publicidad

Chávez y Correa abogaron por acelerar integración y avanzar en nexo bilateral

Chávez y Correa abogaron por acelerar integración y avanzar en nexo bilateral

Los presidentes de Venezuela y Ecuador abogaron por concretar los avances de la relación bilateral entre ambos.

Comparten el socialismo

CUMANÁ, Venezuela - Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, abogaron por acelerar la integración latinoamericana y concretar los avances de la relación bilateral mediante los convenios sellados entre sus países.

"No hay tiempo que perder. América Latina no tiene un segundo más que perder. Por eso estamos aquí", dijo Correa, en el encuentro bilateral con Chávez en la ciudad de Cumaná, en el oriente de Venezuela.

El mandatario ecuatoriano aseguró que los lazos bilaterales "están mejorando, pero hay mucho por hacer" y afirmó que "el socialismo debe ser sinónimo de justicia, pero también de eficiencia".

En la reunión, que tuvo lugar en el Castillo de San Antonio, una fortificación costera en Cumaná, a unas 250 millas al este de Caracas, las delegaciones de ambos países revisaron el progreso de los convenios ya sellados y de los procesos de complementación en áreas como la energética y la alimentaria.

Convenios sellados

El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, indicó que ambos países han firmado 35 instrumentos de cooperación, aunque agregó que algunos de ellos no han pasado a concretarse.

Dijo que para avanzar más rápidamente en la implementación de lo acordado se estableció que los ministros de planificación hagan evaluaciones mensuales para solventar los obstáculos que puedan dificultar el avance.

publicidad

También anunció que se incorporarán a la agenda bilateral otros asuntos como el migratorio, el de la creación del fondo de compensación para el comercio exterior y el de la lucha contra el narcotráfico.

Por su parte, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, alentó a que se "tomen decisiones" para el buen progreso de los proyectos en marcha y no permitir su estancamiento.

Maduro destacó la importancia de la inminente creación de un fondo bilateral de $200 millones y valoró positivamente el fuerte incremento de las importaciones de productos alimenticios ecuatorianos, que en 2008 alcanzaron un valor de $1,050 millones.

En el encuentro bilateral, que concluyó poco antes de las 20:00 hora local (00:30 GMT), con varias horas de retraso sobre el programa inicial, no se firmaron nuevos acuerdos, indicaron fuentes ecuatorianas.

Juntos en el ALBA

Correa, que llegó el lunes por la tarde a Venezuela, se dirigió directamente al aeropuerto de Cumaná en un vehículo conducido por Chávez, quien lo despidió en la pista antes de que emprendiera el viaje de regreso a su país.

El presidente ecuatoriano, que ayer participó con sus colegas de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) en un "acto de masas" con motivo de la conmemoración de los diez años de Gobierno de Chávez, viajó a Cumaná, cuna del prócer José Antonio de Sucre, el "Gran Mariscal de Ayacucho".

publicidad

En esta ciudad y en la fecha aniversario del nacimiento del prócer independentista de Ecuador, hace 214 años, Correa y Chávez, a los que se unió el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, colocaron una ofrenda floral ante una estatua ecuestre de Sucre.

En una intervención ante numerosos partidarios de Chávez que asistieron al acto, los tres mandatarios coincidieron en afirmar que los procesos de cambios "revolucionarios" en sus países "jamás darán un paso atrás".

Correa fue condecorado con la Orden Gran Mariscal de Ayacucho por el gobernador del estado de Sucre, el oficialista Enrique Maestre, quien destacó el carácter bolivariano de su gestión en Ecuador.

Pueblos invencibles

Tras recibir la distinción, Correa expresó que "Sucre está resucitando, porque resucitan los pueblos latinoamericanos con revoluciones que buscan una América para todos los americanos".

"Los pueblos latinoamericanos seguiremos invencibles (...) ¡la revolución latinoamericana jamás dará un paso atrás y venceremos!", declaró Correa, en un eufórico discurso y ante los aplausos de los asistentes .

El gobernante ecuatoriano aseguró que la "revolución bolivariana" de Chávez ha demostrado que "es irreversible" y que "Venezuela nunca más volverá a ser patio trasero de nadie".

publicidad

A su vez, Chávez, que le obsequió a su colega y aliado de Ecuador dos libros del "Gran Mariscal", afirmó que solo los procesos de cambio que se desarrollan en sus dos países y otros de la región, entre los que mencionó a Nicaragua y Bolivia, garantizan la "ruptura de las cadenas del coloniaje".

"No hay marcha atrás, esta revolución (venezolana) llegó para quedarse para siempre, porque es la única vía para la salvación de los pueblos (...) para crear la sociedad de iguales, la sociedad socialista del siglo XXI", declaró el mandatario venezolano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad