publicidad

Chávez, ahora de "telepredicad

Chávez, ahora de "telepredicad

El presidente venezolano exhortó a la feligresía católica a que repudien el capitalismo como sistema social.

'Telepredicación'

CARACAS - En una faceta hasta ahora desconocida, la de 'telepredicador', el presidente venezolano Hugo Chávez exhortó a los fieles católicos a repudiar al capitalismo como "sistema social" y les pidió sumarse a la construcción de un modelo socialista en América Latina.

La alocución televisiva de más de tres horas comenzó después del mediodía del jueves a través de una cadena nacional desde el Palacio de Miraflores, en el curso de la cual también conversó vía telefónica, con Fernando Lugo, y saludó la decisión del Papa Benedicto XVI de conceder una dispensa al presidente electo de Paraguay para que cuelgue la sotana y se dedique a gobernar ese país.

En su "telepredicación", Chávez dijo que "hay que inyectar valores a las nuevas generaciones contra las enfermedades morales de la sociedad, que todas tienen una misma razón: el capitalismo".

El mandatario, cuyo gobierno subsidia por convenio a 619 de los 812 colegios católicos que funcionan en el país, les recordó a los miembros de la AVEC que "hay que rescatar los valores de Cristo: solidaridad, justicia e igualdad".

"Y esos no son los valores del capitalismo. No. Son los valores del socialismo", dijo Chávez al proclamar la necesidad de que la feligresía católica se sume a la lucha a favor del modelo social que él pregona.

publicidad

"Nos tiene locos"

"El capitalismo nos tiene locos. Tenemos que vivir con un poquito más de calma" y tomar el "camino del socialismo". "Es el reino del amor, de la paz y de la justicia, el camino que Cristo vino a anunciar al mundo", sostuvo ante su auditorio.

Chávez se comprometió a continuar concediendo subsidios a los colegios católicos y permitir que la formación educativa se mantenga a bajo costo, además de dar acceso a las clases sociales menos privilegiadas.

El mandatario convocó a los católicos a sumarse a un programa que denominó "Misión Cristo", cuyo objetivo es "pobreza y miseria cero" en el país.

"Venezuela sin miseria, sin pobreza. Esto sólo es posible por el camino socialista. No hay otro", sentenció.

Tras hablar con Lugo, Chávez interpretó la Biblia en su peculiar manera. "El cielo no existe, no hay nada más arriba de las nubes", dijo después calificar a Cristo de antiimperialista, por luchar contra el Imperio Romano.

"El infierno está aquí en la Tierra", concluyó Chávez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad