publicidad

Chávez insiste en socialismo

Chávez insiste en socialismo

Los venezolanos le dijeron no al presidente Hugo Chávez en las urnas, pero el mandatario no se rinde y advierte que seguirá.

El discurso sigue

CARACAS, Venezuela - Humillado por su primera derrota electoral, el presidente Hugo Chávez declaró este lunes que su proyecto de reforma radical a la constitución de Venezuela era demasiado ambicioso. "Entiendo y acepto que mi propuesta era profunda e intensa", dijo tras perder en el referendo por un margen del 2%.

"Por ahora no pudimos", admitió en conferencia nacional una vez que el Consejo Nacional Electoral anunció la victoria del NO a su reforma. Chávez utilizó la misma frase con la que dejó las armas tras ser detenido al intentar dar un golpe de estado en febrero de 1992. "Por ahora, dejamos la armas".

La abrumadora estrategia de comunicaciones que desplegó el autodenominado 'gobierno bolivariano' de Chávez, como en anteriores triunfos sobre la oposición -para vincular su popularidad con el objetivo de lograr la aprobación de su reforma constitucional en un referendo- no rindió esta vez los resultados esperados, que eran ampliar sus poderes, eliminar los limites a su reelección y establecer un estado socialista.

Los opositores, después de una larga cadena de derrotas desde que Chávez fue elegido por primera vez en 1998, finalmente saborearon el triunfo ante el mandatario, que se mostró invencible hasta los resultados adversos del referendo que fueron anunciados la madrugada del lunes.

Chávez, de 53 años y en su tercer mandato que concluye en enero de 2013, perdió en su aspiración de postularse nuevamente como candidato en 2012 y en futuras ocasiones.

publicidad

El gobernante había dicho que pretendía permanecer en el poder hasta que "se me seque el último hueso de mi esqueleto", con el argumento de que bajo el mando de otro timonel "el buque (Venezuela) se puede hundir".

A qué dijeron NO

Chávez propuso modificar 69 de los 350 artículos de la constitución, extender el periodo presidencial de seis a siete años, y obtener poderes que le permitieran trazar nuevas divisiones territoriales y designar funcionarios al frente de las nuevas provincias y ciudades.

La oposición denunció que estos cambios eran tiránicos porque dejaría al margen a las autoridades elegidas que no fuesen sus aliadas.

La enmienda, además, privilegiaba la propiedad colectiva sobre la privada y derogaba una norma constitucional que impide la detención de ciudadanos sin cargos durante un estado de excepción.

Asimismo, facultaba al estado a ocupar propiedades antes de la sentencia firme de un proceso judicial de expropiación.

El anuncio oficial

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la madrugada del lunes que, con el 88 por ciento de las mesas de votación escrutadas, la opción del NO -contra la reforma- logró el 50.70 por ciento, contra el 49.29 por ciento del Sí.

La autoridad electoral reportó una abstención del 44.11 por ciento.

Chávez se encuentra frente a la gran interrogante de si podrá seguir en su empeño de encaminar a Venezuela hacia el socialismo, como reiteró poco después de conocer el resultado oficial del referendo.

publicidad

Qué dijo Chávez

En su primera reacción a los resultados, Chávez afirmó que seguirá en su empeño de encaminar a Venezuela rumbo al socialismo.

"Nosotros seguimos en la construcción del socialismo en el marco que nos da esta constitución (vigente)", dijo el mandatario el lunes en un mensaje a la nación.

En lo referente al socialismo "esta propuesta sigue viva".

"Por ahora no pudimos", señaló el mandatario. La frase de "por ahora" hizo célebre a Chávez al expresarla cuando con el rango de teniente coronel fracasó en el intento por derrocar al entonces presidente Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992.

"Nosotros seguimos en la construcción del socialismo en el marco que nos da esta constitución (vigente)", insistió el mandatario.

Qué busca Chávez

Chávez, que impulsó una nueva constitución en 1999, sostiene que la constitución debe ser modificada para dirigir a Venezuela por un camino distinto al capitalismo y romper con sus estructuras que –considera- se han traducido en pobreza.

La propuesta de enmienda -dividida en los bloques llamados A y B- fue rechazada por 4.5 millones de votos (50.7 por ciento) y 5.05 millones de votos (51.05 por ciento), respectivamente.

Los votos por el Sí fueron de 4.37 millones (49.29 por ciento) y 4.33 millones (48.94 por ciento).

publicidad

"No significa que el camino se ha cerrado, para nada, y los invito a todos a construir el socialismo... en el marco de está constitución y con la velocidad que ella nos permite", afirmó Chávez, aunque de momento se desconoce si el respaldo a su gestión sigue intacto.

El factor abstención

Si bien los venezolanos rechazaron por estrecho margen la reforma constitucional, entre la gran parte del electorado que se abstuvo de participar hay numerosos simpatizantes del presidente, quienes apenas un año antes lo ayudaron a ganar la elección por una mayoría avasallante.

"Alguien decía que la abstención nos favorecía a nosotros, y que nosotros jugamos a la abstención. Fue todo lo contrario, la abstención nos derrotó, estos millones de venezolanos que hace un año votaron, bueno, no fue a votar", lamentó el gobernante.

Chávez fue reelegido en diciembre del 2006 con 7.161.637 votos, equivalentes al 62.89 por ciento. Entonces se reportó una participación cercana al 75 por ciento, una de las más altas en los últimos 13 años.

Sus adversarios atribuyen la merma del capital electoral de Chávez a que muchos venezolanos temen que pudiera convertirse en otro Fidel Castro, su amigo y aliado cubano a quien suele llamar "padre" y "hermano".

"Alto y claro"

"Creo que el pueblo venezolano, incluyendo al pueblo chavista, habló alto y claro, le dijo no a está pretensión totalitaria", dijo el alcalde del municipio capitalino de Chacao y dirigente opositor Leopoldo López.

publicidad

El mandatario es muy popular entre la mayoría pobre del país que lo ve como su salvador porque ha distribuido más que cualquier otro presidente la riqueza del petróleo entre los desposeídos.

"Los venezolanos que queremos más democracia, rechazamos las intenciones de un hombre de ser presidente de por vida, rechazamos la idea de enrolarnos en un modelo socialista. No creemos que Cuba, como dice el presidente, sea un ejemplo digno de imitar", añadió López. "Ojalá Chávez escuche al pueblo".

Por decreto

Pese a que ya no tendrá una carta magna a la medida para acelerar su llamada "transición al modelo socialista", el gobernante todavía cuenta con una ley habilitante o especial que lo facultad a legislar por la vía de decretos-ley durante un año y medio en distintos ámbitos.

La ley habilitante le fue otorgada a principios de año por la Asamblea Nacional, dominada casi en su totalidad por políticos leales al mandatario.

"Debemos estar en alerta ante la posibilidad de imponer estos cambios por una vía distinta, como por ejemplo las leyes habilitantes", advirtió el general retirado Raúl Baduel, ex ministro de Defensa y por mucho tiempo íntimo amigo del presidente.

Baduel, que fue clave en el regreso de Chávez al poder tras la asonada en su contra en el 2002, sorprendió cuando repentinamente consideró a las reformas constitucionales como un virtual "golpe" e instó a la población a rechazarla en el referendo.

publicidad

Camino por delante

Los líderes de la oposición, en tanto, parecen estar conscientes de que aún hay mucho camino por andar.

"Todavía hay por delante muchas batallas que ganar; pero al menos logramos ahora ponerle fecha limite al gobierno de Chávez, enero del 2013", dijo Yon Goicochea, uno de los líderes del movimiento universitario que recientemente se convirtió en el motor de la oposición contra el proyecto de reforma.

A su vez, el líder opositor Leopoldo López afirmó el lunes que "es el momento" de que se encuentren "todos los venezolanos", en su primera reacción tras ganar el "no" a la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez.

"Gana la democracia", dijo López, alcalde del municipio caraqueño de Chacao, un de los cinco que integran Caracas, y miembro del partido Un Nuevo Tiempo (UNT).

Gritos de júbilo

"A partir de ahora, lo que tiene que ganar es la paz, la inclusión (...) Le doy gracias al presidente por reconocer la victoria", dijo el dirigente opositor en medio de gritos de júbilo de los partidarios del "no" a la reforma.

Con esta victoria "todos los venezolanos cabemos en un mismo proyecto de país", agregó López.

"Aquí no ganó la oposición, aquí se decidía entre la democracia y un socialismo autoritario. También gente del presidente decidió votar no", argumentó López.

publicidad

Asimismo, criticó que Chávez tratase de hacer un "plebiscito" de la consulta popular en torno a la reforma constitucional, que afectaba a 69 de los 350 artículos de la Carta Magna de 1999.

"Y al final, lo perdió", señaló en la sede del Bloque del No en la capital venezolana.

Critican aislamiento

López también rechazó la gestión internacional del mandatario venezolano, que sólo "nos ha llevado al aislamiento internacional".

"Hay que sacar el ruido internacional: no se trata de (el presidente estadounidense George W.) Bush ni de (el líder cubano Fidel) Castro, ni de Evo Morales (el gobernante de Bolivia), se trata de Venezuela", dijo López.

A pesar de la victoria del Bloque del NO, "los venezolanos amanecerán mañana con un mismo presidente, una misma Asamblea", recordó el alcalde de Caracas, e instó a "encontrarnos todos alrededor de los problemas de los venezolanos".

"Queremos sentarnos a hablar con el presidente de los problemas del país", señaló.

Respecto a la campaña del referendo, López afirmó que había sido "un camino difícil", y que la victoria del "no" da la palabra a los venezolanos que querían "la paz y la inclusión".

Positivo, dice EU

Un funcionario estadounidense de alto rango dijo el lunes que la derrota de la reforma constitucional del presidente Hugo Chávez es una victoria de los venezolanos que desean preservar la democracia e impedirle un poder irrestricto al mandatario.

publicidad

El electorado rechazó por estrecho margen el domingo los cambios constitucionales que planteó Chávez para lograr la reelección indefinida e imponer un sistema socialista en Venezuela. Tras la derrota, Chávez no puede buscar la reelección en el 2012 para un cuarto mandato.

"Debo decir que esto fue una noticia positiva. Es considerado como una victoria de los ciudadanos de Venezuela", dijo el secretario adjunto de Estado Nicholas Burns a periodistas en Singapur.

"Doble estándar"

Entretanto, la embajada de Venezuela en Estados Unidos acusó a Washington de tener un "doble estándar" en un comunicado emitido por la representación diplomática, el cual se refirió a las declaraciones del subsecretario del departamento de estado, Nicholas Burns, y el portavoz del consejo nacional de seguridad, Gordon Johndroe.

Ambos expresaron "su júbilo por el resultado del referendo en lugar de emanar una disculpa y reconocer la transparencia del sistema electoral y la dinámica de la democracia participativa en Venezuela", indicó el comunicado.

"Estas expresiones ponen en evidencia el doble estándar con el cual se juzga al sistema electoral venezolano", señaló la representación diplomática.

"Sólo se le alaba si los resultados se ajustan a la política exterior de EU en lugar de si dicho sistema electoral cumple de manera efectiva las funciones para con los votantes de Venezuela", agregó.

publicidad

El documento también se refirió a comunicados de "varios funcionarios de Estados Unidos" que intentaron "hacer ver que el resultado del referendo estaba ligado a una supuesta desaprobación del Gobierno".

"Dicha opinión es una clara expresión del intervencionismo estadounidense en asuntos internos de Venezuela y se contrapone a la posición asumida por otros gobiernos y observadores internacionales", advirtió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad