publicidad

Castro dijo que España no fue invitada a Washington por actitud rencorosa de Bush

Castro dijo que España no fue invitada a Washington por actitud rencorosa de Bush

Fidel Castro afirmó que España no ha sido invitado a la cumbre de Washington por la "actitud rencorosa" del mandatario de EU.

Retiro de Irak

LA HABANA - El ex presidente cubano Fidel Castro afirmó que el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha sido invitado a la cumbre de Washington sobre la crisis financiera internacional por la "actitud rencorosa" del mandatario de Estados Unidos, George W. Bush.

Rodríguez Zapatero "no ha sido oficialmente invitado a la cumbre en Washington por la actitud rencorosa de Bush, que no le perdona el retiro de las tropas españolas de Irak", señala Castro en un artículo de reflexiones difundido hoy en el sitio web cubadebate.cu.

La cumbre ha sido convocada por la Casa Blanca para el 14 y 15 de noviembre en Washington, y en ella participarán sólo los miembros del G-20, formado por la Unión Europea, los siete países más industrializados del mundo y otros en desarrollo como Rusia, China e India, además de Argentina, México y Brasil.

Castro, de 82 años, señala en su "reflexión", titulada el "analfabetismo económico", que "hay disputas acerca del lugar y la reunión donde debe adoptarse un nuevo sistema financiero que ponga fin al caos y la ausencia total de seguridad para los pueblos".

"Existe gran temor de que los países más ricos del mundo, reunidos con un grupo reducido de países emergentes golpeados por la crisis financiera, aprueben un nuevo Bretton Woods ignorando al resto del mundo", agrega.

publicidad

"Peligro de egoísmos sociales"

El líder cubano, convaleciente de una grave enfermedad desde julio de 2006, hace referencias en su artículo a las intervenciones de varios jefes de Estado europeos en la reunión de la Asociación de Naciones Europeas y Asiáticas (ASEM que acaba de finalizar en Pekín, así como de otras personalidades.

Castro subraya "el peligro de que los egoísmos sociales y nacionales prevalezcan por encima de los deseos de muchos políticos y estadistas angustiados ante el fenómeno" de la crisis financiera internacional.

"No tienen la menor confianza en el propio sistema del que surgieron como hombres públicos", añade.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad