidad

"Necesitamos 30 mil casas como mínimo para ayudar a las familias que lo perdieron todo", dijo Don Francisco. "Vamos a conseguirlo, vamos a salir de esta".

La cifra oficial de muertos llegó el miércoles a 799, mientras que se desconoce el número de desaparecidos, pero tanto gobiernos municipales como el gobierno central coinciden en que son "muchos".

"Todos juntos tenemos que trabajar para sacar a nuestro país adelante", dijo Bachelet a la Radio Cooperativa. "Tengan confianza en Chile. Chile se va a poner de pie", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad